¿Qué es y cómo funciona el “Wellness-tertainment”? DicZionario

El wellness es una tendencia de la que cada vez oímos hablar más. Se trata de apostar por el bienestar y trabajar cuerpo y mente como una conjunción necesaria para sentirnos mejor y más felices.

La industria asociada a este concepto está viviendo una época dorada. Según el estudio ‘Build Well to Live Well’ presentado por el Global Wellness Institute en enero, el sector está en plena expansión y, en el año 2022, podría alcanzar un desarrollo global de hasta 180.000 millones de dólares. Su crecimiento está siendo de un 6,4% a nivel anual . Pero wellness es, en sí mismo, un concepto que engloba y se ramifica en muchos más puntos. Hoy queremos tratar un término que deriva de esta idea: el wellness-tertainment.

Definición de wellness-tertainment

El wellness-tertainment aúna los conceptos de bienestar y entretenimiento. Es decir, hablamos de un consumidor que se cuida, que apuesta por su salud, pero que lo hace de una manera divertida, alegre y, por supuesto, social.

Se aleja así la idea de sacrificio que ha podido ir ligada durante años al concepto de llevar un estilo de vida saludable. Algo que podía marcar duras sesiones de entrenamiento físico o la asunción de estrictas dietas alimentarias. El wellness ha supuesto una evolución de todo ello. El bienestar pasa, en primer lugar, por el optimismo que ha de impulsar a ese usuario cuando decide adoptar unos hábitos de vida más saludables. Sentirnos mejor a través de actividades lúdicas, culturales, relajantes, es un paso más allá. Por ello, la apuesta por este tipo de cultura del bienestar enfocada en el ocio, puede ser fundamental para las marcas.

Hacemos referencia a muchos conceptos que siempre citamos al hablar del nuevo consumidor y a esos hábitos de compra que le empoderan frente a la marca. Ese usuario está cada vez más concienciado y capacitado. Sus fuentes de información se extienden, no sólo hacia las ventas más clásicas que nos traen los medios de comunicación tradicionales, sino también a lo que pueden contarles esos influencers que tan importantes son para el mundo de lo digital.

El consumidor se ha vuelto consciente y exigente. Reclama un brand activism por parte de sus marcas, es responsable, por ejemplo, de cara al medioambiente o al planeta. Y, de la misma forma, se da cuenta de que su bienestar personal se convierte en un sinónimo de salud. Cuidar su alimentación, su cuerpo, sus relaciones familiares y sociales y, por supuesto, nutrir al espíritu con actividades que le reporten paz, tranquilidad, alegría…

Una marca que apuesta por el wellness-tertainment logrará así conectar con las necesidades primarias del consumidor 2.0. Este sentirá que la marca se preocupa por él, por sus gustos, por sus elecciones vitales. Ello contribuye de manera crucial a mejorar la imagen de marca que tiene el consumidor, a la que verá más cercana y a la que, sin duda, regresará una y otra vez para colmar de nuevo sus expectativas. Con lo que se realiza un destacado trabajo de fidelización.

El desarrollo marketero del wellness-tertainment está ligado, por ejemplo, al brain centric marketing en el que para la empresa cobra mucha importancia el conocimiento del cliente. Sólo entendiendo en profundidad al consumidor se puede acertar de forma eficaz con aquel producto y servicio que necesita. Y no sólo eso, también se podrá diseñar una experiencia de consumo mucho más satisfactoria para él.

Otro concepto al que podemos hacer mención es el wantedness. Como recordaréis gracias a otro de nuestros artículos de DicZionario, esta acepción se refiere a la capacidad por parte de la empresa por saber qué es aquello que el consumidor desea de la marca. Se trata de una relación que va más allá del ámbito comercial para ahondar en temas emocionales, un vínculo afectivo que el usuario establece con una empresa que se preocupa por entenderle.

La idea de wellness-tertainment está ligada también al concepto de health-tertainment. Supone un paso más allá y apuesta claramente por cuidados específicos y concretos para favorecer la salud de los ciudadanos pero siempre enfocados desde una manera divertida, entretenida, relajante. Cuidarse mientras se realiza una actividad de ocio.

Y, en esta línea, tampoco podemos dejar de mencionar el turismo wellness, un sector del que cada vez se oye hablar más. Se trata de potenciar los diferentes destinos de viaje por las actividades de salud y bienestar que se pueden realizar en él. Para las marcas, supone una forma de diversificar su oferta y consolidarse en un sector que reclama atención por parte de los consumidores. En muchas ocasiones, se trata de rentabilizar la geografía de la zona y enfocar las visitas a esos espacios de una manera saludable.

Algunos ejemplos

Las marcas y empresas que se dedican al mundo del wellness-tertainment son muchas, variadas y se adentran en diferentes temáticas. Con ese objetivo común que pasa por potenciar el bienestar del usuario de una manera entretenida.

Uno de los ejemplos lo tenemos en la empresa italiana Saunatur. Su trabajo se centra en eventos con el spa como protagonista. Entre las actividades que realiza encontramos fiestas temáticas, ceremonias de bienestar, coreografías o itinerarios sensoriales. Se presenta como una empresa líder a la hora de organizar este tipo de actividades a las que vincula con la oferta turística de cada lugar.

Otro interesante caso es el de la publicación Modern Wellness Guide. Se trata de un medio de comunicación centrado en la filosofía wellness. Es decir, su propósito es acercar a los diferentes lectores y a todas las personas interesadas a una cultura del bienestar ejemplificada en las historias de las que se hace eco. Se trata de relatos motivacionales con aspiraciones educativas. Entre las temáticas que convergen en esta revista, tenemos un importante apartado dedicado al mundo del entretenimiento. De nuevo, concebido como un marco de salud mental y física.

El wellness-tertainment engloba todo lo que nos hace felices de una manera saludable. Elevar el espíritu con un espectáculo puede ser una buena manera de practicarlo. Así es como lo ven desde The Awesome Company, una marca que se encarga de representar a diferentes artistas en todo el mundo, con espectáculos y performances que llevan a distintos lugares. En todos los continentes, con propuestas muy diversas. Desde música a números circenses.

Uno de los espacios en los que el wellness-tertainment cobra mayor importancia es el mundo de los gimnasios. Los centros deportivos han vivido una evolución, ya no sólo ofrecen la posibilidad de ejercer deporte, sino la experiencia completa para el usuario que se involucra en un estilo de vida determinado por el wellness. Así actúa por ejemplo la marca O2 con una política de renovación permanente de sus instalaciones. De hecho, ellos se presentan como un centro wellness, un término que hace evolucionar el clásico concepto de gimnasio.

Otro de los sectores que quieren estar presentes en la conexión tan especial que se producen entre vendedor y consumidor son las empresas de productos de belleza. Perfumería y cosmética siempre han sido conceptos ligados al bienestar pero ahora quieren ir más allá, apostando por una tendencia de expansión y disfrute. Las beauty parties son un ejemplo de ello. Lujo, sesiones de belleza, encuentros con otras participantes… Una marca como Blow Dry Bar apuesta por estos eventos en los que las sesiones de maquillaje y peluquería se viven mientras se degusta un cóctel de frutas o una tabla de quesos.

Dentro de esta tendencia resulta importante hablar de eventos como el FIBO Colonia 2018. Se trata de una feria internacional que engloba temáticas como el fitness, el bienestar y la salud. Según los expertos que formaron parte del evento, existen cuatro tendencias ineludibles en estos momentos en el mundo del wellness:

  • La creación de espacios de relax. Como pueden ser las salas de descanso o las piscinas flotantes.
  • El uso de materiales naturales que permiten ese contacto directo con lo natural, como la madera o la piedra.
  • La conversión de espacios como la sauna en lugares de bienestar pero también entretenimiento.
  • Actividades slow. Son actividades que ponen en contacto el cuerpo y la mente. Reivindican una forma de hacer ejercicio más consciente y relajada, como el slow jogging.

El wellness-tertainment es más una forma de vida que un tipo de negocio. Y quiere calar en el consumidor. Las marcas que sepan acercarse a los clientes con las armas de un bienestar entendido dentro del entretenimiento lograrán una gran conexión y tendrán asegurada la fidelización.

Imagen | Pixabay

En BlogginZenith | Todo lo que las marcas deben saber sobre los ‘viejenials’, el nuevo objetivo del sector del consumo

Un comentario

  1. El bienestar interno y externo es fundamental para la calidad de vida

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>