¿Qué es y cómo funciona el “snackable content”? DicZionario

snackable content

Hoy en día nos encontramos en un momento en el que los consumidores están acostumbrados a consumir contenidos de forma rápida, con un tiempo de atención muy limitado. Las redes sociales son protagonistas en este sentido, ya que los usuarios pasan de contenido en contenido en su timeline, muchas veces incluso sin hacer click, quedándose con los titulares. Esto ha hecho que muchas marcas den más importancia a lo que se conoce como snackable content o contenido snack.

A continuación, explicamos el concepto de ‘snackable content’ y ponemos algunos ejemplos para entender mejor su funcionamiento en el marketing de contenidos.

Definición de “snackable content”

snackable content

El snackable content es una tendencia de content marketing en la que las marcas ofrecen pequeñas dosis de contenido, como textos, imágenes o vídeos, con los que puedan llamar la atención y enganchar a los usuarios, y que les dejen con ganas de más contenidos parecidos.

El contenido snack se basa, principalmente, en el poco tiempo de atención y de lectura que tienen los usuarios a la hora de navegar por Internet. Según un reciente estudio serían 2,8 segundos, y según Associated Press 8 segundos. En el año 2000, la media estaba en los 12 segundos.

Por eso, a medida que el tiempo de atención desciende, el snackable content cobra más relevancia para las estrategias de marketing de contenidos de las marcas. Hay que tener en cuenta, que los usuarios consumen contenidos, en muchas ocasiones, para tener algo a lo que prestar atención, sobre todo con el smartphone. Es muy habitual consumir contenidos en el móvil mientras esperamos una cola o un ascensor, por ejemplo.

En este sentido, el contenido snack digital tiene más valor cuando alcanza a los consumidores a través del móvil, ya que estos quieren algo a lo que puedan acceder de formar rápida, que sea fácil de leer y de entender, y con una buena dosis de engagement.

Algunos ejemplos

Los vídeos de Instagram son un ejemplo perfecto de snackable content. Son visualizados de forma sencilla a través de cualquier dispositivo, y motivan a los consumidores a compartirlos si hay algún elemento de sorpresa o que llame la atención. Esto lleva a otra idea clave en el contenido snack, y es, que, en muchas ocasiones, los usuarios hacen el trabajo por las marcas. De este modo, los usuarios de redes sociales crean sus propios contenidos snack al pinear en Pinterest, compartir en Facebook e Instagram, hacer un retweet, enviar un Snapchat, etc.

Hay que tener en cuenta, que el móvil es el rey en las redes sociales. De hecho, el 60% del tiempo que los usuarios pasan en las redes sociales es a través de un dispositivo móvil, según datos de comScore. Por eso, las marcas deben tener sus contenidos optimizados para este tipo de pequeñas pantallas.

Continuando con los ejemplos, tenemos los vídeos cortos de Tasty en Facebook, que, en lugar de centrarse en vender un producto, ofrece a su audiencia consejos culinarios atractivos y rápidos:

Hoy en día, uno de los formatos estrella de snackable content, es el formato ‘story’, con el que Instagram ha conseguido marcar la diferencia, llegando a superar a Snapchat. Se trata de vídeos de 10 segundos y fotografías con filtros que desaparecen después de 24 horas.

Los GIFs son otro de los formatos que están triunfando a día de hoy en las redes sociales, ya que concentran la información o historia que quieren transmitir en unos pocos segundos, conectando así con las nuevas formas de consumo de vídeo. Un ejemplo de una marca que utiliza de forma habitual los GIFs es Netflix, e incluso anima a los usuarios a utilizarlos:

Stranger Gif

Parece que Will ya ha votado por su favorita. Crea tu propio GIF en www.strangergif.es

Publicado por Netflix en Jueves, 23 de noviembre de 2017

Los memes también son muy utilizados como piezas de contenido fáciles y rápidas de consumir, que se vuelven virales muy fácilmente. El memejacking o marketing con memes es hoy en día una realidad. Los memes son populares, divertidos, atraen tráfico y se comparten fácilmente, lo que hace que sean un snackable content perfecto.

El snackable content trata de capturar la atención de los visitantes a una web que no tienen tiempo o paciencia para consumir contenidos largos o artículos pesados. Por eso, por ejemplo, es posible hacer que los artículos largos se conviertan en contenido snackable al compartirlos en pequeñas piezas, como compartir el enlace en Facebook con una imagen llamativa o un vídeo corto que capte la atención de los usuarios. Además, adaptar el diseño web al móvil también ayuda a que los contenidos sean como un snack, ya que un diseño web flexible hace que el contenido sea más fácil de visualizar en smartphones y tablets.

Los elementos visuales como las infografías o las fotos juegan un papel importante en el snackable content, así como los títulos llamativos que utilizan el humor o plantean preguntas, ya que son fácilmente compartidos por los usuarios.

El snackable content es una opción más a tener en cuenta por las marcas como parte de su estrategia de marketing de contenidos, teniendo en cuenta el uso del smartphone y tiempo que utilizan los usuarios en el consumo de contenidos rápidos. Habrá que estar pendiente de si llegan nuevos formatos para este tipo de contenidos en el futuro y hacia dónde se dirige la tendencia.

 

Imagen | pixabay

En BlogginZenith | Google, calidad de contenidos y principales estrategias para no ser penalizados

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>