¿Qué es y cómo funciona el “RCS”? DicZionario

Lo denominan Rich Communications Services (servicios de comunicaciones enriquecidas o RCS, por sus siglas en inglés) y promete, al fin, ser una alternativa segura a WhatsApp, que actualmente es el servicio más popular de la historia con más de 1.000 millones de usuarios activos diarios.

Eso sí, a diferencia de WhatsApp, no hablamos de una aplicación como tal cuando nos referimos al RCS, sino de una evolución muy mejorada de los SMS. Pero ¿en qué consisten? ¿Qué tienen de especial para poder acabar «barriendo» a la app de mensajería instantánea más popular del momento? De todo ello hablamos en una nueva entrega del DicZionario.

Definición de RCS

¿Es posible acabar con WhatsApp, Telegram y similares? Es la idea que aún mantiene grandes corporaciones como Google, que ha anunciado el acuerdo con las operadoras para ofrecer una alternativa universal a los sistemas de mensajería actuales como WhatsApp. Se trata de una versión evolucionada de los antiguos SMS y lo llaman RCS, acrónimo de Rich Communications Service (servicios de comunicaciones enriquecidas).

La apuesta surge de Google, quien ha decidido no elegir una aplicación móvil. Será un servicio integrado de fábrica en los terminales con sistema operativo Android y ofrecerá a los usuarios la posibilidad de enviar mensajes enriquecidos, compartir archivos de vídeo y fotografía en alta resolución e incluso realizar videollamadas y conversaciones grupales.

sms marketing

Es por ello por lo que se podría decir que los mensajes basados en el estándar RCS son como unos «SMS vitaminados» que anuncian que se podrá convertir muy pronto en el presente (y el futuro) de la mensajería. Así lo comentan desde la sección de economía de El País, que apunta que «los RCS no son una aplicación de mensajería, sino una evolución muy mejorada de los SMS, que llegan integrados en el terminal, de fábrica y en el menú del móvil».

Tengamos presente que sus funciones van «desde los tradicionales mensajes, con indicadores de escritura y confirmaciones de lectura, hasta mantener conversaciones ─individuales o en grupo─, compartir archivos de texto, fotos y vídeos en alta resolución o mantener una videoconferencia. De hecho, todas estas funciones están integradas en el menú de llamadas, así que no hay necesidad de ir cambiando de aplicación en aplicación», aseguran los expertos. Pero ¿qué funcionalidad tendrá?

Algunos ejemplos

Ya sabemos que WhatsApp mató, casi prácticamente, a los SMS. Pues bien, ahora los operadores buscan devolverle el golpe. No hay apenas diferencias, porque funciona igual que a lo que estamos acostumbrados. De hecho, permite chats individuales y de grupo, enviar y recibir contenido multimedia, realizar una videoconferencia o compartir la ubicación. Y eso sí, no cobrarán por el servicio, al menos de momento.

Según estiman, en este 2018 ya se espera que lo utilicen 220 millones de usuarios. Aunque la cifra está muy lejos si lo comparamos con los más de 1.000 millones de usuarios activos de Whatsapp.

Pero ¿cuál es entonces la diferencia que hará que demos el salto? La clave está en su integración de serie en los móviles. Los mensajes RCS serán nativos de nuestro smartphone. Por lo tanto, sería una versión moderna y renovada de los SMS. O dicho de otra forma: un WhatsApp que no necesita internet, lo que salvaría de padecer caídas de la red que dejan a la gente sin servicio. En la pasada Nochevieja, durante una hora, se sufrió este fallo. Un colapso interrumpió el intercambio de mensajes, vídeos y fotos. Así pues los RCS estarán diseñados para evitar los problemas técnicos que, cada vez con más frecuencia, provocan las caídas de servicios de la popular app.

Otro aspecto importante es relativo a la seguridad. En este caso se invitarán a las empresas a sumarse al servicio de mensajería garantizando que es a prueba de hackers y que cuentan con los mismos protocolos de seguridad utilizados con los SMS. Por ello, podrían lograr que las compañías, que por razones de seguridad no confían en WhatsApp y por lo cual siguen usando SMS, cierren los ojos hacia el nuevo servicio.

Se desviarían allí los típicos mensajes que bancos, aerolíneas y empresas envían cada vez que ingresan dinero, se compran billetes o se realizan pedidos. En vez de limitarse a texto, los RCS prometen una experiencia mayor, como complementar dentro del sistema acciones como el check in, tener las tarjetas de embarque, nuevas noticias o alteraciones del vuelo. Por ello, la mensajería RCS es mucho más que SMS y MMS: puede sustituir a cualquier aplicación de chats.

generación z

Recordemos que los RCS es un acuerdo liderado por Google con 27 operadoras y fabricantes de móviles, tales como Vodafone, Orange, Telefónico, América Móvil, Globe Telecom o Sprint, LG, Sony, Samsung o Huawei, entre otros. Vodafone, Telenor Group, Rogers y Spring ya los ofrecen a los clientes. El resto está a la espera. Aún no hay una fecha de lanzamiento, aunque hay quien apunta que será después del verano.

En todo este proceso hay un escollo. Parece ser que el triunfo de los RCS está ligado a lo que haga Apple, que posee los iMessage y no firmó el acuerdo. No se habilitará el nuevo servicio en los iPhone y todo indica que la firma de California seguirá sin ofrecer su respaldo al sistema en el futuro. Y no nos olvidemos: en 2012, los operadores de telecomunicaciones asociados a GMSA ya intentaron una app propia para Android con el servicio Joyn, similar a los RCS. Fue un fracaso porque nadie la usaba.

En cualquier caso, como apunta Iván Linares, editor jefe en El Androide Libre, en relación a la competencia con WhatsApp, «es muy complicado eliminar el uso de una aplicación cuando ya se ha universalizado de tal forma que se ha convertido en un estándar. No solo WhatsApp, por supuesto, que cada país tiene su aplicación estrella dentro de la mensajería; algo que hace muy complicado el triunfo de otra».

Sin embargo, insiste Linares, «aunque no veamos reducirse el uso de WhatsApp, de Telegram, Facebook Messenger o WeChat, siempre es una alegría ver que existe competencia. Google no ha conseguido una masa importante de usuarios con sus aplicaciones, tampoco las operadoras. Toda una paradoja que se hayan unido con los RCS cuando ambas andaban en lucha por el uso de las redes».

En BlogginZenith | ¿Quién dijo que el SMS Marketing estaba muerto?

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>