Live Video Strategy: ¿qué nos falta saber para despegar?

Si bien el vídeo ha demostrado su dominio como una herramienta de marketing, el vídeo en vivo ha demostrado ser su «encarnación más atractiva». Pero para los que se plantean el Live Video Strategy ─grabar en vivo y en directo─ puede ser aterrador. ¿Qué pasa si te equivocas? ¿Y si de pronto el sonido no va? ¿O sale algo que no querías que saliera?

Al margen del riesgo, que existe, hay el riesgo, hay una serie de beneficios que permiten acercar las marcas a su target. ¿De qué manera se le puede sacar todo el partido a esta estrategia? ¿Qué plataforma es más recomendable para llevarlo a cabo? ¿Qué ejemplos actuales entontramos que nos ayuden a aplicarlo a nuestro sector?

Live Video Strategy llegó para quedarse

«Es cierto que el vídeo se ha convertido en la táctica de marketing con el mejor retorno de la inversión», comenta Ana Gómez, especialista en marketing digital. Y así lo ratifica Hubspot, cuyas estadísticas confirman que los compradores que vieron un vídeo tienen casi el doble de probabilidades de comprar un producto que los consumidores que no lo vieron. Los profesionales del marketing que usan vídeo vieron aumentar los ingresos de su empresa un 49% más que aquellos que no lo usaron y casi el 52% de las compañías mencionan que el video es el contenido con el mayor ROI.

Forbes también menciona la importancia del vídeo, citando que el 65% de los ejecutivos de negocios visitan el sitio web de un proveedor después de ver un vídeo y más del 80% de ellos ven más vídeos online hoy que hace un año.

Pero dentro del vídeo como estrategia, debemos mencionar el vídeo en vivo. Hace una década, el Live Video entró en escena y transformó el alcance potencial de cualquier evento. La ubicación física ya no era una barrera. Los profesionales del marketing ahora comparten ideas y eventos con audiencias de todo el mundo a través de este medio. De hecho el live video brinda a las marcas la oportunidad de descubrir el alcance de estos eventos y ampliar la audiencia.

Las marcas han empezado a abrazar, no sin miedo, esta nueva estrategia que las hace mucho más accesible y auténticas. Del mismo modo, solo el vídeo en vivo transporta al espectador a otro lugar y genera engagement en tiempo real, haciendo del evento un acontecimiento memorable.

Ahora bien, tengamos presente que la audiencia es tan importante como el contenido, ya que el poder esta estrategia se ve acentuada por la experiencia compartida y la comunidad en tiempo real. Involucrémosla aprovechando la «tecnología social». Este compromiso conducirá inevitablemente a la amplificación de ese mensaje a medida que la audiencia comparta su entusiasmo.

También nos sirve para medir el ROI. De hecho, los datos que extraigamos tras la emisión podemos uilizarlos para comprender quién es nuestro público, dónde nos están viendo y cómo interactúan con nuestro contenido. Las plataformas de transmisión de vídeo pueden proporcionar datos significativos que necesitamos para medir el ROI y garantizar que el live video se ajuste a nuestra estrategia de marketing general.

Del mismo modo, no nos pongamos frenos a nosotros mismos. A estas alturas, la calidad y la asequibilidad ya no son. Ya sea una transmisión desde un teléfono o una transmisión más sofisticada, las marcas actuales tienen acceso a la tecnología necesaria y deben saber qué tipos de contenido en vivo tienen más éxito, con qué público y en qué momento. Eso sí, la calidad importa. Según KZO, el 62% de los consumidores es más propenso a tener una percepción negativa de una marca con una experiencia de vídeo de baja calidad. Es similar a la impresión negativa que los consumidores tienen sobre los sitios web lentos y o poco estéticos.

Hay muchas ventajas, no lo olvides

Si nos ponemos a analizar las ventajas del Live Video Strategy, la primera que debemos destacar es que aumenta la tasa de conversión. Como comenta Iván Guillén, experto en marketing digital, «si el usuario lo ve, se fía. Y por tanto, es más fácil de convencer a través de un vídeo en directo. El hecho de ver que hay gente de carne y hueso detrás de esa marca, transmite la confianza y cercanía necesarias para comprar».

Igualmente, conocemos qué opina el usuario en ese momento. Considera el experto que «al contar con un feedback en directo es posible observar y analizar cómo interactúan los usuarios, no solo entre ellos, sino también con la propia marca. Fundamental para sacar learnings y conclusiones». En definitiva, las marcas empiezan a relacionarse de manera personal con el consumidor, haciendo que la promoción sea mucho más atractiva, sutil, menos agresiva y, con ello, más eficiente, bidireccional.

En tercer lugar, mejora el posicionamiento SEO, lo cual favorece un mayor número de visitas en la página, blog o tienda online de la marca. Seguidamente, en cuarto lugar, aumenta el engagement y la efectividad: «Las redes sociales dan prioridad a las marcas o personas que utilizan el vídeo en directo por encima de cualquier otra publicación. No significa que tengas que olvidarte de la inversión publicitaria, sino que hablamos de efectividad añadida para captar clientes y aumentar las ventas», asevera el experto.

Por último, y no menos importante, incrementa el recuerdo de marca. Según Guillén, «las acciones que realizamos a través del vídeo en directo generan una relación mucho más potente entre la marca y el comprador. Y es que está demostrado que a través de vídeo logramos estar en el ‘top of mind’ de nuestro cliente potencial». Pero ¿cuáles son las plataformas más efectivas?

Aplicaciones hay muchas

periscope

Periscope o Meerkat, ¿os suenan? Pues sí, permiten hacer ‘live-streaming’ con el teléfono móvil, y cuando llegaron se volvió a hablar y mucho de las emisiones en directo.

Por un lado está Meerkat, que como muchos saben no es la primera aplicación que nos permite retransmitir vídeo desde el móvil, pero sí que es la responsable de reavivar la actividad gracias a una interfaz muy simple que nos permite empezar a emitir con tan sólo un par de toques en la pantalla. Empezó integrada en Twitter, pero su popularidad quedó a la sombra de Periscope una vez esta aplicación fue adquirida y lanzada por la red de microblogging.

Al margen de sus comienzos, lo que está claro es que es una tendencia al alza. Según un informe de UBS Evidence Lab publicado por eMarketer, el 36% de los usuarios de Internet vio algún vídeo en vivo en el último año. De estas cifras se desprende que el 16% vio una transmisión en vivo en Youtube, el 17% la vio en Facebook Live, el 12% en Snapchat Live Stories y el 9% en Periscope. Eso sí, Snapchat no tiene propiamente vídeo en directo, aunque hay quien sí lo engloba dentro de esta categoría.

Por otro lado, hay un tipo de usuario que podríamos considerar ‘modelo’ en el uso de este tipo de plataformas. Se trata de los millennials, los mayores consumidores y creadores de vídeos en vivo. De hecho, el 63% ha visto alguno y el 42% ha creado algún vídeo en vivo, según el estudio anteriormente señalado. En cualquier caso, el vídeo en directo es la mejor forma de llegar rápidamente a miles de personas. Pero ¿qué plataforma es la más recomendable?

Facebook Live, ¿destaca sobre las demás plataformas?

De entre todos los canales, posiblemente el que genere un mayor engagement sea Facebook con Facebook Live, lanzada a finales de 2015. Las cifras hablan por sí solas: un vídeo de Facebook Live obtiene 10 veces más interacciones que uno normal, un tiempo de visualización considerablemente mayor y un volumen de visitas que puede ascender hasta los 50 millones de personas que vieron la retransmisión de este ‘unboxing’ (el vídeo más visto hasta el momento en la plataforma).

De hecho, Fidji Simo, Facebook Head of Video, apunta que alrededor del 20% de todos los vídeos en el canal son en vivo, y que el tiempo dedicado a verlos se ha multiplicado por 4 en 2017. Por no mencionar que los users comentan 10 veces más en los vídeos de Facebook Live que en otros vídeos. La apuesta no solo viene de las marcas. También ha habido una inversión considerable por parte de la compañía de Zuckenberg para que medios y celebrities para usen y creen contenido exclusivo para Facebook Live ─más de 50 millones de dólares como una herramienta de promoción.

En cualquier caso el video ya es un formato popular en la red social, con aproximadamente 100 millones de horas consumidas en el canal cada día. Por tanto, si se considera que de esas 100 millones de horas, 20 millones son de vídeo en vivo ─live video─ los datos hablan por sí solos: las personas se involucran con este tipo de contenido.

Pero no solo engagement. También debemos hablar de alcance ─reach. Si Facebook cuenta con más de mil millones de usuarios activos diarios, por lo que cuando un contenido se comparte en Facebook, si es de calidad, va a tener una exposición mayor. Como comenta Iván Guillén Cano, experto en marketing digital, «los usuarios a veces nos encontramos con contenido de creadores que no seguimos. Esto es así porque nos lo recomienda el algoritmo de la plataforma, o bien porque alguno de nuestros amigos lo comparte, como parte de su actividad en el muro».

Por lo tanto, concluye el experto, cuando los profesionales del marketing comparten contenido en Facebook, la audiencia no se limita necesariamente a las personas que ya les gustan sus páginas. También tiene un importante potencial de llegar a nuevas audiencias, de viralizarse en definitiva.

social media marketing

En tercer lugar, Facebook Live es fácil de usar. No solo se integra a la perfección con otras plataformas, sino que también responde en más de un medio de visualización o grabación, como ordenadores de escritorio o dispositivos móviles, sin necesidad de adaptar según el formato.

Por último, una de las grandes ventajas que tiene Facebook Live es que el contenido se puede consumir después de haberse emitido en directo. A diferencia de otras plataformas de contenido «más efímeras», los espectadores pueden seguir consumiendo su contenido de live video después de que la transmisión haya terminado.

Algunos ejemplos para aplicar el Live Video Strategy

Uno de los más recientes fue la estrategia, quizás equivocada, del presidente de Venezuela Nicolás Maduro. La transmisión buscaba hacer campaña de su reelección en las presidenciales, que se celebrarían antes del 30 de abril. El mandatario fue visto por más de 14 mil espectadores en un vídeo que duró más de 12 minutos. A un usuario que le escribió «Venezuela tiene hambre», Maduro respondió: «Tiene hambre de justicia, de igualdad, de antiimperialismo».

Aunque también dejó otros tantos comentarios sin leer, y renunció a seguir haciendo el vídeo porque decía que la gente escribía demasiado rápido ─por no decir que estaba siendo criticado. Probablemente no midieron el impacto que podía tener emitir un vídeo en directo en Facebook, y las críticas ─también en directo─ que se pueden emitir y que marcas como la suya quizás no reciba de buen agrado.

En general, uno de los usos más comunes que se dan como el live video es el de la demostración de productos. Explicar y enseñar un producto en vídeo y en tiempo real hace que los consumidores lo perciban de una forma más cercana. Y puede mejorar el tiempo de conversión pues puede ser clave en el proceso de toma de decisiones. Además, favorece la interacción con el cliente. Así lo hace, por ejemplo, la marca sevillana D’Original, que es muy proclive a utilizar esta estrategia.

También nos sirve como estrategia para darnos a conocer como empresa. No son pocas las marcas que utilizan esta herramienta para hacer un tour por sus oficinas y mostrar cómo son por dentro. Ver las instalaciones y a los trabajadores da una imagen de cercanía y proximidad que favorece la conexión con el comprador. También se puede usar para ofrecer entrevistas con directivos o expertos. Algo que aporta relevancia al contenido.

No podemos olvidar del infotainment. Se trata de un término del que cada vez oímos hablar más. Combina información con entretenimiento. Se trata de aportar relevancia sin perder el lado lúdico y divertido.

Hay muchísimas acciones con las que las marcas se pueden implicar. Ofrecer un evento en directo, o una exposición, una conferencia, una presentación, proponer un reto o retrasmitir un concierto, entre otros. La imaginación y la creatividad están del lado de esta herramienta.

Así pues, 2018 es un año especial para vídeo en vivo. A medida que los especialistas en marketing evalúen y prioricen los canales de distribución de contenido, esta estrategia continuará demostrando el atractivo que tiene para conectar con los consumidores. A medida que se publiquen más marcas, seguiremos siendo testigos de nuevas formas creativas e innovadoras de conectarnos con el público y los clientes de una manera auténtica y fluida.

En BlogginZenith | El vídeo en directo, un reto no tan sencillo para las redes sociales

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>