Internet de las Cosas en 2018: guía completa que las marcas deben conocer

internet de las cosas en 2018

Con los 11.000 millones de dispositivos conectados a los que se espera llegar en 2018 (sin incluir ordenadores y smartphones), según los datos de Gartner, queda claro que el universo del Internet of Things (IoT), es una de las grandes tendencias del año. El Internet de las Cosas en 2018, tiene el potencial de ser utilizado en cualquier ámbito de nuestras vidas. Aplicado de la forma adecuada, puede implicar cambios que afectan, tanto a las industrias, como a la vida diaria de los usuarios.

Los avances en la seguridad en IoT y su convergencia con la Inteligencia Artificial, así como con otras tecnologías emergentes, harán que este sea el año del Internet de las Cosas. Por eso, a continuación, hablamos sobre las últimas novedades que llegan para quedarse en el mundo del Internet de las Cosas, y las tendencias que toda marca debe conocer.

El crecimiento del Internet de las Cosas en 2018

Según Gartner, para el año 2020 habrá 20.400 millones de objetos conectados en todo el mundo, y solo el 10% serán smartphones. Hay que tener en cuenta, que aquí estamos hablando de todo tipo de objetos conectados, desde las Smart Tvs o los coches, hasta la ropa, las bombillas e incluso las macetas, por ejemplo.

El Internet de las Cosas gira entorno a la conexión entre dispositivos y el intercambio de datos, y en 2018 veremos todavía más dispositivos interconectados. De esta forma, el IoT, como comentábamos anteriormente, va más allá de los ordenadores y los teléfonos, de modo que ya existen aparatos inteligentes que utilizamos en nuestra vida diaria, como puertas inteligentes, cerraduras inteligentes, relojes inteligentes, etc. Así, el concepto de smart cities está cada vez más cerca y podría revolucionar nuestro futuro más próximo. CSCO ofrece una estimación del crecimiento del Internet de las Cosas, llevando el número de dispositivos conectados a más de los 50.000 millones para el año 2020.

internet de las cosas en 2018

Por otra parte, los datos de IDC revelan que el gasto en el Internet de las Cosas se incrementará un 15% para finales de 2018, llegando a alcanzar los 772.5 millones de dólares.

Las claves que nos llevarán a un futuro de IoT

Con el fin de conectar con los dispositivos inteligentes, los usuarios necesitan un aparato personal para gestionarlo todo. De esta forma, a medida que el número de usuarios móviles aumenta en todo el mundo, veremos vemos cómo los smartphones tienen un mayor protagonismo en el Internet de las Cosas.

El papel de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial es, sin duda, una de las principales tendencias tecnológicas del momento. Según Bret Greenstein, VP de IBM Watson IoT Consumer Business, 2018 es el año en el que se extenderá la comprensión de su papel como el cerebro que ejecuta los sistemas de IoT. De este modo, a medida que más y más dispositivos se conectan y son capaces de comunicarse entre sí, la Inteligencia Artificial, que abarca el aprendizaje profundo, el procesamiento del lenguaje natural, el reconocimiento de imágenes y la toma de decisiones impulsada por redes neuronales, les ayudará a entenderse entre ellos y a entendernos a nosotros.

Esto lleva a que cada vez veamos más fabricantes de coches, hoteles y otras compañías tratando de crear experiencias más integradas y utilizando la Inteligencia Artificial para comprender e interactuar mejor con los usuarios.

Además, no podemos olvidarnos del papel del Big Data. Ya que habrá más dispositivos inteligentes y utilizaremos el IoT en el futuro mucho más de lo que lo hacemos ahora, la cantidad de datos procesados también crecerá. Por eso, las empresas deberán trabajar con el Big Data y pensar en recursos que permitan procesar y analizar correctamente. De esta forma, la Inteligencia Artificial y el machine learning serán muy útiles para ellos, ya que harán que sea posible recibir resultados y análisis más precisos que son realizados por personas.

La seguridad del Internet de las Cosas, una prioridad

internet de las cosas en 2018

Según datos de IBM Managed Security Services, el número de ciberataques en sistemas de control industriales creció un 110% en 2016, y se espera un mayor crecimiento a medida que estos sistemas se conectan al IoT. Por eso, la seguridad en el Internet de las Cosas es una prioridad para las empresas. De esta forma, las predicciones de NetworkWorld apuntan a que las organizaciones invertirán más en formar a sus trabajadores para poder mejorar en este ámbito y poner su foco en la seguridad del Internet de las Cosas en 2018.

Hay que tener en cuenta, que con el Internet de las Cosas diseminándose por nuestros hogares, automóviles e incluso nuestros cuerpos, nos encontramos ante nuevas vulnerabilidades que surgen constantemente. Las cerraduras inteligentes y los sistemas de seguridad de un hogar pueden ser desactivados por un intruso, nuestro coche podría verse obligado a abrir sus puertas o encender sus motores, e incluso los marcapasos implantados y las bombas de insulina son vulnerables a la piratería. De ahí que la seguridad sea cada vez más importante.

En este sentido el Blockchain y el IoT están destinados a entenderse. El Blockchain es una base de datos distribuida y segura, que encaja a la perfección para grabar todos los detalles de forma segura de las millones de transacciones que tienen lugar entre dispositivos del Internet de las Cosas.

Las últimas tendencias

Vemos cómo el Internet de las Cosas en 2018 avanza, cada vez más en múltiples sectores, afectando al universo del marketing y la vida de los usuarios. Así, los hogares inteligentes parece que llegan con fuerza, con opciones como bombillas que regulan la luz y nos ayudan a ahorrar en nuestras facturas, sistemas de calefacción inteligentes, neveras que hacen la compra por nosotros, etc. En definitiva, casi cualquier objeto de nuestra casa es susceptible de conectarse a Internet hoy en día.

La salud es otro de los sectores en los que el Internet de las Cosas ha entrado con fuerza. Cada vez hay más objetos conectados que controlan al detalle la salud de los usuarios, tanto en los hospitales y centros médicos, como a nivel individual. Un ejemplo es el reloj con Inteligencia Artificial ‘Embrace’, enfocado en ayudar a personas que padecen epilepsia.

Las smart cities son otra tendencia que está a la orden del día. Las ciudades inteligentes ya forman parte de nuestra vida, aunque todavía queda mucho camino por recorrer. Ya existen todo tipo de objetos conectados en nuestras ciudades, como semáforos, transportes públicos, cámaras o sensores que generan una gran cantidad de datos sobre el consumo de energía, el tráfico o los hábitos de los ciudadanos.

Por otra parte, hace poco hablamos en BlogginZenith sobre cómo los coches se han convertido en toda una experiencia de marca, están cada vez más conectados y son más inteligentes. Ahora ya hay vehículos que cuentan con sensores que acumulan y comunican datos sobre los comportamientos de los conductores, la energía consumida o el estado de elementos básicos para la seguridad, como los frenos o las ruedas, por ejemplo.

Como podemos comprobar, el Internet de las Cosas en 2018 tiene mucho por hacer, y seguramente veremos novedades en todos los ámbitos relacionados con lo comentado anteriormente. Se trata de una tendencia que está llegando poco a poco a todos los sectores, y que los usuarios acogen cada vez con más comodidad en sus vidas diarias. ¿Qué otras novedades llegarán con el Internet de las Cosas durante este año?

Imagen | pixabay

En BlogginZenith | Internet de las Cosas, por qué es el nuevo reto de las .com

Un comentario

  1. Cada vez estamos más conectados a todo lo que nos rodea, y las marcas deben ser conscientes de ello

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>