Google Pay, ¿podrá hacer frente a Apple Pay?

manos móvil portada

Cada vez son más los que, a la hora de pagar en una tienda, cafetería o restaurante, sacan su móvil en lugar de echar mano de la cartera. Este 2018 podría ser el año en el que el pago a través del smartphone arranque con fuerza en España. Las grandes compañías están apostando fuerte por esta tecnología. Sin ir más lejos, hace unos meses Android Pay y Google Wallet se unificaban para convertirse en Google Pay. Aparecía así una aplicación totalmente renovada, con un nombre distinto y una interfaz con algunos cambios. Para disfrutar de ella en sus smartphones los usuarios solo tenían que actualizar la antigua Android Pay.

Teniendo en cuenta que Apple Pay es la plataforma más usada para realizar pagos móviles, Google buscaría con este nuevo movimiento hacer frente a ese liderazgo. No parece tenerlo fácil viendo las cifras de la compañía de la manzana: en 2017 eran 127 millones de personas las que ya usaban Apple Pay, lo que suponía un 16% de los usuarios de iPhone. Pero en España Google juega con algo a su favor: su plataforma móvil es la más extendida en el país, superando el 90% de cuota de mercado, tal y como indican los datos de Kantar WorldPanel de 2017. ¿Será esto suficiente para que el gigante de internet lidere en el ámbito de los pagos móviles?

La evolución de Android Pay hacia Google Pay

A mediados de 2017 llegaba a España Android Pay, la herramienta de Google a través de la cual los usuarios podían realizar pagos en establecimientos que contasen con el sistema NFC. Hacer compras a través de apps móviles era otra de las cosas que permitía hacer. La facilidad de uso era uno de los puntos fuertes que el sistema de pago de Google presentaba. Para pagar una compra en una tienda física era suficiente con acercar el móvil a un datáfono contactless. De forma separada se encontraba Google Wallet, una plataforma que servía para enviar y recibir dinero.

datafono

Vincular las tarjetas de crédito o de débito a la app de Android Pay era el paso previo a realizar para disfrutar del servicio. El poder usar la aplicación sin tener que pagar por ello, así como la ausencia de comisiones, eran factores importantes de cara a que los usuarios se animasen a probar la experiencia. Pero Google no era el primero en introducir el sistema de pago móvil en España. Antes que él ya habían aterrizado Samsung Pay y Apple Pay en el país a finales de 2016. Sin embargo, solo los usuarios de los productos compatibles de estas compañías podían disfrutar del servicio.

Google, siguiendo la máxima de “la unión hace la fuerza”, no ha tardado en detectar la importancia de unificar Android Pay y Google Wallet bajo una misma marca. Así es como surge Google Pay, que ya está disponible en Estados Unidos y en España. No es solo un ejercicio de branding. La herramienta despliega todo su atractivo para atraer al público y se presenta como una forma más fácil y rápida de pagar en multitud de tiendas, apps y webs. Para hacer un pago en un establecimiento es suficiente con desbloquear el teléfono móvil y ponerlo en contacto con el terminal de cobro NFC.

Algunos se preguntarán qué ha sido de Google Wallet, el complemento con el que contaba Android Pay antes de su evolución hacia la app actual. Pues bien, la plataforma no ha desaparecido, sino que también ha cambiado y ahora ha pasado a ser Google Pay Send, una herramienta que permite enviar y recibir dinero. La novedad que más llama la atención del servicio es la posibilidad de solicitar pagos y de enviarlos desde los contactos de Google, seleccionando la persona a la que se quiere realizar el envío sin tener que escribir previamente un mensaje.

Con Google Pay Send parece quedar claro que entre los planes del gigante de internet también estaba plantar cara a Apple Pay, la opción de pago directo de la compañía de la manzana. La rapidez y la sencillez son una vez más las características elegidas para llamar la atención del usuario de cara a la utilización de un servicio sin apenas complicaciones.

Así es como Google Pay puede competir con Apple

La primera ventaja con la que se encuentran los usuarios de Google Pay es que para disfrutar de ella solo tienen que actualizar la antigua aplicación Android Pay. Tras este paso, las tarjetas de crédito y de débito registradas anteriormente siguen estando disponibles en la nueva app. La página principal se presenta como un apartado en el que encontrar el historial de compras recientes, así como un listado de tiendas cercanas a la ubicación establecida. Conocer los puntos acumulados y las ofertas disponibles, así como poder consultar consejos sobre el uso de la app son otras de las utilidades de la pantalla de presentación de Google Pay.

movil compras

Quienes llegaban por primera vez a Android Pay tenían que vincular obligatoriamente una tarjeta bancaria compatible para poder disfrutar de la aplicación. Eso ha cambiado. El nuevo Google Pay destaca por ofrecer la posibilidad de añadir tarjetas de regalo o de fidelización sin tener que incluir una forma de pago previamente. El usuario puede familiarizarse así con la app y utilizarla como tarjetero en el que guardar las tarjetas cliente de sus tiendas favoritas. Google Pay se convierte así en una buena plataforma de cara a las estrategias de fidelización de las marcas.

Añadir tarjetas y programas de fidelización es sencillo para el usuario, que puede hacerlo desde la sección ‘Tarjetas’, buscando el nombre de la tienda y escaneando el el código de barras o el QR correspondiente. Si lo que se desea es vincular una tarjeta regalo para usarla a la hora de pagar una compra, también puede hacerse insertando el número de la misma, el PIN y el saldo. Google Pay no es una aplicación bancaria. Su estrategia parecer querer situar al usuario en el centro de la experiencia de compra, convirtiéndole en protagonista por encima de las transacciones y dándole la posibilidad de disfrutar de diferentes ventajas a través de la app.

Está claro que las funcionalidades de Google Pay no se limitan a los pagos y que esa es una de sus bazas más potentes. Llevar el abono de transporte dentro del teléfono móvil es otra de las ventajas más importantes que presenta la aplicación en su misión de pisarle los talones a Apple Pay. Portland, Londres y Kiev son las ciudades pioneras en las que se pondrá en práctica esta opción. No serán las únicas, ya que próximamente se podrá hacer lo mismo en otras localidades del mundo.

Las opciones de seguridad suponen una de las grandes ventajas de la app. Google Pay no comparte el número de las tarjetas del usuario cuando realiza un pago a través de ella en un establecimiento o en una tienda online. En su lugar, el vendedor recibe un número encriptado, lo que garantiza la seguridad del emisor. El usuario tampoco tiene que preocuparse si pierde el teléfono, ya que a través de la opción ‘Encontrar mi dispositivo’ puede localizar, bloquear el terminal de forma remota y proteger los datos del mismo.

¿Triunfará el pago móvil en España?

Aunque el pago móvil aterrizó en España en 2016 con Samsung Pay a la cabeza y ha ido madurando, esta tecnología no parece ser a día de hoy lo suficientemente popular entre los españoles. Sin embargo, viendo la apuesta mundial realizada por las grandes plataformas y el interés de los principales bancos del país, no sería raro que 2018 fuese el año en el que los smartphones empezasen a tomar protagonismo en España a la hora de realizar compras.

pago movil

Con su nuevo movimiento Google parece haber puesto toda la carne en el asador para fomentar el pago móvil entre la población. No basta con la implicación de los bancos, comercios y marcas, también es necesario ofrecer al usuario herramientas que le resulten más sencillas que sacar la cartera para pagar sus compras. Google Pay es una aplicación que agrupa, simplifica y ofrece ventajas. El único handicap importante con el que actualmente cuenta es el de los bancos asociados.

American Express España, OpenBank, BBVA y Edenred, la compañía que hay detrás de Ticket Restaurant, son las entidades que, de momento, están vinculadas a la aplicación de pagos de Google. Próximamente podrían unirse más, pero de momento son pocos los bancos que están relacionados con la app y esa quizás sea una de sus principales debilidades. Sin embargo, el hecho de que cualquier smartphone con NFC permita al usuario usar la Google Pay puede resultar determinante para la compañía de cara a hacer frente a Apple.

En BlogginZenith | ¿Será 2018 el año del Social Shopping?

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>