¿Cuáles son las claves del éxito del mercado de segunda mano? Wallapop no es la única que las conoce

oyente podcast

Hay consumidores que adquieren productos en tiendas de segunda mano online. «Es ahí donde localizo los mejores precios y cerca de donde yo vivo», advierte Ana Solís, usuaria de Wallapop. También hay quien vende ropa usada, como es el caso de Chicfy. «Actúa como un mercadillo digital donde se pueden vender y comprar prendas», reconoce Guadalupe Díaz, usuaria de la plataforma. O el caso de Ramón Soler, que utiliza vibbo para vender algunos aparatos tecnológicos que ya no usa.

Estos tres ejemplos son situaciones cotidianas que se repiten diariamente. Y, además, demuestran que la economía ha pasado de la tradicional linealidad de extraer, fabricar, comprar y tirar hacia una economía circular donde la vida de las cosas no termina cuando uno deja de usarlas. Pero ¿cuáles son las claves del éxito del mercado de segunda mano? ¿Cómo evolucionará la tendencia?

El mercado de segunda mano, imparable

generación hit

Es una realidad. Reutilizar está en auge. La segunda mano es una forma de comprar ya instaurada desde hace años y que comienza a afianzarse en España de la mano de los millennials con el crecimiento de las nuevas aplicaciones móviles. Además, de la crisis económica ─que hace que optimicemos las compras─, Internet es el gran responsable. A él se debe la revolución de la compraventa de segunda mano.

De ahí el protagonismo creciente de las plataformas online, que han acercado a los usuarios a esta forma de comprar. De hecho, según la CNMC, casi un 30% de los usuarios de internet ha comprado o alquilado algún producto de segunda mano en 2017, un 27% más que en 2016. La tendencia en 2018 va a seguir esta estela.

La tecnología y la telefonía móvil son dos de las categorías que más mueven la venta de objetos de segunda mano, por la rapidez con la que evolucionan los nuevos modelos. Ebay, Vibbo o Wallapop, entre otras, han facilitado que del ‘boca a boca’ se pase a una ‘pantalla a pantalla’, lo que multiplica el escaparate para vender estos productos.

Wallapop, ¿entre las app más top?

wallapop

Cada vez más gente opta por alternativas de consumo sostenible y compras en plataformas colaborativas. Wallapop se podría decir que es la más conocida. La app nació en septiembre del 2013 con el objetivo de crear una alternativa de consumo sostenible y responsable que pudiera dar una segunda vida a los objetos que tenemos en casa y que no usamos. Desde entonces, sus cifras no han parado de crecer.

A día de hoy tienen más de 30 millones de descargas y casi 200 millones de productos subidos a la plataforma, de los cuales más de la mitad ya se han vendido. Este es el motivo de pensar que es una de las mejores app del momento. La idea, cuentan desde la compañía, era que aquellos productos sin uso se pudieran vender a gente que estuviera cerca y de esta forma, potenciar también el comercio de proximidad entre personas que viven en el mismo barrio o ciudad.

Pero ¿qué la hace distinta a las demás? En declaraciones para BlogginZenith, Gemma Escribano, Chief Marketing Officer en Wallapop, considera que hasta la llegada de esta app, «ninguna de las plataformas existentes de segunda mano ofrecía una solución móvil nativa que se adaptara a las nuevas formas de consumo y que fuera sencilla. A esto hay que sumarle, que tenemos la mayor variedad de catálogo y densidad de producto en España, lo que hace la experiencia mucho más rápida tanto para comprar como para vender productos».

De hecho, cualquiera que la haya utilizado podrá ver que la aplicación en sí también es diferente. «Pero lo que sobre todo nos distingue es la imagen y comunicación de marca. El posicionamiento en el mercado que ha hecho Wallapop en cuanto a reconocimiento de marca ha sido muy fuerte, nos hemos quedado en el top of mind de los usuarios en menos de cinco años. Todo el mundo conoce Wallapop, sabe qué es y lo mejor de todo, usan la aplicación a diario», apunta Escribano.

Wallapop ha cambiado la forma en la que los usuarios compran y venden productos de segunda mano y se ha convertido en una aplicación de referencia en España. Es cierto que hace años que se compran y venden artículos de segunda mano, no es una cosa nueva. Todas las ciudades tienen un rastro o un mercado: Els Encants en Barcelona, el Rastro en Madrid, Portobello Road en Londres y así una larga lista de ciudades y lugares donde se venden y se compran artículos de segunda mano. «Lo que ha hecho Wallapop es darle una capa de tecnología y buena imagen, a una práctica que se lleva haciéndose durante siglos en todo el mundo», afirma Gemma Escribano.

En cualquier caso, este mercado está en alza. Como considera la Chief Marketing Officer de Wallapop «lo que quiere el consumidor de hoy en día es encontrar nuevas formas de consumo que sean sostenibles y colaborativas. Nos hemos dado cuenta que otra forma de comprar es posible, que estamos hartos de la obsolescencia programada y del usar y tirar. Queremos comprar objetos que tengan historia, objetos que sean únicos que no podemos encontrar en los grandes almacenes. Nos hemos dado cuenta que los términos ‘semi nuevo’, ‘casi nuevo’, ‘sin usar’ pueden tener más valor que lo ‘nuevo’».

En conclusión, según Escribano, «Que lo que yo no uso, quizás alguien lo podría necesitar. Y que encima es mi vecino, que vive en el mismo barrio que yo. Veo el producto, lo toco, pregunto lo que quiero y si me gusta; me lo quedo. Así de fácil y sencillo, no hay margen de error. Es una compra ‘humanizada’ de persona a persona y no ‘des-humanizada’ de máquina a persona».

No es la única, hay más: el caso de vibbo

Son muchas las tiendas que funcionan en la red comprando y vendiendo artículos usados con mayor o menor fortuna, pero algunas destacan sobre otras por la oferta, su usabilidad o las garantías que ofrecen. El sector ha experimentado un crecimiento radical en los últimos años, principalmente por el uso generalizado del smartphone y un cambio en las formas de consumo hacia modelos más inteligentes y sostenibles. Si bien Wallapop está en la mente de todos, hay otra app que comienza a despuntar. Es el caso de vibbo.

Según nos comenta Magalí Rey, su directora de marketing, «nuestro mayor valor es la calidad de los anuncios que se publican y la seguridad en las transacciones que se cierran a través de nuestra plataforma. En los últimos años hemos operado más como una start up en términos de dinámicas de trabajo para ofrecer la mejor aplicación y web en el menor tiempo posible, pero en realidad acumulamos más de 37 años de experiencia y conocimiento del sector que nos permite tener un equipo altamente especializado en el control de calidad y revisión de anuncios».

Es cierto, afirma Rey, que nos encontramos ante un panorama altamente competitivo, con la aparición de nuevos players que aterrizan con ideas innovadoras y plataformas muy especializadas. Pero ellos no se quedan atrás. Para entender la magnitud del mercado, a modo de ejemplo, en 2017 solo los objetos de electrónica de segunda mano vendidos en vibbo movieron más de 25,7 millones de euros entre particulares. Los artículos para niños y bebés 4 millones de euros y los objetos para el hogar más de 19,5 millones de euros.

Consideran desde vibbo que es un mercado en evolución y crecimiento. «Tenemos que tener en cuenta que el mercado de segunda mano siempre ha existido, pero no ha sido hasta la aparición de internet o el desarrollo de apps que ha conseguido relanzarse. Este hecho ha logrado modernizar el sector hasta el punto de mover cientos de millones de euros cada año entre las personas», afirma la directora de marketing de la compañía.

Es evidente, asevera Magalí Rey, la mejora continua de las aplicaciones móviles y una cultura de comprar y vender lo que no utilizamos cada vez más extendida, nos llevará a que estas cifras sigan aumentando en 2018: «El sector todavía tiene mucho margen de crecimiento en España y será la evolución de las plataformas lo que permita seguir ampliando el número de personas que ven el valor de la compra o venta de objetos de segunda mano».

Por ello considera Rey que la tendencia para los próximos años incluirá acciones que ayuden a finalizar la experiencia de compra y cerrar el círculo de la compraventa a través de las aplicaciones, «teniendo en cuenta que actualmente el 75% del tráfico de vibbo se realiza a través de dispositivos móviles», insiste.

eBay, el refugio de coleccionistas

Otro caso paradigmático, de los muchos que hay en relación a plataformas de mercado de segunda mano, lo tenemos con eBay. Cuentan con un completo inventario de artículos tanto de vendedores profesionales como particulares, por lo que a la propia compañía le gusta decir que «si algo está a la venta, está en eBay». En la actualidad, eBay cuenta en España con 2,5 millones de compradores activos y más de 110.000 vendedores particulares.

De hecho, el comercio de segunda mano representa para la compañía el 19% de todas sus transacciones. Eider Sola, responsable de C2C en eBay en España, en declaraciones a BlogginZenith, apunta que «aunque eBay ha evolucionado en los últimos años y actualmente la mayoría de ventas son de vendedores profesionales y de productos nuevos, todavía un 19% de los artículos son de segunda mano, lo que demuestra la importancia que todavía tiene este tipo de ventas»

En seguridad, afirma Sola, en plataformas como eBay las transacciones entre particulares y los mismos vendedores particulares se encuentran más protegidas y en logística, con una experiencia más intuitiva tanto para compradores como para vendedores particulares. Del mismo modo reconocen desde la compañía que son «los que ofrecemos mejores precios y el inventario más único, además de dar acceso a un mercado global en el que tenemos 168 millones de compradores».

Ahora bien, ¿cómo seguirá creciendo el mercado de compra-venta de artículos de segunda mano? En eBay tienen identificados dos corrientes que caracterizarán la venta online en el futuro. Por un lado, comentan que «cada vez son más los vendedores y compradores que valoran la inmediatez. Para muchos de ellos es fundamental poder realizar la transacción cuanto antes, para el vendedor recibir el pago de forma inmediata y enviar el artículo cuanto antes para hacer hueco en casa, y por el lado del comprador poder recibir el producto en un plazo de 3 o 4 días como máximo de cualquier parte de España. Para ello, la venta exprés y a precio fijo es la opción más sencilla y rápida».

Por otro lado, encuentran a los usuarios que disfrutan vendiendo o comprando, no solo por la satisfacción de conseguir un dinero extra o adquirir un producto único, sino también por el propio proceso de compraventa. Un ejemplo muy claro de esta corriente son las subastas, que generan competencia por un producto hasta el último segundo, especialmente entre coleccionistas. «En este sentido, eBay es la mejor plataforma para poner en contacto a los coleccionistas con una comunidad de entusiastas de su producto en todo el mundo», comenta Eider Sola de eBay.

Los usuarios opinan

Ana Solís es usuaria de Wallapop desde hace un par de años. De hecho, «hice una mudanza y muchos de mis muebles me sobraban. No podía utilizarlos en mi nuevo domicilio. Así que decidí ponerlos a la venta para que pudiera hacer uso de ellos un nuevo comprador y, de paso, sacar algunos euros. ¿Por qué tirar algo que todavía tiene vida útil y que lo puede utilizar otra persona?», se pregunta.

Pero no solo vende. También es una compradora asidua en esta app, porque «no solo ahorras. En ocasiones también encuentras productos que están descatalogados», nos cuenta. Con 27 años, Ana forma parte de una nueva generación que ha potenciado el auge del mercado de segunda mano. Hablamos de los millennials, que cuentan con un patrón de consumo que se guía más por las experiencias que por la posesión de los objetos y están más concienciados con el medioambiente.

Un 77% de los miembros de esta generación prefiere una buena experiencia frente a un buen producto mientras que entre los miembros de la generación anterior la tendencia es a la inversa. Un 60% prefiere el producto frente a la experiencia, según un estudio de la consultora estadounidense Cassandra.

Para Guadalupe Díaz, usuaria de 21 años de Chicfy, el mercado de segunda mano es trendy. «En mi grupo de amigos, todos hemos comprado alguna vez ropa de segunda mano. Y si es de marca, mejor. Muchos no trabajamos y es la única forma de ir a la última a un precio razonable».

También el mercado de segunda mano nos ayuda a desprendernos de los objetos que ya no utilizamos. Según cuenta Ramón Soler, que utiliza vibbo, «me deshice de mi Nexus para comprarme un terminal de una gama superior y más nuevo». Pero por esa vía ha vendido casi de todo, desde mobiliario a gadgets de todo tipo. «Me ayuda a liberarme de lo que no necesito y, de paso, me gano un dinero, que nunca viene mal».

Mónica Gaviño también es usuaria de Wallapop. Para ella, «hay una amplísima oferta en esta aplicación. Lo más importante es que estás geolocalizado y puedes ver qué tienen tus ‘vecinos’, comprando lo que te interesa. Yo, por ejemplo, adquirí un cuadro pintado a mano que el vendedor había comprado en Nueva York. Un artículo único y a buen precio».

Sin duda la conectividad, internet y las aplicaciones han revolucionado el modo en que interactuamos. El mercado de segunda mano ha experimentado un boom en los últimos años. Estamos dejando atrás una crisis económica, que combinada con los avances tecnológicos ha propiciado un cambio sociocultural en España. Dar una segunda vida a los objetos es algo que siempre ha existido, pero ahora la evolución digital lo ha catapultado y le ha dado mayor alcance.

También es reseñable la gran consolidación de la economía colaborativa en España y un nuevo consumidor cada vez más comprometido con el respeto al medio ambiente, que valora la alternativa sostenible que supone la compraventa de segunda mano. Por ello, 2018 promete ser un año de auge para este mercado. Y concretamente el mercado español tiene muchas posibilidades. La segunda mano todavía está por descubrir.

En BlogginZenith | MarketPlace, el Wallapop de Facebook, deja claro que la segunda mano triunfa

Un comentario

  1. Por una vez en la vida la humanidad recapacita y se da cuenta de lo importante que es la segunda mano para vivir en un mundo mejor. Gracias Wallapop y al resto de app por hacerlo posible

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>