¿Qué tiene el Black Friday 2017 que no hayamos visto antes?

Como sociedad de consumo, como compradores, como marcas, hay ciertas fechas clave que nos hacen estar muy pendientes de la actualidad marketera. Todos estamos preparando ya la campaña navideña. Pero antes, hay una cita ineludible en los últimos años que cada vez cobra más relevancia.

Se trata del Black Friday que se celebra el próximo día 24 de noviembre y que supone una fecha fundamental para el mundo del comercio. Según un estudio de la Asociación Española de la Economía Digital, el Black Friday supuso un 5,3% de la facturación anual de las tiendas que participaron en esta celebración el año pasado, un importante aumento respecto al primer año en el que el viernes negro llegó hasta nuestro país, cuando la cifra se estableció en un 1,65%. La previsión para este año es que se pueda llegar hasta el 12% de esa facturación.

Cada vez más tiendas se animan a participar en este evento que, como decimos, se ha convertido en una fecha señalada para las agendas tanto de marcas como de consumidores. El mismo estudio nos habla de que en 2016, los comercios participantes habrían aumentado en un 17% respecto a 2015.

Contamos con las declaraciones de Marcos Tejeiro, director de cuentas en Zenith, que nos habla de la importancia de esta fecha: “Black Friday, Cyber Monday, Singles day… días que hasta hace poco no sabíamos que significaban pero que en los últimos 2-3 años se ha convertido en fechas marcadas en rojo por los anunciantes de este país, y en los consumidores también. De la misma manera que adaptamos costumbres de otros países en diferentes ámbitos, también lo hacemos en lo relativo a las compras. En el caso de Black Friday el crecimiento de los últimos 2 años ha sido enorme, tanto que es uno de los días de mayor venta para retailers de electrónica como Worten. Pero Black Friday ha sufrido varios cambios importantes desde su nacimiento: se ha abierto a todo tipo de sectores, se ha llevado también al comercio físico (no sólo al e-commerce) y ha pasado de un día de grandes ofertas a una semana entera, incluso dos. Uno de los sectores donde más se ha notado la influencia del Black Friday es en el sector perfumes y cosmética, donde las grandes marcas, como L’ Oreal, realizan un importante apoyo en comunicación y en punto de venta dado el pico de ventas que se genera en esta fecha, siendo también el pistoletazo de salida para las compras navideñas.”

Black Friday, de novedad a tradición

Como sucede con tantas festividades, el Black Friday nos llega de Estados Unidos. Y hablamos de festividad porque realmente, es una jornada que tiene ese toque particular, lúdico y alegre. En USA, se celebra un día después de otra jornada muy especial en el país: el Día de Acción de Gracias. Y su nombre hace referencia a un remedo de chiste: los números de las tiendas pasan del rojo (pérdidas) al negro (ganancias) gracias al volumen de ventas que se realizan ese día. En 2016, las previsiones de la Federación Nacional de Minoristas de Estados Unidos eran de un volumen de compras por valor de 655.000 millones de dólares y se habla de que, cada año, hasta medio millón de estadounidenses pedirían un crédito para hacer compras a lo largo de esa jornada.

La importancia y repercusión de un acontecimiento como el Black Friday es mucha. En primer lugar, se convierte en una fecha clave para los comercios pues, como hemos visto, muchos ciudadanos eligen este momento para realizar compras específicas. Para las marcas tiene un destacado tirón comercial. Por un lado, les ayuda a iniciar con buen pie su campaña navideña, adelantándola unos días y creando unas jornadas fundamentales para las ventas que servirán como preludio a lo que llegará en diciembre.

Por otro lado, tiene muchas implicaciones sicológicas. A nivel de engagement, que un comercio apueste por el Black Friday le acerca más a los consumidores. Ésta es una fecha muy ligada a la era de Internet y las nuevas tecnologías y ofrecer descuentos en las ventas es un guiño para los usuarios que viven inmersos en los nuevos tiempos, una forma de hacerles ver que la marca está en sintonía con sus hábitos.

Eso sí, no podemos olvidar que para las marcas, la llegada del Black Friday supone también la obligación de cambiar la clásica estrategia que comenzaba con la campaña navideña. Es un evento anual único por el volumen de ventas y obliga a las empresas a redefinir su campaña. Muchos también afirman que, para las marcas, supone un punto de inflexión. Pues esta jornada les permite vaciar sus estanterías de productos de la temporada pasada y dejar espacio para todo lo nuevo que ha de llegar.

Lo que nos espera en 2017

El universo Black Friday se expande más allá del propio día 24. Se trata de una jornada única para el comercio y las marcas están sabiendo rentabilizar su tirón con ofertas y promociones que no sólo se limitan a esas 24 horas, ni mucho menos.

Cyber Monday

Asociado al Black Friday tenemos otro concepto como es el Cyber Monday. En muchas ocasiones, el Black Friday se prolonga durante el fin de semana, unas jornadas que se asocian siempre con tener más tiempo libre que se puede dedicar a realizar compras. Y tiene su momento culminante con la llegada del Cyber Monday, que suele poner el punto final a los descuentos.

El Cyber Monday se celebra el primer lunes después del Black Friday y está centrado en el mundo del ecommerce. Las tiendas online cobran toda la importancia y ofrecen descuentos y promociones especiales a través de su web. Según un informe de OBS Business School, los establecimientos de nuestro país que se subieron al Cyber Monday multiplicaron por cuatro sus ventas. Y es que el ecommerce es una tendencia inamovible. Según cifras, el año pasado, en nuestro país el comercio online superó los 24.000 millones de euros en facturación.

Un paso por delante

Otra estrategia para exprimir a fondo las ventajas y el tirón comercial del Black Friday lo tenemos en algunas marcas que, directamente, adelantan esa jornada de ofertas y anuncian promociones especiales incluso dos semanas antes de la fecha “oficial”. Es una forma de conectar con los consumidores con anticipación, mostrando que la marca se encuentra en armonía con una época de compras que resulta importante para el cliente.

Día sin IVA

Muchas marcas optan por opciones complementarias para hacer más llamativo su Black Friday. Cuando se pusieron de moda este tipo de acciones, la estrategia era, de por sí, bastante original, pero, varios años después, ya son mayoritarias las empresas que se suman a esta fecha, por lo que necesitan nuevos hitos que les ayuden a diferenciarse de sus rivales. Así, celebrar una jornada en la que los productos no tienen IVA es un buen aliciente que muchos escogen.

Día del Soltero

Una fecha que también está empezando a cobrar mucha relevancia es el llamado Día del Soltero que comenzó celebrándose en China pero que, como sucede con la actual cultura globalizada, se está expandiendo a todos los territorios del planeta. Se trata de una festividad que este año se celebra el 11 de noviembre, un previo al Black Friday que, en 2016, hizo que, por ejemplo, AliExpress doblara en ingresos a lo conseguido por Amazon a lo largo del viernes negro.

Repercusión para las marcas

Un nombre como Amazon resuena con fuerza cuando hablamos de la influencia de fechas como el Black Friday. El año pasado, la empresa logró batir su propio récord con casi un millón de productos vendidos en sólo 24 horas, lo que supone una media de diez artículos por segundo. Esa fecha fue especial en nuestro país pues, por primera vez, los usuarios podían emplear la app de Amazon para entregas “ultra rápidas”. Para 2017, Amazon ya ha preparado una sección especial en su web en la que se pueden ver las ofertas pensadas para Black Friday con un contador que anuncia cuando expira la oferta. Esta página lleva funcionando desde principios de noviembre.

Pues, como hemos explicado, una de las estrategias más seguidas es la que se refiere a adelantar el Black Friday, una tendencia a la que se han sumado otras marcas como FNAC, La Casa del Libro o Worten . Esta empresa en particular, durante los primeros días de noviembre, tuvo promociones especiales en su sección de productos electrónicos con rebajas llamadas “super tecnoprecios” que, como ellos mismos explicaban, invitaba a adelantarse al Black Friday.

Otra de las empresas de referencia en el mundo de las ventas del retail es Inditex que también prepara su desembarco en el Black Friday con un anuncio que nos habla de descuentos del 20%. El mundo de la tecnología y la electrónica es uno de los más crecen en ventas durante esta jornada, pero el de las prendas de vestir no puede ser pasado por alto. Así, por ejemplo, podemos hablar de la nueva estrategia seguida por Nike, que ha llegado a un acuerdo para vender sus productos a través de Amazon. Eso sí, con la contrapartida de perder el control de sus precios.

El Black Friday se acerca y tanto marcas como consumidores se preparan para recibirlo. ¿Seguirá consolidándose esta tendencia como un hito indispensable previo a las compras navideñas?

 

Imagen | Pixabay

En BlogginZenith | Comprar ya no es lo que era: ¿cómo han cambiado las rebajas?

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. El periodo de compras navideño se extiende cada vez más

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>