¿Será 2018 el año del Social Shopping?

social shopping

A medida que los usuarios pasan cada vez más tiempo en las redes sociales, el tiempo dedicado a otras tareas diarias decrece. De esta forma, el universo del e-commerce y las compras online no para de crecer, y, desde hace algunos años, comienza a tomar protagonismo en las plataformas de social media. Los consumidores utilizamos las redes sociales para buscar información, encontrar reseñas y opiniones sobre servicios y productos, y, cada vez más, para comprar. ¿Estamos en la era del social shopping?

Este año el social shopping puede ser una de las tendencias clave en Internet, ya que no dejan de llegar novedades en este sentido y que apuestan por las redes sociales como una nueva vía para llegar a los consumidores con diferentes productos y servicios. ¿Cuáles son las claves por las que el social shopping puede ser una tendencia importante en 2018?

¿Qué es el social shopping?

Cuando hablamos de social shopping, nos referimos a una experiencia de compra online que tenemos a través de plataformas de social media. En la práctica, puede tomar una multitud de formas. Así, la tendencia abarca una variedad de enfoques para las ventas en online, todos ellos centrados en las interacciones entre los consumidores, y entre consumidores y marcas. A través del social shopping, los usuarios pueden utilizar las redes sociales para encontrar reseñas y recomendaciones de productos, y utilizarlas para guiar la decisión de compra.

De esta forma, las actividades de social shopping pueden ser experiencias compartidas, en sitios como Groupon; mercados autónomos, como Etsy, por ejemplo, que une en una comunidad a compradores y vendedores con los mismos intereses, de modo que va más allá de simplemente hacer negocios; e incluso ya existen integraciones de ventas directas a través de las redes sociales en plataformas como Facebook e Instagram de gigantes minoristas como Shopify. De hecho, en 2016 ya hablamos en BlogginZenith sobre la alianza de Shopify y Facebook y lo que implicaba para el mundo del e-commerce.

Facebook se pone las pilas con el social shopping

La plataforma de Facebook es una de las que siempre trata de mejorar la experiencia de social shopping tanto para los usuarios, como para las marcas. Las páginas de negocios en Facebook ya incluyen valoraciones y reseñas, así como acceso a chatear y contactar con las marcas en tiempo real. Además, la red social lanzó el año pasado su propio MarketPlace, al más puro estilo de Wallapop, como una plataforma de compra-venta de segunda mano dentro del propio Facebook.

Instagram Shopping llega a España

social shopping

Hace unos días que saltó la noticia de la llegada de lnstagram Shopping a España. ¿Qué significa esto? El año pasado la red social de Mark Zuckerberg presentaba una nueva experiencia de compra en Estados Unidos, con la que las marcas podían poner etiquetas a los productos en sus publicaciones orgánicas para facilitar el proceso de venta. Ahora, esta opción ha llegado a España. Según la compañía, desde las grandes marcas hasta los pequeños negocios locales utilizan las compras en la red social para conectar con sus clientes de una forma diferente y original, y que todo el proceso hasta la venta sea mucho más práctico.

Con las compras en Instagram, los usuarios pueden ir más allá del descubrimiento de productos, de forma que es posible tocar una publicación etiquetada desde su sección de noticias, o hacer click en el botón de “Comprar” de los perfiles de empresa para conocer más sobre los detalles y precios de los productos en los que están interesados, por ejemplo.

Según Noelle Sadler, vicepresidenta de marketing de Lulus: “En Lulus, venimos usando la función de compras en Instagram desde que se encontraba en fase de prueba. Podemos decir que la marca ha crecido de la mano de la plataforma a medida que esta iba evolucionando. Hemos sido testigos del enorme valor y el crecimiento que nos ha aportado esta herramienta. Hemos descubierto que los usuarios de Instagram tienden a comprar cada vez más en la plataforma, porque se están acostumbrando a estas experiencias de compra nativas. Asimismo, hemos experimentado con novedosas formas de inspirar a los seguidores para que realicen compras: mostrar conjuntos exclusivos en los que cada prenda está a la venta, compartir contenido generado por usuarios o presentar a los compradores ejemplos de situaciones en la vida real en las que podrían usar los artículos que han adquirido. Desde su lanzamiento, podemos atribuir directamente a las compras en Instagram más de 1200 pedidos y más de 100.000 sesiones.

¿Hacia dónde se dirige el social shopping en el futuro?

Las marcas procuran, cada vez más, ofrecer experiencias basadas en social shoppingteniendo en cuenta que los consumidores ya hablan sobre ellas en las redes sociales, comparan sus productos y escuchan las recomendaciones de sus contactos. Un ejemplo para entender hacia dónde se dirige la tendencia es el de la marca Levi’s. La firma llevó el social shopping a otro nivel en 2010 al integrar las redes sociales con su tienda online. Incluso ha incorporado toda una sección específica llamada ‘friend store‘, en la que los usuarios solo podían ver lo que sus contactos de Facebook han dado ‘me gusta‘ o comprado.

Ahora, en la tienda online de la marca podemos ver las últimas publicaciones que realizan los usuarios de todo el mundo con el hashtag #LIVEINLEVIS y utiliza su página de Facebook como escaparate.

Además, la llegada de los chatbots también ha hecho que muchas marcas que cuentan con tiendas online creen el suyo propio como una forma de asistente virtual, para ayudar a los usuarios a elegir los productos adecuados, e incluso comprarlos de forma directa desde Facebook Messenger. Un ejemplo es la firma de H&M, que se ha lanzado con su propio chatbot para plataformas como Messenger y Kik.

Hay que recordar, que el año pasado en BlogginZenith ya hablamos sobre los avances en Inteligencia Artificial y los chatbots como una de las principales tendencias de e-commerce que llegaban para quedarse.

Otra tendencia que tomará forma en el futuro es la de story shopping, como una forma de incluir nuevas opciones de compra directa en el formato stories de plataformas como Instagram o Snapchat, por ejemplo.

Vemos como el social shopping forma parte de nuestras vidas en todo tipo de plataformas, donde podemos encontrar valoraciones de productos y marcas, reseñas, recomendaciones, e incluso realizar compras. El factor social ya está en la mente de las marcas, por lo que habrá que ver si esta tendencia continúa avanzando durante 2018 y se convierte por fin en una de las tendencias reinas del e-commerce en el futuro.

Imagen | pixabay

En BlogginZenith | La lucha contra las fake news en social media: ventajas para las marcas

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Cada vez se compra y se vende más ropa de segunda mano por Internet ¿Hay tanta variedad y tan barata! Y es que no solo es la cantidad de cosas que encuentras, si echas un vistazo a la sección de ropa de milanuncios.com verás cientos de páginas con anuncios de venta de ropa de segunda mano; igual pasa si vas a vibbo o a tablondeanuncios.com

    y no solo eso, es que puedes encontrar cosas del estilo que quieras y toda clase de ropa. Por ejemplo en tablondeanuncios he visto que se venden un montón de vestidos de novia de segunda mano 🙂

    Y si vas a wallapop entonces ya no te digo nada lo que puedes encontrar…

    Besos

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>