YouTube Gaming, ¿la revolución en el streaming de videojuegos?

youtube-streaming

En un pequeño pueblecito del sur de España, un aventurero de pocos años de edad, consigue triunfar en ese reto imposible que le planteaba su videojuego favorito. A miles de kilómetros, desde la pantalla de su ordenador, otro chico sigue las vicisitudes de una partida que para él, ya será mítica. Bienvenidos al streaming de videojuegos. Bienvenidos a YouTube Gaming.

En la marabunta de recursos multimedia para entretenernos, para hacernos más sociales e incluso convertirnos en influencers, los videojuegos se han convertido en un factor clave que las grandes empresas de Internet saben que no pueden dejar pasar. ¿Qué es y cómo funciona la revolución en el streaming de juegos?

El streaming, el fenómeno que crece

Se trata de una actividad que combina dos acciones fundamentales: el lúdico y apasionante mundo de los videojuegos y la charla social e intercambio personal que permiten las redes sociales, a través de las cuales, individuos de todo el mundo pueden compartir experiencias, conocerse, entablar amistades y relaciones… Internet ha permitido que millares de comunidades distintas establezcan conocimiento: individuos de diferentes tribus sociales, fans de un grupo heavy, entusiastas de la comida hindú… Tu singular afición y tú ya no estáis solos en el mundo, podéis encontrar a muchos más como vosotros.

Y si nos centramos en el mundo del videojuego, no encontramos a una minoría precisamente. Es una de las más grandes pasiones de la sociedad actual y su streaming se desarrolla como la traslación de algo que ya veíamos en el mundo offline. En aquellos recreativos de los 90, siempre había una máquina estrella, ese juego al que todos querían acceder. Lleno de tensión y entusiasmo, podíamos encontrar a un muchacho disputando una partida que le hiciera merecedor del título y de la aclamación general. A su alrededor, teníamos a un grupo de coetáneos que seguían las vicisitudes de la partida como si fueran ellos mismos los protagonistas.

Gracias a Internet, ahora los jugadores han evolucionado en su posición. Existen miles de vídeos subidos a la red que enseñan partidas y comentan los aspectos más interesantes de la misma. Esto nos ha llevado a una nueva realidad: tenemos al usuario que puede consultar con sus jugadores preferidos, tenemos al gamer profesional, a usuarios como El Rubius o PewDiePie, que incluso han conseguido ganarse la vida haciendo de ello su profesión, tenemos cifras espectaculares, como las conseguidas el pasado agosto por el evento ESL One Tournament, que logró 27 millones de espectadores que siguieron las partidas de sus participantes a través de la red…

Un juego como ‘League of Legends’ tiene 27 millones de jugadores diarios y más de 70 millones de espectadores para un fenómeno que han creado los propios usuarios. Son YouTubers que, como entretenimiento, subían sus partidas de videojuego, y han creado canales repletos de estos contenidos que se convierten en máxima referencia para otros. ¿Podemos entender por qué ahora YouTube ha empezado a prestar atención al streaming de videojuegos?

¿Qué es YouTube Gaming?

streaming-youtube

Con este panorama, YouTube ha decidido dar un golpe en la mesa y lanzarse a la conquista de un sector para el que esta red social parece perfecta. Entre los millones de vídeos que encontramos en YouTube, muchos de ellos son partidas de videojuegos que los gamers comparten y los usuarios buscan. Pero ya no se trata sólo de tener una buena videoteca que haga del video on demand un caballo ganador, sino que su propósito es revolucionar el consumo de vídeos en directo.

Así, el 26 de agosto se presentaba oficialmente YouTube Gaming. Ha debutado en Estados Unidos e Inglaterra y cuenta con más de 25.000 títulos en su haber. Aunque, eso sí, no se trata de una plataforma que funcione de forma separada al YouTube que todos estamos acostumbrados a tratar, sino que se ha rediseñado la entrada para que los gamers encuentren de una manera más intuitiva el contenido. Una columna a un lado lista los vídeos disponibles. Una columna al otro lado muestra los usuarios que están realizando streaming en ese momento. Como decimos, no se trata de cambiar aquello que ya funciona correctamente en YouTube, sino de crear un espacio más reconocible y usable para los gamers, que tenga a un golpe de click todo la información que demandan.

Además, el deseo es que la clásica lista de comentarios que encontramos en cada vídeo, se convierta aquí en un auténtico chat en el que los usuarios intercambien información útil y en presente; la presencia de gamers realizando streaming y el conocimiento que de este hecho tienen los visitantes al site serán clave para lograr que esta charla social funcione de una manera fluida.

Y, ¿a la hora de hacer streaming, qué? Cuando YouTube habló de lanzar su propia web para gamers, éste fue uno de los puntos más comentados. La red social cuenta con la virtud de tener una infraestructura fuertemente desarrollada, que ya permitía que cualquier usuario subiera un vídeo o pudiera realizar una retransmisión en directo sin gran dificultad, por lo que los desarrolladores han aprovechado este servicio ya existente para incluirlo en la nueva plataforma. Eso sí, precisamente el hecho de que ciertas actividades se realicen tal y como ya se podían efectuar en el YouTube clásico, ha decepcionado a algunos seguidores, que esperaban cambios más determinantes que dieran una personalidad única a YouTube Gaming.

La sombra de Twitch

twitch-youtube

Para muchos, YouTube Gaming no es una iniciativa sin más, sino la respuesta a una necesidad muy clara: no seguir perdiendo las posibilidades que el universo del streaming de videojuegos tiene en el mercado ahora mismo. Si YouTube es la red social con mayor cantidad de vídeos, ¿cómo no aprovechar el fan service y dejar que otros competidores pujen por él?

Y es que YouTube Gaming no está solo en esta partida, de hecho, se tendrá que ver las caras con un duro competidor: Twitch. Twitch es la compañía que compró Amazon en 2014 por 970 millones de dólares para, precisamente, coronarse como el referente absoluto en esta temática. Con 100 millones de espectadores al mes, YouTube no lo va a tener fácil para desbancarlo. ¿Su ventaja? Mientras que YouTube es el gran universo sobre vídeos de todo tipo, Twitch supo definir rápidamente su target y enfocar sus acciones únicamente en él. Está sabiendo cuidar de sus usuarios y ha construido una verdadera red social entre jugadores y creadores de videojuegos.

Es por ello por lo que YouTube ha decidido no perder a más youtubers que se mudan a Twitch para poder realizar sus streamings. Twitch tiene recursos desarrollados pero YouTube posee el gran volumen de vídeos, la popularidad y un nuevo servicio que no va a tardar en explotar. Aún es pronto para saber quién ganará esta batalla, sobre todo, teniendo en cuenta que muchas otras empresas, con nuevos desarrollos y aplicaciones, intentarán entrar en juego pues, como decimos, el universo del streaming de videojuegos, con eventos retransmitidos para el todo el mundo, como si de la final de un campeonato de fútbol se tratara, aún no han tocado techo.

Imagen | YouTube, Twitch
En BlogginZenith | YouTube Kids y otras empresas que vieron en los niños un “filón” publicitario

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Twitch tiene mucho recorrido andado, para YouTube Gaming no va a ser fácil

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>