¿Y si la publicidad volviera a TVE?

tve-publicidad

El 1 de enero de 2010, TVE dejó de emitir publicidad. Ésta era una reclamación de muchos sectores, entre los que, principalmente, destacaba la posición de las cadenas privadas. Denunciaban desventaja respecto al canal público, que obtenía ingresos privados pero también públicos. Después de mucho debate al respecto, el gobierno del momento decidió tomar una decisión que sería histórica.

Sin embargo, desde ese mismo día hasta la fecha de hoy, se ha abierto un nuevo debate, ¿debería la publicidad regresar a TVE? Es una cuestión que se plantean cíclicamente instituciones y empresas y que la deuda que acumula el sector pone sobre la mesa en un intento por solucionar sus problemas de financiación. Pero, ¿es posible la vuelta de la publicidad?, ¿cuáles serían sus principales consecuencias?

1. TVE tendría nuevos ingresos, pero también perdería dinero

La cuestión fundamental parece ser cómo conseguir más financiación para una tele pública que acumula, según informaciones del año pasado, pérdidas por valor de 800 millones de euros. La crisis de la tele pública hace necesaria la entrada de nuevo capital y la vuelta de la publicidad sería una de las soluciones.

Según estimaciones, el regreso de la publicidad supondría unos ingresos de alrededor de 278 millones de euros al año. Eso sí, también sufriría pérdidas. Con la supresión del modelo aprobado en 2009, dejarían de tener vigencia las cantidades que el ente público ingresa a modo de tasa por parte de patrocinios culturales, operadores de telecomunicaciones, televisiones de pago y las propias privadas: Mediaset y Atresmedia, que ascienden a unos 120 millones de euros.

publicidad-ministerio

2. Se dañaría la imagen de servicio público

Uno de los supuestos en contra de esta medida viene de la mano de la esencia misma de lo que es TVE. Durante mucho tiempo, los espectadores han reclamado un verdadero servicio público por parte del ente, que lo alejara de movimientos comerciales. El hecho de desterrar la publicidad de su parrilla parecía uno de los pasos principales. Si la publicidad regresara, esa aureola de servicio por y para el ciudadano se podría ver gravemente perjudicada.

3. También el sector podría verse perjudicado

Puede que el concepto “servicio público” sea demasiado volátil e impreciso para muchos, y que no se sientan alarmados por ello, pero lo que, desde luego, sí preocupa es la idea de un sector audiovisual y una industria cultural que dé una imagen de debilidad y de no ser capaz de competir en los mercados con la eficiencia que se le presupone a un ente público de estas características. La seguridad jurídica se podría ver puesta en entredicho al presentar estas inestabilidades y cambios bruscos en su modelo de financiación, que podrían entenderse como un rumbo caótico en la manera de gestionar los recursos.

4. La publicidad no soluciona el auténtico problema

Para muchos expertos, la vuelta o no de la publicidad no solucionará el auténtico problema que tiene TVE, que es la manera de gestionar su presupuesto y de poner al día unas estructuras que han demostrado ser ineficaces. Cuando TVE tenía publicidad llegó a acumular una deuda de 7.767 millones de euros, por lo que su problema no son sólo los ingresos, sino la eficiencia a la hora de administrar los recursos disponibles.

5. Las cadenas privadas perderían dinero

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta es la posición contraria de las cadenas privadas a esta medida. Al entrar un nuevo competidor, estas empresas perderían los ingresos de las marcas que decidan programar sus anuncios y campañas en TVE. Según estimaciones, los canales privados perderían alrededor de 185 millones de euros. Aunque eso sí, dejarían de pagar la tasa que establecía la reforma para ayudar a financiar TVE, y que asciende al 3% de los ingresos para los canales que emiten en abierto.

entrevista-publicidad

6. Perjudicaría a quien lo apruebe

A la hora de decidirse o no a tomar esta decisión, pesan muchos componentes, entre ellos, la imagen negativa que puede generar el gobierno que apruebe la vuelta de la publicidad. Como ya comentamos con el tema de los derechos televisivos del fútbol y la existencia de un partido de liga en abierto, la vuelta de la publicidad a la televisión pública es una medida muy impopular cuyas consecuencias son inmediatas. De repente, el espectador tiene pausas publicitarias en la película que antes veía sin cortes, y eso, se mire como se mire, no gusta al público.

7. TVE tendría que crear una estructura comercial

¿Está TVE preparada para gestionar la vuelta de la publicidad? Cuando dejaron de emitirse anuncios, dejó también de tener sentido que TVE mantuviera su departamento comercial, el cual quedaba sin funciones. Ahora, debería crearse de nuevo y tendría muchos problemas para competir en igualdad de condiciones con los de Atresmedia y Mediaset, que negocian de manera global la publicidad de todos sus canales. Los ratings de La2 o Teledeporte no ayudarían a conseguir un pacto muy ventajoso para el ente.

8. Lo comercial por encima de lo divulgativo

Aquí viene una de las pegas fundamentales para muchos de los que son contrarios a esta medida. Para ellos, un ente público debería tener un interés informativo y divulgativo. Si se aprobase la medida del regreso de la publicidad, los contenidos deberían ajustarse a gustos más comerciales, que trataran de captar a la audiencia y, en consecuencia, a los anunciantes.

9. La audiencia disminuiría

¿Cuántas veces no nos quedamos enganchados a la película de La 1 simplemente por el hecho de que no existen pausas publicitarias que nos empujen a hacer zapping? Disponer de una canal sin anuncios es muy beneficioso para subir las audiencias y retener al público. De hecho, una de las estrategias de los canales privados consiste en proteger sus estrenos de series con una emisión sin pausas, como sucedió por ejemplo con ‘Bajo sospecha‘ en Antena 3. Por ello, sería de esperar que, al menos al principio, la audiencia de TVE sufriera una bajada.

publicidad-uva

10. Las productoras sí se verían beneficiadas

Sin duda, un sector beneficiado por la vuelta de la publicidad sería el de las empresas de producción y distribución. Habría más dinero sobre la mesa para invertir en nuevas series y programas y TVE encargaría nuevos productos que generarían más trabajo para un sector al que no le vendría nada mal que un nuevo actante entrara en juego con ganas de competir y ponerse al día con los canales privados.

11. Y el mercado publicitario, también

Otras de las grandes beneficiadas de este medida serían las empresas que se dedican a la publicidad, que verían, al igual que sucede con las productoras, cómo se expanden sus posibilidades de negocio. En nuestro país, los canales de televisión en abierto se reúnen en torno a dos grandes bloques, así que la entrada de un tercer competidor revitalizaría el mercado.

En este sentido, es importante recoger la opinión de AEA (Asociación Española de Anunciantes) al respecto, que solicita el regreso de la publicidad a TVE como una medida para impulsar la recuperación económica del ente y para favorecer una sana competencia entre las cadenas.

12. La situación del público

No podemos olvidar que si se hace televisión es por y para el público, para llegar a la audiencia que, finalmente, ha de entusiasmarse o no por esos contenidos. Así que, ¿cómo le afectaría una medida como ésta? Por un lado, la audiencia pasaría a tener publicidad en un canal en el que antes no había, por lo cual la comodidad de su visionado se vería perjudicada, pero, también, supuestamente, mayores ingresos ayudarían a que la programación tuviera más recursos y su calidad se incrementase, por lo que también saldría beneficiado.

13. El tema no se apagaría

Al minuto siguiente en que se aprobase una resolución para la vuelta de la publicidad a TVE, se volvería a hablar de nuevo de la posibilidad de retirar estas pausas y se especularía sobre sus ventajas e inconvenientes. La decisión que entró en vigor en 2010 fue el resultado de muchos debates y puntos de vista, invertir la norma provocaría nuevas polémicas al respecto. Tal vez porque la existencia o no de publicidad en TVE no es el eje fundamental del conflicto, sino uno de los problemas de la situación económica de un sector que no acaba de funcionar.

Imagen | Wikimedia, RTVE,
En BlogginZenith | TVE y la publicidad que no es publicidad

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Hay algo que creo que se debería mencionar,que es que TVE tendría que dejar de emitir programas,que hace en este momento por falta de espacio horario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>