A vueltas con los derechos del fútbol en televisión: ¿qué cambios plantea ahora la LPF?

futbol-derechos

Todos sabemos que el fútbol es una de las actividades más lucrativas de nuestra sociedad. El deporte rey consigue movilizar a las masas e incluso, la final de un campeonato puede conseguir paralizar a un país, expectante de lo que suceda en esos 90 minutos.

Por eso, no nos sorprende la “guerra por los derechos de fútbol” que se ha establecido desde hace unos años entre las grandes empresas de comunicación de nuestro país. Hacerse con los derechos de emisión de los partidos, con las retransmisiones y las imágenes de los momentos más destacados es un filón económico que todos tratan de explotar. Pero no sólo los grandes grupos mediáticos, los clubes de fútbol también quieren sacar “tajada” de los ingresos que generan. ¿Qué está planeando la LPF al respecto?

Fútbol, liga y la venta centralizada

El pasado 6 de febrero, la LFP (Liga de Fútbol Profesional) celebró una Asamblea General Extraordinaria que puede poner patas arriba el panorama futbolístico en televisión tal y como ahora lo conocemos.

Hoy por hoy, la mayoría de los partidos de fútbol se disfrutan a través de canales de televisión de pago. Sólo los abonados a estas plataformas tienen la opción de ver esos encuentros que disputa su equipo favorito. ¿Y qué pasa con el resto de individuos? Pues que nadie se queda sin fútbol, ni mucho menos, pues, en cuanto termina un partido, las diferentes televisiones (si es que han llegado a un acuerdo con Mediapro) ofrecen amplios reportajes con las jugadas más destacadas, los goles, los momentos polémicos… Esto es precisamente lo que la LFP quiere cambiar.

futbol-estadio

Y es que, en esa asamblea, se aprobó la venta centralizada de los derechos audiovisuales. ¿Qué quiere decir esto? Lo que quiere la Liga es que se cobre por emitir los resúmenes de los partidos. Las televisiones pujarían por tener la exclusividad de las imágenes, por lo que un único medio de comunicación ofrecería los goles o las jugadas. Para las demás cadenas estaría prohibido, y aunque entraran en el estadio, no podrían grabar el encuentro. La idea es que esta exclusividad funcionase durante unas horas (las estipuladas en el contrato) y, a partir de ahí, la emisión funcionase como hasta ahora.

El deseo de la LFP es que esta propuesta se convierta en realidad en la temporada 2016-17. El siguiente paso es que un Real Decreto que regule la venta centralizada para los derechos de la Liga, cuyo borrador es obra del Consejo Superior de Deportes (CSD), recoja esta opción y que, finalmente, sea aprobada por el Gobierno. 

Según palabras de Javier Tebas, presidente de la LFP, el proceso sería de la siguiente manera “La LFP sacará a concurso la venta y los derechos se repartirán según unos criterios establecidos por el Real Decreto. Queremos que sea el Gobierno quien establezca el reparto mediante el citado Decreto“. Para Tebas, esta regulación es fundamental para el futuro de la actividad futbolística en nuestro país y destaca “el deseo de todos de que se haga cuanto antes porque el fútbol español estará en graves problemas con respecto a la competencia y se perderá el valor de nuestros derechos“.

Según fuentes, la previsión de la LFP es ingresar, gracias a la venta de los resúmenes y demás imágenes, un monto que ronda los 40 millones de euros. Sin duda, detrás de esta ofensiva, se encuentra la mala salud económica de muchos clubes de fútbol de nuestro país que, con la aprobación de esta venta centralizada de derechos podrían ver mejorada su situación. Ahora, cada club negocia de manera individual con los operadores de televisión. Esto ha provocado que los equipos más fuertes (Madrid y Barça) hayan recibido mayor interés (y recursos) por parte de las televisiones, que no han podido ofrecer las mismas ventajosas condiciones a equipos menos “populares”.

Otro punto interesante del Real Decreto es el reparto que se establecería para el dinero recaudado y que sería: 50%, entre todos los clubes de manera proporcional; 25%, según los resultados deportivos y el otro 25%, según las audiencias y la implantación social de cada club. Este reparto aseguraría los ingresos que actualmente tienen Real Madrid y Barcelona (unos 140 millones por temporada) e incrementaría los del resto de equipos, cuya proporcionalidad respecto a los clubes más poderosos pasaría del actual 7 a 1, a unas cifras más igualitarias de un 3 a 1.

El partido en abierto, otra polémica más

futbol-micro

A esta propuesta por parte de la Liga, cabe sumar una vieja cruzada que la LFP también tiene: la de la supresión del partido en abierto, una petición a la que se suman las empresas que tienen los derechos de emisión. Ahora, y desde la llamada Ley Cascos de 1997, es obligatorio que una vez por semana se emita un partido de la Liga de Fútbol en un canal que tenga su señal en abierto, lo que, sin duda, también provoca una pérdida de beneficios para los clubes.

La Liga aboga porque se suprima una norma que, eso sí, cuenta con el respaldo y la simpatía de la mayoría de nuestra sociedad, por lo que supone un problema para el Gobierno que se decida a eliminarlo, ya que sería una manera bastante fácil y rápida de ganarse un buen puñado de detractores, por lo que no es seguro que esta segunda reclamación salga adelante.

La Ley General de la Comunicación Audiovisual de 2010, en su artículo 20, dictamina que el Consejo Estatal de Medios Audiovisuales determinará “los acontecimientos de interés general para la sociedad que han de emitirse por televisión en abierto y con cobertura estatal“. Entre ellos, en su quinto epígrafe menciona “Un partido por jornada de la Liga Profesional de Fútbol de la Primera División, designado por ésta con una antelación mínima de 10 días.

El modelo inglés

futbol-jugador

La venta de derechos centralizados que demanda la LFP no es una rareza sino que, precisamente, se basa en el modelo inglés, en el que la Premier League es una referencia para el resto de Europa. Los clubes ingleses son los impulsores de esta forma de venta de derechos. Así pues, la cadena que quiere emitir los goles de los equipos más importantes, también ha de hacerse con los derechos de los clubs más pequeños, por lo que todos los equipos salen beneficiados de esta política.

De hecho, recientemente, la BBC ha renovado los derechos que ya tenía por los llamados highlights (los momentos más destacados de los encuentros) por tres temporadas más. El total de este pago se ha establecido en 274 millones de euros. A estas cifras, cabe sumar las que se producirán por la emisión de los partidos, derechos que también se han adjudicado recientemente y cuyas beneficiarias son las cadenas SkySports (que retransmitirá 126 partidos) y BT Sports (que ofrecerá 42 encuentros) por un montante de 6.900 millones de euros, una cifra récord que nos habla del poder y la influencia del fútbol en nuestra sociedad.

Imagen | Pixabay | Andy 03, Pixabay | macblack, Pixabay | jarmoluk, Pixabay | bigblockbobber
En BlogginZenith | El Mundial de fútbol ha llegado a su fin: ¿cómo ha sido su repercusión?

En campaña con Zenith

2 comentarios

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>