A vueltas con el Canon AEDE: las claves del caso español

periodico

Era una antigua petición de los principales medios de comunicación españoles. Ahogados por la contracción de la inversión publicitaria en los medios tradicionales, las estructuras del papel y una audiencia cada vez más dispersa, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) llevaba años pidiendo ayudas por parte del Estado y la regulación de los agregadores de noticias, Google incluido.

Y la ‘tasa Google’ se convirtió en una realidad, al ser incluida en la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que el gobierno introdujo hace pocas semanas. Una ‘tasa’ que ha levantado ampollas en el sector y que ha provocado un intenso debate en nuestro país sobre la conveniencia de este tipo de medidas.

Pagar por enlazar

La reforma de la LPI establece que los medios de comunicación “tendrán derecho a percibir una compensación equitativa” de los “prestadores de servicios electrónicos de agregación de contenidos”. Esto quiere decir que sitios como Google News, Menéame y otros agregadores podrían verse obligados a pagar una determinada cantidad de dinero a los medios.

¿Por qué? Por enlazar a sus contenidos. Esta batalla entre los medios tradicionales y Google no es una novedad. Algo similar ya ocurrió en países como Bélgica, Francia o Brasil. En el caso belga, Google tomó la decisión de dejar de indexar los contenidos de dichos medios y el gobierno local dio marcha atrás, aceptando los términos del buscador.

Los medios están interesados en que Google indexe sus resultados, pero no en que secciones como News enlacen a sus contenidos y a la vez ofrezcan un pequeño resumen de la noticia. Los medios dicen que esto les resta visitas y que Google se convierte, de alguna forma, en un competidor. La compañía estadounidense ha afirmado en varias ocasiones que si los medios así lo desean, pueden escoger no aparecer en su sección de noticias o en el propio buscador, dando a entender que si sitios web y periódicos no lo han hecho todavía es porque no les compensa.

La opinión de los diferentes implicados

boicot

Las reacciones de las partes implicadas no se hicieron esperar. Al poco de conocerse la noticia la AEDE mostró su satisfacción por la introducción de la ‘tasa Google’ en la reforma de la LPI. Desde la asociación explicaron que “esta medida no afectaría al usuario final ni al bloguero, sino a los grandes buscadores que hacen un uso comercial” de dichos contenidos y que están ocasionando “un indudable perjuicio económico”.

La AEDE ha sido la principal y casi única defensora de la medida. Google tardó dos semanas en emitir un comunicado oficial, pero lo hizo el 28 de febrero afirmando que “la innovación y los nuevos modelos de negocio constituyen el mejor modo de progresar”, a la vez que rechazaba los planes del gobierno español.

La creación de la ‘tasa Google’ también provocó el nacimiento de la fundación de la Coalición Prointernet, cuyo objetivo es “mantener una visión abierta e innovadora del entorno digital y su firme rechazo a determinados aspectos concretos del proyecto de reforma de Ley de Propiedad Intelectual”. Forman parte de esta fundación medios como Weblogs SL, Google, Menéame, Adslzone, Hipertextual, 20 minutos, eldiario.es y otras asociaciones españolas relacionadas con el periodismo. Esta organización cree que la normativa del gobierno “va en contra de los fundamentos de Internet y del desarrollo del mundo digital”, por lo que se opone a su aprobación.

Precisamente Menéame, uno de los agregadores de noticias más importantes en España, inició un boicot contra los medios de la AEDE al poco de conocerse la noticia. Un boicot que ha provocado que dichos medios perdiesen 1,7 millones de visitas en pocas semanas y que refuerza la figura del ecosistema de agregadores y publicaciones alternativas.

La CEOE ha sido la última gran organización española que ha mostrado su rechazo hacia la ley, pidiendo su retirada por atacar los intereses de las empresas españolas.

¿Será aprobada la reforma de la LPI y la tasa Google?

Viendo la oposición de la gran mayoría de entidades afectadas por la reforma de la ley de propiedad intelectual, cabe preguntarse si el gobierno y la AEDE darán marcha atrás y modificarán sus términos.

Medios de comunicación tradicionales como El Mundo, El País o ABC defienden que el periodismo está en peligro y que se necesitan nuevas fórmulas para garantizar su supervivencia. Los medios digitales niegan la mayor y argumentan que el periodismo vive la mejor época de su historia, a pesar del descenso de la inversión publicitaria, el precio medio de los anuncios y una audiencia muy fragmentada.

Al respecto, Miguel López-Guzmán, Digital Director de Zenith Spain, afirma lo siguiente:

“Sin entrar a valorar cuestiones morales o de mérito, me parece una propuesta de reforma que puede traer más problemas que beneficios. Es muy imprecisa, llena de incongruencias y, por tanto, muy arriesgada pero, sobre todo, va en contra del espíritu colaborativo que plantea internet. Tanto que hasta las propias cabeceras que la respaldan se contradicen referenciando a otras en sus noticias o permitiendo voluntariamente que Google News indexe sus contenidos. Más allá de esto, tampoco tengo claro que les vaya a interesar económicamente.

 

El Confidencial estima en más de 80.000€ las pérdidas que puede ocasionarles el boicot de Menéame, un site muy influyente pero que cuenta con una audiencia de apenas 600 mil usuarios únicos. Si a esto les sumamos Google News o el long tail de agregadores, que podrían renunciar a incluir enlaces a sus páginas, la cifra puede ser considerable. Dicho esto, sí creo que es necesario buscar un modelo que haga sostenibles las redacciones porque su labor es fundamental. Veo difícil que sea mediante el encarecimiento de sus espacios publicitarios pero, desde luego, menos aún creo que pase por la sobreprotección. La calidad de los contenidos, la innovación y, por supuesto, el fomento de la cultura del pago por servicios deberían ser las claves en las que fundamentarlo”.

¿Quién se llevará el gato al agua?

Imagen | Jon S

En Bloggin Zenith | Medios de comunicación y Twitter: ¿una combinación explosiva?

En campaña con Zenith

3 comentarios

  1. Pues la verdad que este es un tema peliagudo… de un lado, todo el mundo parece estar de acuerdo en el rol universal y necesario del periodismo, pero nadie aporta soluciones a un sector en caída libre en formato físico y fragmentado en el online. Ni el proteccionismo del estado ni el encarecimiento de la publicidad parecen soluciones solventes. ¿Y entonces que…? ¿Que alternativas ahí…? Por otro lado, me irrita la movilización digital que se produce por temas así frente a la producida por los hechos que tratan acerca de la fiscalidad de los gigantes de Internet y sus practicas de tributar en estados con mejores condiciones. ¿Vamos a dejar que Google, Apple, Facebook no dejen ni un duro en nuestras arcas por su actividad comercial en España?

  2. Pingback: Coalición Pro Internet » A vueltas con el Canon AEDE: las claves del caso español

  3. Mucha prepotencia por parte de AEDE y su supuesta “calidad”. Es curioso pero aparte de desmitificar eso de que por ser de pago o más caro es mejor. La realidad es que es casi al contrario. Algunos se están obesionando tanto con el dinero o con coger la mayor cuota de mercado, que sacan productos/servicios inacabados o con un montón de fallos. Y es que las prisas no son buenas consejeras.

    Salu2

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>