Twitter y la televisión: claves de la fórmula del éxito de los eventos televisivos más tuiteados

Twitter-Television

En alguna ocasión, ya os hemos hablado del share social. Ya sabéis, se trata de un nuevo fenómeno surgido ante la proliferación del uso de redes sociales como Twitter y Facebook y, en breves palabras, cuantifica qué seguimiento ha tenido un evento televisivo a través del número de comentarios que ha generado entre los usuarios de esa red.

La popularidad que un tema puede acaparar a través de Internet ha hecho que los promotores de eventos televisivos y sociales giren sus ojos hacia una red de microblogging como Twitter, pues se han dado cuenta de que vivir de espaldas al fenómeno es un error. Las relaciones sociales avanzan hacia nuevos modelos de comunicación y el éxito de un gran evento y cómo se pueden gestionar y reconducir es clave para su interacción con los usuarios. ¿Qué claves necesita un evento televisivo para convertirse en tendencia en Twitter? Después del salto, trataremos de analizarlo.

El espectador cambia su papel

Si Twitter se ha hecho imprescindible para el seguimiento de noticias y programas, es porque el público, la gente normal y corriente, así lo ha querido y fomentado. La sociedad comenzó a darle un uso informativo y comunicacional a la red y, como consecuencia de ello, las marcas empezaron a ver su utilidad, subiéndose a un carro en el que la actualidad es un soplo de aire que se escapa rápidamente.

Así, el espectador se ha vuelto más activo y su presencia es necesaria, y los programas necesitan canalizar esa presencia. A la gente le gusta ver su programa de televisión favorito mientras lo comenta con la comunidad tuitera, expresando su opinión transparente y sincera. De esta forma, los programas de televisión tratan de dar mayor protagonismo a esos tuits que lanzan sus espectadores, plasmándolos en pantalla o incluso reconduciendo el debate al ofrecer hashtags concretos, que generen polémica justo en el punto que ellos quieren.

conchita-wurst

Por ejemplo, los programas de tertulia de nuestra televisión, tanto de política, deporte o crónica rosa, interpelan a los usuarios de Twitter constantemente, dándoles protagonismo y fomentado ese segundo debate que se crea en las redes sociales, generando en ellos la sensación de que lo que digan tiene trascendencia e incluso interactuando con los tertulianos de esos espacios.

La última gala de Eurovisión, por ejemplo, fue el evento televisivo más comentado en Twitter hasta la fecha, y, en nuestro país, generó más de 1.200.000 comentarios. Tras la gala oficial, el programa de TVE que repasaba los momentos más importantes del Festival, se preocupó muy mucho de dar paso a los comentarios que se seguían generando en Twitter, para darles un altavoz pero también, desde luego, para llamar la atención de esos usuarios.

Pertenecer a la comunidad

Esta retroalimentación televisiva, que al dar cobertura a Twitter lo convierte en un fenómeno social mucho más destacado, hace que el número de tuiteros crezca, pues la sensación del espectador puede llegar a ser que, realmente, se está perdiendo una parte de un proceso global si no comenta y lee comentarios, su actividad como audiencia no es del todo completa si no está presente en Twitter.

Por ejemplo, durante la emisión del último capítulo de ‘Tierra de lobos‘, la serie de Telecinco, se generó polémica respecto a cómo se había desarrollado su final. Los propios actores de la producción, comentaron en Twitter sus reflexiones sobre ello, mostrando, en muchos puntos, su desacuerdo con como se había planificado la trama. Consecuentemente, cualquier persona que estuvieran viendo la serie pero no estuviera comentando Twitter, tenía menos información sobre las circunstancias que rodeaban al capítulo, y, como sabéis, información es poder, y nadie quiere quedarse desbancado.

La importancia de los eventos televisivos

Hasta ahora, hemos visto el punto de vista del espectador, cuyo papel ha sido importantísimo en este nuevo fenómeno que es el share social y que, por el momento, sigue creciendo y no ha tocado techo. ¿De qué manera las marcas pueden canalizar el favor de un público que, en ocasiones puede ser tan voluble?

breaking-bad

Podríamos decir que, en relación a la televisión, existen dos grandes tipos de eventos televisivos. En primer lugar, tenemos los grandes eventos sociales, de interés general y global, que son retransmitidos por televisión y, por ello, suelen ser comentados mientras comparten tiempo en pantalla. Son importantes per se y esto, inevitablemente, se traduce en repercusión en redes sociales.

Después, tenemos los puramente televisivos: el arranque de la temporada de una serie o el final de la misma, un debate televisivo y, con una fuerza muy destacada, a la que no se debería dar la espalda, las galas de un reality de los que ofrecen “la vida en directo”, en los que el futuro de los concursantes está en manos de una audiencia que no para de compartir sus opiniones, filias y fobias en la red.

Así, ‘Breaking Bad’, ‘The Walking Dead’ y ‘Juego de Tronos’ se encuentran entre las series más comentadas del año por parte de los usuarios de Twitter. El caso de ‘Breaking Bad’ es sintómatico. El día que terminó, tuvo un alcance de más de nueve millones de tuiteros, incluso los actores, desde sus cuentas, se sumaron al debate público. Pero, mucho después de eso, ya en 2014, cuando la serie ha finalizado, sigue siendo la ficción más comentada; algo que nos habla de que su interés no es pasajero y ha sabido perdurar en el tiempo como gran fenómeno de masas.

De suceso a evento social

Como decimos, algunos eventos televisivos tienen tal importancia política y social que, por ellos mismos, sin ayuda de elementos externos, se convierten en grandes acontecimientos tuiteros. Por ejemplo, el famosísimo selfie de los Oscars es la imagen más retuiteada de la historia (de la corta historia de Twitter), con más de 2.5 millones de acciones. En este caso, la importancia del evento, de los protagonistas y, fundamental, del hecho de estar siento retransmitida por televisión, obraron la magia.

Pero no todos los momentos cuentan con unos ingredientes tan suculentos. Por lo que es fundamental que, para lograr que cualquier situación se convierta en un evento social en Twitter, se planifique su actividad. Se trata de “empujar” al usuario a hablar de ello, algo muy complicado pero que tiene también sus mecanismos para lograrlo.

Es importante entender que Twitter es, en gran medida, una gran sala de prensa con muchos y variados participantes, que pueden interactuar y dar la campanada en cualquier momento, por lo que se ha controlar el evento antes, durante y después de su celebración. Resulta fundamental crear un hashtag efectivo y atrayente, pues no sólo se trata de tener a personas hablando de lo que queremos, sino de encauzar esas conversaciones hacia en el lugar exacto en el que se desea que estén.

Y aún más fundamental es ser consciente de que el creador del evento no es el dueño del mismo, sino que ha de amoldarse a lo que la comunicación genere. Siglo XXI es sinónimo de que los encorsetamientos no sirven de nada y la marca propietaria del evento televisivo debe ser un participante más de la conversación, aportando información relevante, como imágenes y datos, dando su lugar a la audiencia y sabiendo valorar lo que ellos aportan al debate, pues sin los tuiteros, la comunicación será unidireccional y postiza.

El Mundial Brasil 2014

World-cup-brazil-2014-ball

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es la importancia de la actualidad y el momento mediático en el que vivimos. El Mundial de 2010 fue, en su momento, lo más tuiteado de la historia. En su final, el gol de Iniesta generó 3.052 tuits por segundo. Pero sabemos que sí o sí, el Mundial de Brasil 2014 lo superará. ¿Acaso es este Mundial más “importante” que el anterior? No, de ninguna manera. Lo que sí es más importante es la influencia de Twitter, un fenómeno que no ha tocado techo y del que aún no podemos pronosticar hasta donde nos conducirá.

De hecho, la red social se ha volcado completamente con el evento y ha introducido novedades en su funcionamiento para hacerse más atractiva y funcional a los millones de usuarios (de tantas regiones geográficas distintas) que lo utilizarán para comentar cada incidencia. Así, no sólo se han lanzado los hashtags oficiales #WorldCup, #WorldCup2014 o #Brasil2014, sino que se ha creado un concepto nuevo como son las hashflags, que identifican al usuario con el país al que apoya, pues al escribir únicamente tres letras (las que corresponden al país), aparece la bandera correspondiente y es más sencillo interactuar con otros usuarios.

Sólo durante los primeros minutos del Mundial, el pasado jueves 12 de junio, ya se escribieron más de ocho millones de tuits, lo que simplemente anuncia que sí, efectivamente estamos ante el evento deportivo más social de la historia. Un gran titular para ser destronado rápidamente pues, como decimos, el uso de Twitter está al alza y es de esperar que los próximos Juegos Olímpicos (también en Brasil, por cierto) 2016 puedan generar mucha más expectación, (si es que por entonces, otra red social no le come ya terreno a ésta).

Estamos ante un hecho ante el que todo el planeta se queda paralizado y su seguimiento a través de la tele se ve complementado con el seguimiento que ofrecen los usuarios, haciendo de Twitter un medio de comunicación vivo, cambiante y que aporta todos los puntos de vista inimaginables. De alguna manera, parece que Twitter funciona como el altavoz de una sociedad que manifiesta su opinión después de que la televisión le haya mostrado una noticia, un suceso, un evento. Campañas sociales, hechos luctuosos, acontecimientos políticos, catástrofes naturales… nuestro mundo global tiene realmente muchos aspectos en los que detenerse y Twitter puede ser el reflejo de ellos.

Imagen | Atombit; ABC; AMCTV; Wallpaperspots
En BlogginZenith | Twitter y Facebook quieren ser los mejores amigos de la tele
 

 

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>