¿Tiene que temer WhatsApp a WeChat?

Constantemente, hablamos del éxito y la evolución de las apps tecnológicas que usamos a diario. Pero ello no se reduce al mundo occidental que nos rodea. De hecho, hay un gigante económico y empresarial a cuya realidad hemos de volver cada cierto tiempo. Y ése no es otro que China.

El país desarrolla una intensa política comercial que le lleva a trabajar con cada rincón del planeta. Ya hemos hablado de Alibaba y su proyección internacional. Pero hoy queremos fijarnos en otro grande. Se trata de una app de mensajería que incluso podría hacer temblar la primacía de WhatsApp. ¿Será WeChat el rival a batir?

La paradoja china

China vive una situación muy particular respecto al uso de Internet y sus diferentes herramientas. Redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube o Instagram, tan cotidianas para nosotros, están prohibidas. Del mismo modo, las búsquedas en Google están restringidas a cierto tipo de contenidos.

Pero eso no quiere decir que el gigante chino no se haya subido a la ola del 2.0. Antes al contrario. Porque lo que han hecho desde sus instituciones es crear su propia red de instrumentos y apps para que las usen sus ciudadanos. Y como pasa siempre que hablamos de China, las cifras son apabullantes. No obstante, se trata del país más poblado del mundo. Por lo que el uso de estas aplicaciones se multiplica exponencialmente. Pero no sólo los chinos usan apps como WeChat. De hecho, su expansión internacional es bastante llamativa.

WeChat, ¿imparable?

Sin duda, la herramienta más popular de todas las apps tecnológicas que se usa en China es WeChat. Se trata de una aplicación creada en 2011 por la empresa Tencent, y cuya progresión ha sido espectacular. En la actualidad, WeChat cuenta con más de 900 millones de usuarios activos. Y está traducido a 20 idiomas. Parece evidente su deseo de internacionalización con la que quiere llegar a los consumidores de todos los países.

Según datos de TechNode de finales de abril, cada usuario pasa una media de 66 minutos enganchado a esta app. Y hasta un 34% de esos usuarios la utiliza más de cuatro horas diarias. Estas cifras nos hablan de la importancia de WeChat para el día a día de los usuarios. Pues, aunque se la cataloga como app de mensajería, esta “definición” no deja de ser un tanto inexacta. En realidad, estamos hablando de una app global en la que se pueden realizar múltiples tareas.

Para entender su importancia y su deseo de expansión, también podemos fijarnos en la publicidad que realiza. En 2013, una estrella mundial como es Lionel Messi se convertía en la imagen de la marca. Un hito que le ayudó a ser conocida fuera de sus fronteras.

Una app, muchas funciones

Como decimos, WeChat se ha convertido en un imprescindible para la sociedad china (pero también para los usuarios de otros países). Y una de las claves radica en que se trata de una app multiusos que sirve para llevar a cabo un sinfín de tareas sin tener que salir de la aplicación.

Se trata de un servicio gratuito para mandar y recibir mensajes, pero también fotografías y vídeos. O hacer llamadas y videollamadas. Y también conocer gente o publicar comentarios Así, se convierte en una suerte de WhatsApp+Facebook+Skype+Instagram+Tinder… Pero aún tiene mucho más, porque también permite pedir comida a domicilio, reservar un billete de avión o concertar una cita médica

Una de sus aplicaciones más interesantes es WeChat Pay, un servicio bancario a través del que se pueden hacer pagos a través del móvil. Permite enviar dinero y realizar transferencias a diferentes divisas, como el dólar, la libra esterlina o el yen japonés. A nivel del ecommerce su uso también es clave, pues se puede comprar en los sitios online gracias a la interacción del código QR.

A nivel laboral, WeChat también es clave para el funcionamiento de las empresas que han comenzado a utilizarlo y ver sus ventajas a la hora de implementar la comunicación entre sus trabajadores. Así, el mismo informe de TechNode revela que el 80% de los usuarios lo emplea para cuestiones relacionadas con su trabajo.

No es difícil darse cuenta de que esta mega aplicación está poniendo nerviosa a rivales como WhatsApp. Es muy relevante en el mercado en occidente pero puede ver como WeChat les resta protagonismo. Encontrar en un solo espacio tal gran cantidad de funciones significa apostar por la comodidad y el ahorro de recursos y tiempo, algo que el usuario de Internet demanda más y más.

¿Qué hacemos con WhatsApp?

WhatsApp tiene un ojo puesto en lo que hace su rival chino. Sigue siendo una app de mensajería extremadamente poderosa, que en febrero logró superar los 1.200 millones de usuarios. Pero está claro que las multifuncionalidades y el crecimiento de WeChat no le pueden dejar indiferente.

Para luchar contra éste y otros rivales que buscan quitarle el puesto de honor, sigue trabajando en el desarrollo de nuevas funciones que mutlipliquen su operatividad. Pero también, por supuesto, en su conexión con las marcas, ese aliado clave para lograr los ingresos que le permitan ser rentable.

Publicidad y apps

En esta línea, recientemente, hemos sabido que está trabajando para incluir publicidad, un paso adelante clave para la integración de nuevos partners. Esto se llevaría a cabo permitiendo que las marcas enviaran mensajes (publicitarios, se entiende) a diferentes usuarios, segmentados según sus gustos e intereses. La información al respecto vendría establecida por las búsquedas que éstos hayan hecho. Se trata de un sistema similar al que se emplea en Facebook que, como sabemos, es dueña de WhatsApp.

Eso sí, el interés de WhatsApp sería el de desarrollar una publicidad no invasiva para el usuario, sino que fuera de su utilidad. El uso de chatbots sería clave en este sentido. Se trataría de buscar un valor añadido a esas funciones comerciales. Se cita, por ejemplo, el caso de la firma Cowlar, que vende collares para el ganado conectados tecnológicamente. A través de WhatsApp, la empresa podría mandar información a sus usuarios si detectara algún movimiento extraño por parte de las reses, geolocalizadas a través de su app.

De hecho, ésta es una de las formas de competir directamente con los servicios que plantea WeChat. La app china, desde 2014, cuenta con su propia plataforma de publicidad para cuentas con más de 100.000 seguidores. Estas cuentas, que bien pueden ser de empresas y marcas, pueden enviar mensajes a los usuarios a través de los chats, algo que ahora WhatsApp estaría planteando. Por otro lado, no podemos olvidar las funcionalidades que ya hemos explicado sobre WeChat. Pedir comida, un taxi o contratar un viaje de avión conllevan, evidentemente, una alianza con las empresas que están llevando a cabo estos servicios para los usurios.

WeChat, una app de la que se oye hablar más y más. Su empresa, Tencent, está considerada una de las grandes empresas tecnológicas de China, por encima, incluso del poderoso Alibaba. Eso sí, las aplicaciones que dominan el sector de la mensajería, como WhatsApp, no se quedan de brazos cruzados ante su creciente poderío. Y fijan su atención en las marcas, las empresas que pueden marcar la diferencia con su integración. ¿Cuál será el final de esta intensa batalla?

Imagen | WeChatPay

En BlogginZenith |  Así es Allo, la app con la que Google quiere plantar cara a WhatsApp

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>