El marketing de los sentidos: “la clave está en el control de los factores” (VII)

sentidos

Este verano durante varias semanas analizamos lo que se conoce con el nombre del marketing de los sentidos. Una forma de comercializar productos que se aleja de las formas tradicionales y que utiliza los sentidos humanos para atraer la atención de potenciales consumidores.

Partiendo de la premisa de que según varios estudios las personas recuerdan el 1% de lo que tocan, el 2% de lo que oyen, el 5% de lo que ven, el 15% de lo que prueban y el 35% de lo que huelen, analizamos el impacto de cada uno de estos sentidos en la comercialización de productos y servicios. En esta última entrega del especial hemos hablado con varios expertos del sector para conocer cómo sus empresas utilizan estas técnicas.

Leer más

Especial Packaging: en busca de la funcionalidad (II)

Como ya comentamos en el primer post de esta serie sobre packaging, uno de los grandes retos ante el que se encuentra cualquier empresa es decidir cómo será el envase de sus productos. Tengamos en cuenta que el objetivo primario es el de atraer la atención de los clientes y ser la principal ventana de comunicación hacia el consumidor. Por ello la marca se juega, y mucho.

El producto estará en el lineal del supermercado o en el escaparate del establecimiento compitiendo a su vez con otros productos y otras marcas que buscan lo mismo: llamar tu atención e intentar destacar frente a la competencia. El segundo reto a conseguir es el que vamos a tratar en este post: demostrar la funcionalidad. Hablamos del concepto y qué empresas están siendo punteras en este sentido. Leer más

Especial Packaging: un repaso a su larga historia (I)

En sí un envase tiene como función principal contener, transportar, informar, expresar, impactar y proteger al producto que contiene. Comenzó protegiendo y conservando alimentos, una función que se ha menteniendo incluso en el tiempo.

Desde esta función primera hasta la actual (dotar al envase de más información, innovar, diferenciarse de la competencia, entre otros) han pasado muchos años. Ahora bien, ¿cómo ha sido la historia? ¿Qué funciones tienen actualmente el packaging? ¿Qué nuevos usos se están dando? Analizamos todos estos aspectos en este primer post de la serie. Leer más

El marketing de los sentidos: ¿oyes eso? (VI)

El sentido del oído es el último que nos quedaba por analizar en nuestro especial sobre marketing sensitivo. Un sentido que según expertos del mundo del marketing y la publicidad es el segundo más utilizado por detrás del de la vista y que sirve pare vocar emociones y sentimientos que influyen en la relación de los consumidores con las marcas.

A pesar de que estudios especializados afirman que las personas recordamos el 2% de los sonidos que escuchamos, un porcentaje sustancialmente inferior al de otros sentidos como el del gusto o el olfato, los sonidos siempre han estado asociados a marcas y empresas. En esta entrada analizaremos su importancia en el mundo del marketing y también presentaremos varios ejemplos.

Leer más

El marketing de los sentidos: ¡mírame! (V)

Dicen estudios especializados que las personas recuerdan un 5% de las cosas que ven. Aunque puedan parecer pocas en comparación con los porcentajes de otros sentidos como el olfato o el tacto, si tenemos en cuenta que de media recibimos 3.000 impactos publicitarios visuales diarios nos damos cuenta de que estamos hablando de un sentido, el de la vista, de una gran importancia en el mundo del marketing.

De estos 3.000 impactos muchos se producen sin querer, sin que el usuario muestre ningún tipo de intención en asimilarlos de forma consciente. Anuncios en la calle, en la televisión, objetos que destacan por sus características, etc. Todo esto forma parte del marketing sensitivo aplicado al sentido de la vista, pero también lo son otras características que analizaremos a continuación.

Leer más

El marketing de los sentidos: ¡tócame! (IV)

En anteriores entregas de nuestro especial sobre marketing hablamos sobre la influencia de los sentidos del olfato y el gusto en la comercialización de productos/servicios y de cómo las marcas pueden aprovechar esta tipología para poner en uso técnicas de marketing no tradicionales.

En esta nueva entrega hablaremos del sentido del tacto. Un sentido que se diferencia de los demás en que supone una interacción tanto física como psicológica por parte de los usuarios y consumidores, creando sensaciones difícilmente olvidables.

Leer más

Marketing sensitivo (III): sabores en tu memoria

Dentro de los diferentes elementos del marketing sensorial podemos considerar el gusto como un sentido que combina las características del resto o que puede contribuir a despertar esos otros sentidos para crear una imagen de marca. El gusto está relacionado con los estados emocionales por lo que puede contribuir a cambios de actitud y de percepción de marca.

El sentido del gusto suele ser uno de los principales reclamos del segmento de la hostelería y los alimentos. Desde restaurantes, bares o cafeterías que ofrecen alimentos con un sabor reconocible por el gran público hasta supermercados que pretenden atraer la atención de los potenciales consumidores con alimentos de prueba y otras técnicas.

Leer más

Memoria Olfativa, la más poderosa del ser humano. Marketing Sensitivo (II)

Hace unos días publicamos la primera entrada del que será un especial sobre el marketing sensorial en el que analizamos por qué las marcas utilizan técnicas de marketing relacionadas con los sentidos en su relación con los usuarios y potenciales clientes.

En esta entrada analizaremos el caso del olfato, uno de los principales componentes del marketing de los sentidos si tenemos en cuenta que algunos estudios apuntan que los humanos recordamos el 35% de lo que olemos. ¿A qué se debe esto?, ¿Cómo pueden aprovechar las marcas esta circunstancia?

Leer más

Despertando sentidos y emociones. Marketing sensitivo (I)

El marketing de los sentidos es un tipo de marketing que utiliza todos los sentidos de las personas para atraer la atención de los consumidores hacia una marca, ayudando así a establecer una relación más personalizada y estrecha que en el caso del marketing de masas.

Estudios especializados indican que las personas recuerdan el 1% de lo que tocan, el 2% de lo que oyen, el 5% de lo que ven, el 15% de lo que prueban y el 35% de lo que huelen. Es decir, apoyándonse en los diferentes sentidos, las marcas y las empresas pueden establecer relaciones emocionales en la mente de los consumidores.

Leer más