Lacoste: el cocodrilo más famoso del mundo ya es octogenario

En 1923, el tenista René Lacoste apostó una maleta de piel de cocodrilo con el capitán del equipo francés si ganaban el torneo de Roland Garrós. Algunos periodistas se enteraron y comenzaron a apodar al deportista “cocodrilo”. Su amigo Robert George, ilustrador, diseñó para él la figura de un cocodrilo que el tenista bordó en sus blazers para jugar.

A finales de los años 20, el tenista mandó diseñar una serie de camisas de algodón, más cómodas que sus contemporáneas. En 1933 se asoció con un empresario textil para comercializarlas a gran escala, en un principio destinadas a jugar al polo pero que pronto se convirtieron en uniforme obligado del tenis. Eso sí, siempre con el cocodrilo bordado: nacía la primera prenda que se comercializó con la marca visible, una tendencia que mucho después han continuado prácticamente todos los fabricantes: desde zapatillas de deporte, hasta camisetas, gorras o pantalones, todos muestran claramente el símbolo de su empresa.
Leer más