Sony: ¿el resurgir de un gigante?

sony2

“El primer y más importante motivo por el que fundamos esta compañía era crear un medio ambiente de trabajo estable, donde ingenieros que tengan una apreciación profunda por la tecnología puedan realizar su trabajo y misión de acuerdo con los dictados de su corazón”. Esta era la filosofía de Ibuka, uno de los fundadores de Sony.

El otro de sus fundadores, Akio Morita, era un empresario salvaje y carismático que fue ‘el rostro’ de la empresa. De la misma manera que Microsoft tuvo a Bill Gates y Apple a Steve Jobs, Sony mucho tiempo se sostuvo sobre los hombros del polémico Morita, que muchas veces se manifestó contra la manera en la que funciona el mercado estadounidense. Al margen de todo esto, ¿cómo se llega a la situación actual? Hacemos una revisión histórica de la trayectoria de esta empresa multinacional.

Dos amigos fundan la compañía

Para conocer la historia de Sony debemos remontarnos al contexto de la Segunda Guerra Mundial. Fue entonces, en septiembre de 1945 cuando Masaru Ibuka regresa a Tokio, cuya ciudad había quedado diezmada por los bombardeos aliados. El tercer piso de los grandes almacenes Shirokiya, a pesar de sus grietas exteriores, se convirtió en el nuevo taller de Ibuka y su grupo, para reparar radios. El empresario, tengámoslo presente, se graduó de la Universidad de Waseda en 1933, en donde fue apodado como el “genio inventor”. A pesar del entusiasmo, nadie sabía al principio qué hacer. De hecho la mayoría de los salarios se pagaban recurriendo a los limitados ahorros del empresario.

La fábrica no solo reparaba radios, sino que también se dedicaba a hacer convertidores de onda corta o adaptadores que podían convertir fácilmente radios de onda media en superheterodinos o receptores de ondas de cualquier longitud, cuya demanda crecía rápidamente. Este acontecimiento atrajo la atención de un periódico, que publicó un artículo sobre ello. Este artículo fue leído por Akio Morita, amigo durante la guerra de Ibuka e inmediatamente le escribió y acordaron verse en Tokio.

De esta forma, en 1946, Ibuka y Morita fundaron Sony Corporation, llamado originalmente Tokyo Telecommunications Engineering Corporation (hasta 1958). La compañía, que capitalizó 190.000 ¥, en ese entonces no tenía maquinaria y sólo contaba con algún equipo científico. Ibuka fue útil en la concesión de la licencia de tecnología de transistores a Sony por parte de Bell Labs en la década de 1950, convirtiéndola en una de las primeras compañías en aplicar la tecnología de transistores al uso civil.

¿Cómo llega a llamarse Sony?

Desde la fundación de la empresa hasta que cambió su nombre por el de Sony tuvieron que pasar 9 años. Fue en 1955 cuando la compañía utiliza la palabra Sony en los productos Totsuko y, tres años más tarde, cambia el nombre de la empresa por el de Sony Corporation. El origen de este nombre es fruto de la combinación de varios conceptos: uno es el vocablo latino sonus, que es la base etimológica de “sonido”.

Otro es sonny boy, una expresión popular que se utilizaba en Japón en aquellos años para describir a una persona de espíritu libre y vanguardista. Así surge un nuevo nombre, que evocaba a la perfección el espíritu de la compañía: el de unos jóvenes llenos de energía y pasión por la creación sin límites. Aunque bien es cierto que hay quien también lo relaciona con la palabra inglesa sunny (‘soleado’). No faltan las teorías.

Desde destornilladores a televisores, videojuegos y smartphones

Los aportes de Sony al mundo de la electrónica han sido relevantes. Comenzaron fabricando soldadores eléctricos (cautines), hasta destornilladores utilizando resortes de motocicletas. Construían sus propias bobinas eléctricas y usaba alambrado eléctrico en los cables telefónicos en sus productos de prueba. En 1950 sacaron la primera grabadora de cinta de Japón, y en 1955 se hizo la primera radio transistor de su país. En los años 60 hicieron la primera televisión con transistores del mundo, el primer aparato de vídeo con transistores de tamaño compacto en el mundo, e incluso llega el color a la televisión con Trinitron.

Trinitron vivió una larga vida, hasta que ocurrió lo que se esperaba que ocurriera con la llegada de las tecnologías Plasma y LCD. Las pantallas planas reemplazaron los armatostes enormes que Sony dejó de fabricar en 2006 y de distribuir en 2008. Por su parte, llegó tarde a las nuevas tecnologías de televisión y con productos muy caros. Sony no comprendió hacia dónde se estaba dirigiendo la tecnología en la última década. Desde 2000, con la llegada de BlackBerry, las empresas empezaron a sacar productos que integraban muchas funcionalidades en un solo dispositivo.

En lugar de entregar un solo producto con miles de funcionalidades, Sony saturó el mercado con miles de productos con una funcionalidad cada uno. Las empresas que ofrecen demasiada variedad de productos generan mucha desconfianza en los clientes, según algunos estudios. Y éste fue, precisamente el error que algunos achacan a Sony: “Al perder su producto más importante, Sony perdió su rostro. No supo cómo reconstruir la imagen de la empresa, que se encontraba esparcida en una lista interminable de cámaras, celulares, computadores, consolas y televisores que nunca trascendieron”.

Sin embargo, y a pesar de este pequeño bache, a Sony cabe reconocerle varios hitos en el mundo de los gadgets: desde el Walkman, un reproductor de audio estéreo portátil lanzado al mercado por primera vez en 1979 y del que Sony ha vendido millones de unidades, pasando por su propia línea de cámaras digitales desde 1996 bajo la marca Cyber-shot, VAIO (su línea de ordenadores personales), al Sony Bravia (en televisión), la PlayStation (videojuegos) o sus conocidos smartphones Xperia.

En estos años de vida, según muchos apuntan, ha sido Apple el verdugo de aquellas compañías que estaban conquistando el mundo de la tecnología. Sin embargo es evidente que el mercado avanza junto a la tecnología, cambia según la tecnología que se imponga. El que no se adapta rápidamente muere. Sin embargo, Sony comienza a remontar según previsiones de agosto de 2013 y, sin embargo, sus beneficios no son los esperados. ¿Habrá llegado el momento de pensar en una nueva estrategia?

Imagen | sonyinsider.com
En BlogginZenith | Nokia, la historia de un gigante

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Precisamente desde la llegada de Apple, muchas empresas tecnológicas, como vengo viendo en otros post que publicáis, no levantan cabeza. Y ese es precisamente el problema: deben cambiar de estrategia sí o sí.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>