Snapchat, Telegram y el arte efímero

autodestruction

Al igual que sucedía en los capítulos del Inspector Gadget, los “mensajes autodestructivos” están causando furor en Estados Unidos desde hace unos meses gracias a la rápida expansión de la aplicación Snapchat.

Se trata de un servicio a través del cual se envían imágenes y videos (“snaps”) a otro usuario. Hasta aquí nada novedoso. Pero ¿qué es lo que la hace diferente?

Miguel de la OlivaSoy Miguel López de la Oliva, actualmente SEM specialist en Performics y anteriormente supervisor de campañas digitales en Zenith. ¿Qué hace un licenciado de Administración y Dirección de Empresas por aquí? Eso digo yo, sobrevivir, aprendiendo rápidamente cómo funciona este mundo tan peculiar. Espero que os resulten interesantes mis artículos y reflexiones, contribuyendo en este nuestro querido blog.

Atención: este mensaje se autodestruirá en 3, 2, 1…

Lo que hace a Snapchat distinto es que dichas imágenes sólo pueden ser visibles durante 10 segundos como máximo. A algunos les parecerá algo absurdo, pero, pensémoslo un poco más detenidamente: ¿Por qué su éxito? Cada vez importa más la privacidad en las redes sociales, y precisamente ofrecer la opción de enviar un mensaje fugaz es atractivo por el mero hecho de que va a desaparecer y que no va a dejar rastro… Al menos en tu móvil o en del receptor. Y eso invita a que el contenido del mensaje sea más íntimo, privado y, al menos aparentemente, seguro, algo muy tentador para Google y Facebook, que ya han realizado ofertas formales de adquisición por 3.000 y 4.000 millones de dólares.

Este nuevo servicio causa adicción, y aunque todavía no hay cifras oficiales, los desarrolladores de la aplicación afirman haber batido todos los records de descargas y de envíos tan sólo unos meses (Forbes estimaba que a finales de 2013 ya había 26 millones de usuarios activos, y fuentes de la compañía aseguran que se envían entorno a 400 millones de “snaps” diariamente, llegando a superar a Facebook). Es precisamente el carácter fugaz del mensaje la clave de su éxito, basado en la arquitectura y el arte efímero, que consiste en que la belleza de una obra de arte reside precisamente en que tiene fecha de caducidad. Qué mejor ejemplo que los castillos de arena de playa, las esculturas de hielo… O, por supuesto, las Fallas de Valencia.

A mucha gente le cuesta entender por qué motivo hay que destruir algo tan maravilloso como una escultura de cartón piedra de 10 metros de altura, pero es precisamente el hecho de saber que va a desaparecer lo que le concede gran valor al tratarse de algo único, exclusivo y perecedero. Y es que lo bueno, si breve, dos veces bueno. Las estrellas fugaces no serían tan bellas si aparecieran todas las noches.

Sin embargo, saber que el mensaje va a desaparecer en unos segundos invita a los adolescentes a enviar fotos o videos subidos de tono. Este término ya se ha bautizado como sexting. Los desarrolladores de la aplicación afirman que desconocen esta práctica y que no se creó con esa intención, pero por el momento no pueden garantizar que se realicen capturas de pantalla de imágenes controvertidas. “combinar cámaras, jóvenes, y mensajes secretos y autodestructivos solo puede traer problemas”, asegura el periodista norteamericano Farhad Manjoo en la revista Slate.

Es cierto que la aplicación detecta esta práctica y avisa al usuario, pero el daño ya está hecho. La compañía está trabajando para evitar que se puedan hacer pantallazos de estas imágenes para que no se puedan publicar de forma pública. Ante esta posibilidad, los expertos en seguridad afirman que, si no quieres que se acabe difundiendo una fotografía comprometida y privada, lo más recomendable simplemente es no enviarla.

Además del sexting hay otro problema reciente: a principios de enero, un hacker accedió al sistema y recopiló millones de instantáneas y vídeos privados, publicando los nombres de los usuarios y sus números de teléfono para que el material pueda ser descargado desde el portal SanpchatDB.info, aunque ya ha sido suspendido. Sus atacantes afirman que su motivación “fue elevar la conciencia del público al respecto, y también hacer presión pública […] para lograr que arreglaran esta vulnerabilidad.” Los creadores de la aplicación saben perfectamente que garantizar la privacidad y la seguridad del sistema es crucial, por lo que están trabajando para evitar que se vuelvan a repetir este tipo de sucesos.

Telegram, algo más que un competidor de WhatsApp

Telegram no es un competidor cualquiera de WhatsApp. Además de ofrecer la posibilidad de enviar mensajes y todo tipo de archivos, también permite mantener conversaciones codificadas y fugaces. ¿Qué necesidad hay de que una conversación privada del pasado perdure en el tiempo? ¿Cuántas conversaciones almacenamos en el Smartphone sin que sepamos a ciencia cierta quién puede acceder a dicha información? WhatsApp ofrece la posibilidad de borrar las conversaciones, es cierto, pero es mucho más atractivo y sencillo para el usuario saber que va a enviar un mensaje, foto o video siendo él mismo el que determina su fecha de caducidad. La caída del sistema hace apenas unos días y la reciente adquisición de Whatsapp por Facebook ha incrementado el número de registros de Telegram en 100 usuarios nuevos por segundo. ¿Conseguirá destronar a su principal competidor?

¿Intrusión… O comunicación más cercana y personal?

Snapchat y Telegram son territorios inexplorados que podrían suponer una oportunidad a la hora de plantear acciones notorias con las que mejorar la vinculación entre el consumidor y la marca. Nos encontramos ante una nueva forma de comunicación que supone un riesgo añadido en la que la frontera entre el intrusismo y la cercanía con la marca es mucho más estrecha, todo un reto para marcas y agencias. Al tratarse de conversaciones privadas 1 to 1, es más complicado dirigirse al consumidor, aunque supone una forma diferente y mucho más personal y cercana para acercarse a él. Ahora la pregunta es: ¿cómo dirigirse a tu público objetivo de una forma eficaz y sin parecer intrusivo?

)
)

Imagen | theredlist.com
En BlogginZenith | Redes sociales y privacidad: ¿somos conscientes de las condiciones de uso?

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>