Sina Weibo, o cómo triunfa con censura el Twitter chino

Hay una red social que a finales de 2012 contaba ya con más de 400 millones de usuarios registrados. Y no, no es ni Facebook ni Twitter. Nos referimos a Sina Weibo, la red social china por excelencia, que no es igual que las demás. Sabemos que, como ocurre con muchos sitios web, la mayoría de redes sociales están bloqueadas en este país como consecuencia del control que el gobierno realiza sobre Internet.

Sin embargo, Sina Weibo sí funciona dentro de sus fronteras, a pesar de las fuertes medidas de seguridad que se han impuesto. ¿Cómo lo consigue? Analizamos sus orígenes y cómo funciona este control en una red social que, aproximadamente, recibe más de 100 millones de mensajes cada día.

¿Sina qué?

Sina Weibo es una plataforma de microblogging que incorpora funcionalidades tanto de Twitter como de Facebook y sólo opera en los países asiáticos. Si bien lleva algún tiempo hablándose de una posible versión en inglés, lo cierto es que en la actualidad el servicio sólo ofrece versiones para China, Hong Kong y Taiwán. A pesar de esta limitación geográfica, Sina Weibo se ha convertido en una de las redes sociales revelación en los últimos meses.

No sólo con récords espectaculares como el que os comentábamos antes, sino porque actualmente, y con esa limitación geográfica de la que hablamos, reúne a más de 400 millones de usuarios y va en ascenso, contando que Twitter, por ejemplo, ha pasado recientemente la barrera de los 500 millones y llega a todo el mundo. Ahora bien, ¿cómo se gesta este proyecto?

En el mes de julio de 2009, tras una serie de violentas protestas contra el gobierno chino, las autoridades del país decidieron bloquear el acceso a Twitter, Facebook y otras redes sociales extranjeras. Como reacción ante la censura, SINA Corporation lanzó un mes después una versión de prueba de Sina Weibo, una alternativa de comunicación que la distingue de las demás por la férrea censura que en ella se aplica.

¿La censura es la clave del éxito?

Antes de que un post sea publicado en Sina Weibo, el propio sistema lo analiza para detectar palabras prohibidas o ciertos patrones que hagan indicar que incluye contenido no adecuado. Los filtros son actualizados frecuentemente para incluir eventos y otras situaciones de actualidad. En caso de que salten las alarmas, son los censores los que entran en juego.

Según ha podido constatar Reuters el equipo de Sina Weibo está formado por 150 jóvenes, todos chicos, recién licenciados en la Universidad, que trabajan a turnos para cubrir las 24 horas del día y cobran una cantidad cercana a 370 euros. Censura manual 100%.

Se reparten en turnos “maratonianos” de 12 horas al día y se les obliga a procesar 3.000 posts cada hora llegando a examinar hasta 3 millones de posts al día. Si se les cuela algún post, el gobierno presiona para que sean despedidos e incluso para que se les multe por ello. ¿Los comentarios más censurados? Los políticos, y especialmente aquellos que critican al gobierno.

Otra medida de control se estableció el pasado año, en el que se obligaba al registro obligatorio de los nombres reales de usuarios. Tal es así que el gobierno chino destinó más de 3 mil millones de dólares en incentivos para que los ciudadanos acatasen la medida.

Por tanto, no está muy claro hasta qué punto es autocensura por parte de la compañía, para evitar el cierre, o cuánta influencia tienen los oficiales del gobierno a la hora de determinar qué es publicable y qué no lo es.

Alternativas a la censura de Sina Weibo

A pesar de la severa censura establecida en China, existen otras iniciativas que tratan de evitar la censura en esta red social. Una de las más destacadas es FreeWeibo que este año recibía el premio del jurado en la ceremonia de los BOBs en la categoría a la mejor innovación. ¿Su finalidad? Saltarse las medidas censoras y permitir a los ciudadanos chinos buscar información libre y sin cortapisas, incluyendo miles de palabras bloqueadas, o los nombre de ciertos líderes políticos en Sina Weibo.

Otro ejemplo similar es WeiboSuite, otra herramienta creada por periodistas especializados en periodismo de datos de la Universidad de Hong Kong, con la colaboración de Shanghaiist y Henry Williams, entre otros que, según destaca Global Voices “ofrece traducciones en inglés de material censurado en Weibo y herramientas de traducción textual de imágenes”.

En cualquier caso, la censura manual o incluso las condiciones a las que son sometidos los trabajadores de Sina Weibo hacen cuanto menos dudar de la eficacia a largo plazo del sistema establecido en la actualidad. Aún así, empiezan a buscar la forma de que lo que se publica pase inadvertido a ojos de los filtros y de los propios censores, desarrollándose una creatividad digna de estudio.

Aún así, esto no es un juego. Como aquí nos cuentan, de acuerdo a la nueva legislación, si alguien publica “información falsa que es difamatoria o daña el interés nacional” y es vista más de 5.000 veces o se retuitea más de 500, entonces el autor puede ser condenado hasta 3 años de cárcel. Global Post titulaba uno de sus artículos de esta forma: “En China, demasiados retuits podrían llevarte a la cárcel”. Y es que este titular ni es sensacionalista ni es una exageración, es completamente literal.

Imagen | Bianews
En BlogginZenith | El auge de las redes sociales privadas: ¿hacia dónde vamos?

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Lo desconocía al completo. Sabía de la censura en China pero no esta forma de “aliarse” con la censura para salir adelante.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>