Showrooming: cuando los comercios tradicionales se convierten en escaparates de las tiendas online

Seguramente no conozcas lo que es el showrooming pero lo más posible es que lo hayas practicado alguna vez. Se conoce como showrooming al proceso de visitar una tienda física para ver en detalle un determinado producto y después terminar comprándolo en una tienda online distinta, que frecuentemente ofrecen mejores condiciones de precio.

El showrooming acaba con una de las ventajas que tiene el comercio tradicional frente al e-commerce: la posibilidad de palpar, sentir o probar el producto. Los locales y tiendas pasan a ser meros escaparates, porque la transacción y la venta se produce online. Si se piensa, tiene sentido. Bienes como la ropa en Internet suelen encontrarse más baratos, pero es difícil comprar sin saber tallas o si realmente lo que compres te va a quedar bien. Si lo pruebas antes de manera offline y luego lo adquieres online, se termina este problema.

Showrooming, un fenómeno en alza

Pero, ¿de verdad se practica? Sí, o al menos eso se desprende de un estudio que ha publicado comScore y en el que se recoge que el 35% de consumidores encuestados reconoce haber practicado showrooming. Según otro informe realizado por eMarketer, casi el 50% de los usuarios que compran algo online admite haber ido antes a una tienda física a probarlo.

Las tiendas que ofrecen sus productos en la red han existido durante años. ¿Por qué ahora se ha puesto de moda este fenómeno? Parte de culpa la tienen los teléfonos móviles. Los usuarios ahora tienen en su bolsillo el mayor catálogo de todos: Internet. Con un par de clicks pueden acceder a las tiendas online y comprobar los precios de éstas que, habitualmente, son más bajos que los que presentan las tiendas físicas.

Respecto a esto, eMarketer también ha publicado otro pequeño estudio en el que se afirma que durante 2011 el 59% de los usuarios que disponen de smartphone lo han utilizado para buscar mejores precios online al encontrar un producto que les interesaba en una tienda física. Si hablamos de 2009 y 2010, estos porcentajes se sitúan en 15% y 40%, respectivamente.

Target, Amazon y la polémica del Kindle

El Kindle es uno de los productos electrónicos más vendidos y suele ser uno de los regalos más socorridos. Este libro electrónico, apadrinado por Amazon, se ha convertido en el más popular dentro de su categoría, pero no se ha librado de polémicas. El pasado mes de mayo, Target (una conocida cadena de centros comerciales de Estados Unidos con más de 1.800 sucursales), decidió retirarlo de sus estanterías.

¿Por qué retirar un producto que se vende muy bien? Aunque no hay una explicación oficial, los ejecutivos de la cadena de tiendas reconocieron estar hartos de hacer de escaparate para Amazon. Los potenciales compradores visitaban sus centros comerciales para tocar, probar y ver el Kindle antes de comprarlo. ¿El problema para Target? Que Amazon lo ofrecía a mejor precio en su web, así que muchos de ellos se iban a sus casas con las manos vacías y después realizaban la compra online.

¿Qué pueden hacer las tiendas físicas?

Ya que la mayoría de tiendas físicas no pueden competir en términos de precio con las grandes tiendas online, ¿qué pueden hacer para evitar convertirse en meros escaparates? Una buena medida, que de hecho las grandes cadenas estadounidenses ya están tomando, es incentivar el uso de la propia página web (o aplicación) de la tienda en cuestión. Target, que antes mencionábamos, está utilizando códigod QR para facilitar las compras, mientras que otros sitios como Wallmart se están concentrando en igualar las condiciones y ventajas de sus rivales en la red (como ofrecer el envío en el propio día).

Otras de las tácticas más utilizada para evitar esta fuga de clientes son ya más habituales también en nuestro país: cupones, ofertas especiales y tarjetas de socio o similares, que acaban proporcionando al cliente más razones para realizar la compra en la misma tienda. ¿La clave? Intentar ofrecer todas las ventajas que ofrece Internet (reviews, toda la información del producto que se pueda aportar, precios lo más ajustados posible, etc.) al consumidor para que éste no tenga que recurrir a la red. ¿Veremos cómo se acentúa este fenómeno durante los próximos años? ¿Llegarán las tiendas tradicionales a convertirse tan sólo en eso, meros escaparates?

Imagen | VentureBeat
En Bloggin Zenith | M-Commerce: desde el trueque a la interoperatibilidad

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Yo confieso que lo practico, y mucho. Aunque en mi caso recurro a la aplicación de Amazon cada vez que voy a comprar un libro o DVD, y ver así si está más barato online.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>