La revolución de Twitter: las razones por las que ahora contamos con 280 caracteres

Twitter nació con una característica especial que le convertía en una red social completamente distinta a cualquier otra. Sus mensajes sólo podían contener 140 caracteres y los usuarios debían buscar la forma más creativa y original de expresar sus ideas.

Pero los tiempos han cambiado mucho para la red del pajarito azul. Su número de usuarios no creció durante el segundo semestre del año, cuando seguía atascado en 328 millones. Y la realidad a nivel de cifras no es nada halagüeña. Sus ingresos, de 574 millones de dólares, le situaban en datos de 2015. Twitter necesita cambios y vaya si los está llevando a cabo.

280 caracteres, el cómo y el por qué

Durante años se ha venido especulando sobre modificar el número de caracteres permitido. Desde el mismo momento del nacimiento de la red, algunos determinaron la necesidad de dar mayor libertad a los usuarios, tal y como hacen otras redes que no establecen ningún tipo de límites.

El pasado septiembre se ponía en marcha una medida que, al hablar de esta empresa, resulta histórica. De momento, está en fase de pruebas, en manos de un grupo escogido de usuarios, pero, si todo va como se espera, la idea es que los tuiteros puedan empezar a usar 280 caracteres para escribir sus mensajes, es decir, exactamente el doble de los que ahora pueden emplear.

La explicación oficial viene del uso que cada idioma en particular hace de esos caracteres. Así, según un estudio que hizo Twitter, un concepto, expresado en lenguas como el chino, el japonés o el coreano, necesita de muchos menos caracteres, porque lingüísticamente, un sólo símbolo puede significar un conjunto de palabras. En cambio, en idiomas como el español o el portugués, se necesitan muchos más espacios para poder explicar la misma idea. Por ello, para “compensar” ese desajuste entre idiomas, se habría elegido hacer esta modificación.

Así lo explicaban Aliza Rosen (Product Manager) e Ikuhiro Ihara (Senior Software Engineer) en el blog de Twitter: Queremos que todas las personas alrededor del mundo puedan expresarse de manera sencilla en Twitter, así que estamos haciendo algo nuevo: vamos a probar un límite de caracteres mayor, 280 caracteres, para aquellos idiomas que se vean afectados por la necesidad de comprimir ideas (que son la mayoría, a excepción del japonés, el chino y el coreano). A pesar de que ahora mismo solo estará disponible para un grupo reducido de personas, queremos ser transparentes y contaros porqué estamos tan ilusionados con esta prueba”.

El objetivo de esta medida no es otro que el de seguir conectando con los usuarios y lograr que el número de quienes utilizan Twitter crezca. Los 140 caracteres siempre han supuesto una limitación para muchos internautas que podía hacerles escoger otra red en la que no tuvieran este tipo de trabas.

La reacción de las marcas

Para el mundo del marketing, las implicaciones de la noticia van más allá de la utilidad o no que puedan encontrar los usuarios en este cambio. La publicidad en Twitter se ha caracterizado por una norma primordial: no pasar de 140 caracteres y ahora, las reglas del juego cambian. Tendremos que ver si las marcas prefieren permanecer fieles al viejo estilo. Éste ya está siendo reivindicado por un buen puñado de usuarios, pues, como parecía previsible, la medida de Twitter ha levantado ampollas y despertado muchas reacciones entre los tuiteros. O si, por el contrario, aprovechan la oportunidad de contar con el doble de espacio para comunicar de manera más extensa su mensaje.

Como sea, lo que sí es destacable es cómo muchas marcas aprovecharon la noticia de Twitter para lanzar sus propias reacciones. Algunos de los usuarios seleccionados en este periodo de experimentación son marcas comerciales. Para ellas, que Twitter las escoja, les confiere notoriedad. Por ello, se han apresurado a contárselo a sus seguidores, pues supone un privilegio.

Los tuits que muchas marcas han lanzado para hacerse eco de la noticia responden a otra realidad. El cambio a los 280 caracteres es historia en las redes sociales, una noticia verdaderamente relevante. Quizá una persona que no use Twitter no podría comprenderlo, pero para la comunidad tuitera, es un giro radical. Las marcas que hacen referencia a la noticia están, al mismo tiempo, trabajando su engagement y su cercanía con el público. Es su oportunidad para unir el nombre de su marca a un momento de máxima actualidad, que todos los usuarios están comentando. Además, parece lógico, han decidido hacerlo desde el humor, uno de los géneros más usados por los usuarios.

Burger King o Durex son algunos de los nombres que no han dudado en lanzarse con tuits alusivos:

Twitter en la era del cambio

La introducción de los 280 caracteres no es un caso aislado. En los últimos tiempos, se han producido bastantes cambios, sobre todo desde que Jack Dorsey, uno de los fundadores de la red, volvió a la compañía. Por ejemplo, el año pasado se modificaba el  hecho de que los enlaces y fotos de un tuit contaran como caracteres, para dar más flexibilidad a los usuarios. También se ha cambiado la estrella que identificaba a un tuit como “favorito” por un corazón, una analogía que usan otras redes.

Twitter trabaja en nuevas funcionalidades, como permitir que los usuarios puedan guardar tuit para leerlos después. Una “medida” que se está promocionando a través de  herramientas tuiteras, como es la creación de un hashtag para su mayor difusión: #SaveForLater. O como el nuevo modo nocturno, que facilita la lectura de los tuits cuando haya menos luminosidad.

Su mayor problema

Las novedades para seguir conectando con la audiencia son muchas, sin duda. Pero, ¿serán capaces de solventar los problemas de la compañía? Uno de los más preocupantes lo representarían esos usuarios que son tildados como “trolls”. De hecho, Twitter comenzaba el año implementando un plan con medidas para luchar contra este tipo de mensajes. Que Twitter se pueda ver asociada a prácticas abusivas de comportamiento puede repercutir en la imagen de la compañía y generar una fuga de usuarios y, por supuesto, de anunciantes.

No se trata de un tema trivial. Disney, una de las empresas interesadas en adquirir  Twitter, se habría echado atrás en su decisión porque “el mal ambiente en la red social no era compatible con su imagen limpia y familiar”. Muchas veces hemos hablado de cómo los personajes públicos, las celebrities, son un excelente escaparate para las marcas. No podemos olvidar que las redes sociales también son marcas, para las que la presencia de estos activos es muy relevante. Pues bien, algunos “famosos” habrían abandonado sus cuentas de Twitter por la presión que se ejerce sobre ellos. Éste sería el caso de, por ejemplo, Ed Sheeran: “No puedo leerlo, no hay nada más que gente diciendo cosas crueles”. Curiosamente, el cantante sí ha mantenido su perfil en Instagram.

Otro de los grandes conflictos es el de las cuentas falsas. Hablamos de los bots que salpican la red con mensajes que no ha escrito una persona real, sino un programa informático con instrucciones muy precisas. Según la Universidad del Sur de California, entre el 9 y el 15% de los usuarios de Twitter son bots. Pero, como decimos, la empresa está tomando medidas para luchar contra este tipo de prácticas que alteran las métricas de las cuentas desvirtuando los datos. Sin ir más lejos, en julio se cerraron 90.000 cuentas falsas. Las políticas emprendidas por Jack Dorsey apelan por incrementar el control de los perfiles y usar algoritmos que sean capaces de identificar a los usuarios falsos.

Twitter está en plena efervescencia. Intenta atraer a usuarios y marcas. Pero ¿serán los cambios aplicados suficientes para poder luchar contra redes tan poderosas como Facebook o Instagram?

Imagen | Twitter, Pixabay

En BlogginZenith | Todo lo que piensa la generación Z sobre redes sociales y marcas

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>