Rentabilidad de los vídeos para YouTube: particulares hacen“caja” y las marcas ¿lo aprovechan?

youtube1

La cifra que se embolsaron durante 2014 los diez canales más rentables de Youtube ascendía a más de 32 millones de dólares (unos 27 millones de euros). Si nos centramos en reproducciones, estamos hablando de 2.600 millones de reproducciones, una cifra si no para recordar, sí para tener muy en cuenta.

Ya sabemos que YouTube es una de las páginas más visitadas por cualquier usuario de Internet.  Pero si nos alejamos del punto de vista del usuario que consume, y nos centramos en la gente que produce para la “videoteca de las videotecas”, ¿qué ingresos generan? ¿Cómo las marcas pueden aprovechar todo ese potencial en su propio beneficio?

Así de rentable es YouTube

YouTube es el GRAN canal. Y no lo decimos nosotros, sino sus estadísticas, que apabullan nada más verlas: cada mes, más de mil millones de usuarios únicos visitan YouTube y, cada minuto, se suben 100 horas de vídeo. De hecho, cada mes, los usuarios ven más de 6 mil millones de horas de vídeo, es decir, como si todas las personas del mundo dedicaran una hora al día a ver vídeos en YouTube.

Si hablamos de cifras referidas a nuestro país, comprobamos que en el mes de septiembre hubo más de quince millones de visitantes únicos (en PC, sin contabilizar las entradas por móvil que no paran de crecer), con un alcance real de un 59,3% sobre el total de la población internauta española. Si hablabmos de desktop+mobile estamos ante un 72,8% del total internautas españoles (al margen del dispositivo que usen para acceder). Cifras que sorprenden, ¿verdad?

Y es que YouTube siempre es un canal que da mucho juego. Hay vídeos históricos, momentos inauditos, noticias que han saltado a los medios de comunicación, películas, programas, música… Y así hasta un sinfín de piezas creadas por los usuarios, con todo tipo de contenidos. Pero ¿cuáles ocupan el top en 2014 en términos de rentabilidad?

YouTubers que se hacen con el control (y la rentabilidad)

Uno de los principales efectos de Internet sobre la sociedad lo encontramos en su capacidad para convertir a consumidores pasivos en creadores de contenidos. Ya cualquier persona puede convertirse en un creador, construyendo así una especie de nueva economía. Un perfecto ejemplo de esta tendencia la encontramos con los YouTubers.

Son amateurs que graban, editan y publican sus propios vídeos y que se ganan la vida gracias a ello y a la publicidad que YouTube permite incluir. Son una nueva generación de comunicadores que han crecido a la par que Internet y que entienden mejor que nadie el medio.

youtube

La empresa especializada en estadísticas online OpenSlate ha puesto nombres y apellidos a este nuevo perfil, a través de sus canales de YouTube, y hay algunos que han conseguido llegar a ser los más rentables de 2014. Entre ellos destaca DC Toys Collector que, desde que viera la luz en abril de 2011 ha conseguido más de 3,5 millones de abonados a su canal. ¿Su truco para ser el canal más rentable de YouTube? Desembalar cajas de juguetes y jugar. Así de fácil. Melissa Lima, una joven brasileña de 21 años, es la persona responsable de este auténtico “bombazo”.

Del mismo modo, el canal Little Baby Bum ocupa el cuarto lugar, y también es para un público infantil. En este caso se recopila canciones para niños que a los más pequeños de la casa les encanta ver una y otra vez.

Siguiendo la senda musical, destaca la cantante Taylor Swift en segundo lugar, quien con su videoclip “Blank Spaces”, lanzado en noviembre, acumula ya más de 380 millones de visitas. O el quinto lugar, ocupado por EMI Music, que se beneficia tanto de éxitos presentes como pasados.

El tercer lugar lo ocupa PewDiePie, un comentarista sueco de videojuegos. La clave está en cómo hace uso de la sátira con el videojuego Flappy Bird, visto por casi 26 millones de internautas.

Aquí solo hemos indicado 5 de los principales canales, pero es evidente que hay otros muchos. En España, «El Rubius», «Vegetta777» o «Willyrex» son solo algunos de los más conocidos. Eso sí, todos ellos tienen en común algunos de los siguientes denominadores: ocio, ingenio, infantil, emotivo o práctico, además de convertirse en todo un fenómeno visual/auditivo.

En este caso, personas particulares, personas “de la calle” han ganado a través de YouTube, no solo reputación, sino visibilidad y sobre todo ingresos. Ahora bien, ¿pueden ver las marcas oportunidades de negocio también para ellas, ya sea a través de alianzas o copiando estrategias?

Oportunidades de negocio ¿para las marcas?

Es cierto que la gratuidad es la tónica que resuena en los vídeos que vemos en YouTube: total disponibilidad y gratis pues, como hemos comentado en otras entradas, el site se mantiene con publicidad. Además se da la particularidad bien sabida de que en YouTube, los creadores audiovisuales profesionales compiten con amateurs, las personas buscan lo que quieren ver y no les llega de forma predefinida, y las alternativas de contenido son millones. Pero ¿es posible identificar claramente el ROI?

En el pasado 2014 vio la luz un estudio realizado por Leapfrog Marketing Institute, “2014 CMO Digital Benchmark”, basado en las distintas declaraciones y opiniones de varios directores de marketing, donde la mayoría de ellos reconocen estar bajo una mayor presión que hace 5 años a la hora de medir el ROI en sus acciones en medios digitales y móviles. Según ellos, cada vez es más complicado relacionar sus acciones de marketing con los posteriores resultados financieros, y esto se debe a que existe una falta de habilidad y experiencia para calcular el retorno de la inversión, así como a una resistencia al cambio por parte de las compañías.

A pesar de ello, lo importante no son los números por mucho que nos queramos obsesionar. No todo es conseguir más seguidores o clics en “me gusta”, sino de notoriedad de marca y de crear relaciones duraderas con los usuarios. De hecho, uno de los factores más importantes que las marcas tienen en cuenta es el feedback positivo por parte de los clientes. Así, en el marketing digital, el nivel de interactividad y afinidad con los usuarios representa una gran parte del ROI.

Dicho esto lo importante aquí es tener una estrategia clara y bien definida. Y si algo se ha aprendido de los canales más rentables de YouTube de 2014 es que hay determinados patrones por el que la gente consume una determinada información, sobre todo a través de YouTube. Lo ideal, sin duda, es adaptar nuestra información a esos patrones para conseguir llegar a nuestro target. ¿Es tan fácil de decir como de implementar?

Imagen | Esther Vargas
En BlogginZenith | ¿Pagarían los usuarios por un YouTube sin anuncios?

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Lo importante no son los números por mucho que nos queramos obsesionar. No todo es conseguir más seguidores o clics en “me gusta”, sino de notoriedad de marca.

  2. Es evidente que nos obsesionamos con los datos, pero la rentabilidad va por otro lado. Eso es fijo.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>