¿Qué es y cómo funciona la “realidad virtual” en televisión? DicZionario

realidad virtual

Tenemos pantallas gigantescas que nos devuelven las imágenes con una calidad en alta definición que apuesta por una imagen lo más realista posible. Tenemos una doble pantalla que nos ayuda a interactuar con otras personas, de cualquier lugar del mundo y hablar con ellas sobre la serie que estamos viendo. Tenemos apps, redes sociales, el sonido más evolucionado, los colores más atractivos… Pero queremos más. Queremos realidad virtual.

Desde niños hemos fantaseado con la idea. A nivel social, pronto nos dimos cuenta de que dejar volar la imaginación en este sentido era un caballo ganador y las empresas que parecían desarrollar un ingenio surgido de una historia futurista se han ido convirtiendo en pesos pesados de lo que la tecnología puede hacernos experimentar en un futuro que ya está aquí, y que la televisión no duda en aprovechar.

Definición de realidad virtual

La realidad virtual dejó hace mucho tiempo de ser un campo de la ciencia ficción y cada vez la encontramos más instalada en nuestras vidas. Se trata de la generación de imágenes, gracias a dispositivos digitales, que hacen creer al espectador de las mismas que se encuentra en medio de ellas, involucrado en ese contexto, ese paisaje o situación. La experiencia genera la sensación real de que lo que está sucediendo en ese mundo imaginado y reconstruido (virtual) es verdaderamente la realidad, haciendo que el sujeto de experimentación pueda incluso abstraerse del entorno en el que sí se encuentra y considere ese universo “falso” como el lugar en el que realmente está viviendo.

No hablamos sólo de una curiosa experiencia que nos haga pensar que nos encontramos en la luna cuando, en realidad, estamos en el salón de nuestra casa, sino que la realidad virtual está teniendo cada vez más aplicaciones útiles en la vida ordinaria. Por ejemplo, a nivel formativo, de entrenamiento y educacional, ha permitido la creación de simuladores de vuelo con los que los futuros pilotos pueden entrenarse; pero también interesantes aplicaciones de medicina para que un cirujano pueda practicar una operación antes de enfrentarse a la misma en la vida real.

El desarrollo de la realidad virtual ha estado vinculado a la creación de diferente aparataje tecnológico que permite esa conexión. Su evolución es la que está consiguiendo hacer efectiva la sensación de realidad dentro de la virtualidad. En la actualidad, el medio por el que podemos adentrarnos en esta aventura es el casco de realidad virtual, que suele incorporar unas gafas que cubren nuestra visión, permitiendo esa experiencia inmersiva. Oculus Rift es uno de los cascos más evolucionados en este momento. Otras marcas que hemos de tener en cuenta son Paystation VR o Microsoft Hololens. De igual forma, existen otros complementos que consiguen trabajar en pos de un experiencia más completa, como son los guantes o las plataformas periféricas por las que el usuarios puede “desplazarse” sin, en realidad, moverse del sitio.

Algunos ejemplos

La realidad virtual es un mundo muy apetecible a varios niveles. En primer lugar, porque permite al ciudadano experimentar con situaciones de miedo, acción, fantasía, con todo lo que su imaginación pueda soñar, sin correr el más mínimo riesgo físico. Así, para las empresas se está volviendo un imprescindible tener en cuenta a una tecnología que viene pisando fuerte y que puede revolucionar toda nuestra experiencia como consumidores. Y espectadores, porque uno de los ámbitos que más en serio se está tomando todas las posibilidades que los nuevos avances van a traer es la televisión. Y abarca ya todos los ámbitos, desde la ficción hasta la retransmisión deportiva, pasando por nuevos formatos que muy pronto estarán entre nosotros.

TVE está siendo la cadena generalista pionera en aplicar la realidad virtual a sus contenidos, no sólo en nuestro país, sino a nivel mundial. A principios de abril se estrenaba un capítulo especial de ‘El Ministerio del Tiempo‘, una pieza de 10 minutos titulada ‘El tiempo en tus manos‘. Tal vez, como televisión pública, está tratando de dar ejemplo en el uso de las vanguardias tecnológicas, o eso al menos es lo que puede deducirse de las palabras de Agustín Alonso, coordinador de Proyectos Transmedia en Ficción para RTVE:  “La innovación es arriesgada, así que debe estar en la pública. Las privadas no se tiran a la piscina“.

Quien quiera poder disfrutar de la original experiencia, necesita bajarse la aplicación para smartphone ‘Ministerio VR’. Después, se precisan unas gafas Cardboard de Google o unas Samsung Gear VR. La aventura que nos depara ‘El tiempo en tus manos’ es la siguiente: el espectador (que ahora es un nuevo personaje, gracias a su integración mediante realidad virtual) se presenta en las oficinas del ministerio para hacer un examen, el que dictaminará si puede entrar al cuerpo de ministéricos o no.

Sin duda, tras esta idea hay un deseo por parte de la productora y el canal de rentabilizar la conexión con el espectador que se ha vuelto clave en los últimos tiempos y que deja atrás la figura de un receptor pasivo sentado en un sillón y contemplando aquello que la pequeña pantalla le suministraba. Ahora, Internet ha permitido que los espectadores se vuelvan parte activa y fundamental y, con este nuevo paso, el de la realidad virtual, se les da la oportunidad de convertirse en auténticos protagonistas del relato.

No es la única noticia que hemos tenido últimamente sobre una realidad virtual en el mundo televisivo que pronto dejará de ser una curiosa novedad para convertirse en una necesidad que las teles tendrán que ofrecer. El último gran derbi vivido en la competición de Liga nos trajo la primera retransmisión en realidad virtual de un partido de fútbol de este nivel. El 2 de abril se enfrentaban Barça y Madrid en un duelo por el título, pero para Movistar+ y Samsung, el partido tenía otras importantísimas peculiaridades. Las tiendas flagships de Telefónica fueron los escenarios de un visionado en pruebas. El espectador que accedía a esta experiencia se “ubicaba” en un palco VIP virtual del campo del Barcelona. Las posibilidades de Samsung Gear VR le permitían “moverse” entre diferentes localizaciones: en la grada central o a pie de campo, pudiendo escoger qué quería ver en cada momento.

Llegados a este punto, no podemos dejar de hablar de todo un formato que se está desarrollando por parte de la empresa Norways Future y que es, ni más ni menos, que un concurso de televisión enfocado hacia la realidad virtual. Será a finales de este año cuando podamos echar un vistazo a ‘The Future Universe‘ (éste es su nombre provisional), un programa que, sin duda, puede marcar un antes y un después en la forma de interaccionar con los espectadores. ¿Su funcionamiento? Tan fácil de entender como apasionante: la audiencia podrá competir contra los concursantes del programa a través de personajes virtuales, en tiempo real. Este sistema prevé un punto muy interesante, pues los espectadores que quieran participar tendrán que abonar una cantidad de dinero, lo que se conoce como pay-to-play plattaform, por lo que ya servimos una gran arma para que cadenas y productoras generen nuevos ingresos.

Como ocurre con muchos grandes cambios, tenemos una colección de pequeños hitos que están construyendo una realidad que cada vez tiene más presencia. Las pruebas se suceden y los espectaculares resultados enganchan al público con ese algo más que toda experiencia interactiva genera: participar de verdad (aunque sea virtualmente) en un escenario con connotaciones tan poderosas como la televisión, es demasiado tentador para la masa social que es la audiencia. Así, inMediaStudio es otra de las empresas a tener en cuenta, ella fue la encargada de grabar la gala de Nochebuena de TVE de 2015 en formato 360º, con la que ofrecía al público la posibilidad de elegir entre tres ubicaciones diferentes, a través de la app Malú 360. Ésta fue también la empresa encargada de realizar una novedosa campaña de marketing para la promoción de la película ‘Misión imposible 5’, que usaba la realidad virtual y lo inmersivo como gancho promocional.

La realidad virtual no forma parte de ningún relato de ciencia ficción, sino de un presente tecnológico que nos hace soñar con nuevas posibilidades. Aquel que sepa apuntarse a una tendencia que será clave en los próximos años tendrá ganada, al menos, la atención del público, deseoso de sentirse cada vez más integrado en la experiencia audiovisual.

Imagen | Oculus Rift
En BlogginZenith | Mobile Reality: experiencias aumentadas en movimiento

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>