¿Quieres darle vidilla a tu publicidad exterior? Apuesta por el roadshow

Las iniciativas marketeras deben superarse más y más a sí mismas. Los estímulos publicitarios son muchos y es difícil distinguirse. Se hace necesario llegar al consumidor con una estrategia diferente que logre captar su atención.

Muchas veces estudiamos campañas que se dan en la red. Pero hoy queremos acercarnos a un tipo de publicidad que sigue siendo necesaria. Se trata de la que se da en la calle y utiliza el contacto directo con el consumidor. Vamos a hablar de los roadshows, una herramienta tan espectacular como práctica.

No diga evento, diga roadshow

El roadshow es una acción comercial que funciona de forma itinerante. Se trata de espectáculos organizados y patrocinados por una marca comercial que se dan en un stand callejero, en un autobús, en un local de fiestas… Se caracteriza por poner en marcha un importante aparato logístico para promocionar un producto.

Pero lo hace de forma puntual y esporádica. Sólo durante unos días. Un concepto que nos recuerda a las tiendas pop-up. Solo que no es una tienda, es un acto festivo, divertido y lúdico para que la marca llegue a los consumidores a través de otros canales de comunicación. Una gran fiesta, algo memorable que, al día siguiente, viajará a otro barrio, a otra ciudad o a la otra punta del país, variando de público y llegando a más personas.

Otra de las característica más importantes que definen el roadshow es que se trata de un evento que se celebra en un espacio físico limitado. Suele ser un escenario habilitado para tal propósito. Así, se confieren esas cualidades de espectacularidad y entretenimiento tan deseadas. Hay muchos elementos que pueden incrementar la sensación festiva y/o de lujo: pantallas, luces, presentadores, bailarines, azafatos, música, juegos, actuaciones… Todo acompaña para convertir el roadshow en un evento de primer orden.

Se trata de una actividad que combina imagen, experiencia de marca y venta. La imagen se da en los elementos espectaculares de los que hemos hablado. La experiencia de marca la aporta el hecho de que en todo momento, el nombre de la empresa está presente. Es ella la que ha organizado el espectáculo y todos los elementos remiten a ella: tipografía, colores… Las ventas se incrementan porque el roadshow es una manera rápida y efectiva de llegar al consumidor.

No importa con qué elementos se juegue. Lo importante es que el consumidor “vive” la marca. Tiene la sensación de entrar en un universo dominado por ella en el que todo es disfrute y espectacularidad (gracias a los esfuerzos de la empresa). Cada segundo de su tiempo enfocado en ese “pasarlo bien” estará asociado a lo que la marca ha creado.

¿Por qué apostar por ello?

Las ventajas del roadshow para las marcas son muchas. En primer lugar, no podemos olvidar la visibilidad y la repercusión que tiene para los consumidores que se acercan a estos eventos. La marca “aterriza” en un espacio de la vida ordinaria del usuario; pero lo hace de forma extraordinaria, por un tiempo limitado y apostando por una oferta de ocio.

Todo ello repercute en la diferenciación. La marca que apuesta por el roadshow se distingue de sus rivales ofreciendo algo único y que permanece en el recuerdo. Es fundamental saber llegar al consumidor con campañas diferentes e impactantes. El roadshow, como también hace el marketing de guerrilla, por ejemplo, buscan impactar en la audiencia de una forma que no olvide a la marca que le hizo vivir ese momento.

Otra de las grandes ventajas es que supone un forma de establecer contacto directo con el consumidor. La interacción y la participación con él son ingredientes que no pueden faltar en un roadshow. Así se logra un feedback muy útil. Pues el consumidor reacciona a las propuestas de la marca de manera inmediata y ésta puede obtener información de primera mano.

Todo ello se da porque se trata de un tipo de campaña que no resulta invasiva para el público. El transeúnte contempla estas acciones como hechos festivos a los que él mismo se acerca por curiosidad. Para satisfacer la necesidad de saber cómo es ese evento organizado para todo el mundo. Así, se consigue que ese público tenga una buena disposición hacia el producto.

Lo cual favorece el engagement. El incremento de la imagen de marca es notable cuando hablamos de roadshow. Es una interesante manera de acercarla al público pues genera esa simpatía que, después, derivará en confianza.

Roadshow y marcas

Cada vez son más las marcas que apuestan por organizar este tipo de actividades. Se trata de eventos que pueden funcionar muy bien cuando se quiere presentar un producto nuevo. Así, por ejemplo Gillette lo hizo en nuestro país para presentar su nueva cuchilla Fusion. Las localizaciones eran centros comerciales pero también espacios deportivos e incluso universidades. Allí, los clientes podrían afeitarse y, esta forma, probar in situ el producto.

Otro interesante ejemplo de roadshow lo protagonizó la marca Samsung. En 2012 era la patrocinadora de los Juegos Olímpicos que se celebraban en Londres. Así, creó varios roadshow en diferentes localizaciones de la ciudad. Y todo para promocionar los Galaxy S3 y Galaxy Note. La marca puso en marcha un espacio confortable en el que los visitantes podían usar el móvil, jugar con la app creada específicamente para los Juegos o ganar un viaje. Los resultados obtenidos fueron bastante positivos. Nueve de cada diez visitantes aseguró sentirse más cercanos a comprar un teléfono de la marca.

Además, ese año Samsung también tuvo una presencia importante en nuestro país. Más concretamente en la parada de metro de Sol de Madrid. Se convirtió en la primera parada promocionada, que pasó a llamarse Sol Galaxy Note. Y para conmemorar el evento, la marca ofreció a los usuarios un vistoso roadshow que incluyó todo tipo de actividades y propuestas para dar a conocer el nuevo smartphone, como un photocall para los usuarios, la realización de caricaturas o la oportunidad de probar los nuevos dispositivos.

Disney es otra de las marcas que busca un marketing innovador para promocionar sus productos. ‘La Doctora Juguetes’ es una serie que ha cautivado al público infantil. Y como el roadshow puede ser concebido para llegar a cualquier tipo de público, la marca decidió crear una acción promocional de impacto para los más pequeños. Se alió con algunas tiendas de juguetes y recreó en estos espacios la consulta de la Doctora. Así, los niños podían jugar a ser el personaje televisivo, una experiencia inmersiva que, sin duda, también favoreció las ventas de los juguetes de la serie.

Go Roadshow 2013 from A Small Job on Vimeo.

General Optica también se apuntó al roadshow cuando decidió “montar” un probador de gafas virtual. Así pues, un elemento tan llamativo como la realidad virtual sirvió de conector para acercarse al público. Se trataba de una app en la que los visitantes podían probarse hasta 100 modelos de gafas diferentes, y todo con un solo clic. Una de las características del roadshow es que los eventos se organizan allí donde está el target deseado para el producto. Así, como General Optica buscaba un público universitario, la campaña se realizó en lugares próximos al área universitaria de las distintas ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia.

 

Para las marcas de lujo también es muy importante experimentar con eventos de este tipo. Les permite construir un universo elegante, espectacular, refinado… al estilo de lo que los clientes que consumen el producto buscan a través de la experiencia con él. Moet & Chandon buscó conectar con esos consumidores a través de diferentes roadshows en discotecas de distintas ciudades españolas. La idea era crear una fiesta única e inolvidable para sus participantes. La marca trató de crear una experiencia que transmitiera exactamente esas sensaciones de alta gama para un público exigente y difícil.

Publicidad online o en medios como la televisión o la prensa son claves. Pero las marcas no pueden perder la oportunidad de conectar directamente con el público. De hablar e interactuar con él, de que se sienta cercano a la marca y a lo que ofrece. Los roadshow son estupendos ejemplos de cómo la publicidad offline también es fundamental y una gran forma de generar un recuerdo duradero en los consumidores.

Imagen | Pixabay

En BloginZenith | Así funciona la experiencia phygital, la última gran tendencia que los marketeros deben conocer

 

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Cuanto más llamativa es una acción en la calle, más posibilidades de éxito

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>