¿Quién dijo ‘cool’? Ahora lo que toca es “moda sostenible”

moda_sostenible

Si nos dijeran que la ropa que llevamos puesta, a pesar de ser “cool”, contamina, igual la miraríamos con otros ojos. Si además nos dijeran de forma explícita que para su elaboración no se han respetado los derechos humanos y laborales, no se ha velado por la salud de los trabajadores que la hacían, y que incluso se ha explotado a niños en su elaboración, es probable que nuestra percepción vaya a peor si cabe.

En todo ese proceso resurge la conocida como “moda sostenible”, aquella que, además de velar por los derechos humanos y el equilibrio del medioambiente, cree en el poder del consumidor informado como una pieza más del puzzle. De todo ello, incluso de las acciones de marcas y de modelos y diseñadores hablamos con Gema Barrio, Account Manager de Zenith.

¿Qué es esto de la “moda sostenible”?

El mundo de la moda se pone al servicio de causas sociales. Un año después del hundimiento del edificio textil Rana Plaza en Bangladesh, el pasado 24 de abril más de 40 países conmemoraron a sus víctimas con la celebración del Fashion Revolution Day. En el primer aniversario de la tragedia, esta iniciativa une a distintas ciudades de todo el mundo que acogerán actos para recordar a las 1.138 personas que perdieron la vida y para hacer reflexionar a la sociedad sobre el origen de las prendas de ropa bajo el lema “¿Quién ha hecho tu ropa?”

La finalidad no es otra que mostrar (y demostrar) al mundo que hay alternativas para vestir de forma ética y ecológica. Tal y como apunta Gema Barrio en la actualidad es muy importante apoyar la “moda sostenible” a la hora de elegir una prenda. Un valor, en definitiva, que se está poniendo en alza de cara a fabricantes y marcas de moda. Pero, ¿en qué consiste eso de la moda sostenible?

No es otra cosa que tener en cuenta aspectos importantes, medioambientales y sociales, antes de comprar una prenda. Por ejemplo, ¿con qué tejido está fabricada? Porque el uso de tejidos naturales (lana, algodón, lino, yute, etc.) es menos contaminante que la fabricación con tejidos sintéticos. Y además es también más fácil de reciclar.

La idea es que la ropa no acabe en vertederos porque contamina y porque quizás pueda venirle bien a otra gente. Como afirma Barrio, “por supuesto, ser un consumidor 100% de moda “sostenible” no es fácil. Sobre todo porque es inevitable que lo sostenible sea más caro al ser más cuidadoso y responsable en todo el proceso desde la selección de la materia prima hasta que la prenda llega a tus manos”.

Marcas que apuestan por la moda sostenible

Pero si es difícil encontrar “prendas sostenibles” aún es más difícil encontrar marcas que apuesten por esta tendencia. Por todo ello resultan muy interesantes las iniciativas que está llevando a cabo la marca H&M con su línea “Conscious” de la que Gema Barrio se declara fan absoluta. De hecho tienen una Fundación con ese nombre. Esta línea es ropa fabricada con “algodón orgánico” (no se utilizan pesticidas ni compuestos contaminantes en los cultivos) y a un precio asequible.

hm_Conscious_collection

Por otro, ha lanzado un sistema de recogida de ropa usada mediante la  instalación en sus tiendas de contenedores de cartón. Y para incentivar su uso, ofrecen vales de descuento del 15% para próximas compras por cada bolsa de ropa desgastada, rota o pasada de moda entregada.

Modelos y diseñadores, también “sostenibles”

Hay otras marcas que se han subido al carro de la “moda sostenible” para diferenciarse y llegar a un consumidor más exigente y concienciado. Aunque no es fácil cruzarse con ellas de forma espontánea, el mundo digital nos ha permitido encontrarnos con un escaparate gigante donde buscarlas vía sites, blogs, etc .

También es frecuente encontrarse con modelos y diseñadores que están apoyando iniciativas de “moda sostenible”, entre ellas Vanesa Lorenzo, Giselle Bünchen o Gwyneth Paltrow. Esta última, a través de su blog y  su app Goop, intenta hacernos llegar ese estilo de vida “eco-friendly”. La actriz y empresaria, además, se ha enamorado de la marca de moda ecológica Ecoalf, de origen español.

La idea no es otra que la de apelar a la responsabilidad social de un consumidor cada vez más concienciado por lo que le rodea: la naturaleza y la sociedad. En definitiva, lo importante es que seamos conscientes de que ir a la moda no está reñido con ser “sostenible” y que hay pequeños gestos que nos pueden ayudar a conseguirlo en el día a día. Y en esa línea las propias marcas de ropa pueden (y quizás deben) dar un paso definitivo en favor de la “Moda sostenible”.

Imagen | kenzas.se; emmmeatelier
En BlogginZenith | Más allá del “Green Marketing”: el fenómeno de lo “Eco-Superior”

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Pingback: La moda sostenible | CumbreMedia

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>