¿Qué es y en qué consiste el adblocking? DicZionario

Stop sign on school bus

Ha sido con la llegada de iOS 9 cuando un tema conocido por muchos (y desconocido por otros tantos) ha vuelto a la mesa de actualidad: el bloqueo de contenido publicitario. O más exactamente, el bloqueo de publicidad en internet o adblocking en su terminología anglosajona. Y es que la plataforma móvil de Apple introducía por primera vez la posibilidad de bloquear a través de Safari todo ese contenido que, a veces, puede resultar muy molesto.

Pero no es la única. Este tipo de programas, que cualquier usuario puede instalar fácilmente, es cada vez más popular. Crece así la polémica a su alrededor, puesto que perjudican a las páginas web que viven gracias a la publicidad, y también a las marcas, ya que los internautas dejan de ver sus anuncios gráficos (display) y también algunos de vídeo. Hablamos del concepto una semana más en una nueva entrega del DicZionario.

Definición de adblocking

Los adblock (también conocidos como ad filters) son programas o extensiones que se pueden instalar con mucha facilidad en cualquier navegador, con el objetivo de poder navegar por la Red sin ser molestados por anuncios intrusivos o cualquier tipo de publicidad siempre que no esté integrada o sea nativa. Se trata de un recurso cuyo uso está en aumento y, según ComScore, el uso de este tipo de extensiones alcanza ya a un cuarto de población conectada en algunos países, con especial penetración sobre el segmento de entre 18 y 29 años, que llega al 41 %.

adblocking1

adblocking2

Como vemos su uso en España aún está en el 14% pero crece rápidamente. Además, el navegador Google Chrome es en el que más se utilizan los bloqueadores publicitarios, algo que resulta paradójico, puesto que precisamente los ingresos de Google vienen de la publicidad. Si hablamos de temáticas más “bloqueadas” los resultados quedarían así:

adblocking3

Lejos de pensar que el bloqueo de contenido en sistemas operativos de escritorio es reciente, cabe afirmar que lleva mucho tiempo entre nosotros. Algunos sistemas como Windows incluyen desde Windows 7 su propio asesor para bloquear contenido web inapropiado. Claro que, en muchas ocasiones, no es exactamente lo que buscamos. Entre las alternativas están las que se instalan en los navegadores y, por tanto, permiten que realmente no dependa de qué sistema se usa o no.

Si el plugin está disponible para tu navegador, ya puedes bloquear contenido. Y si no lo está, nada tan sencillo como usar alguno de los navegadores que permiten el bloqueo. En este caso, Firefox y Google Chrome son los más recomendables. ¿Vemos algunos ejemplos?

Algunos ejemplos

AdBlock y Adblock Plus son las dos plataformas más utilizadas para quitarse de en medio los anuncios. Están basadas en software de código abierto, lo que significa que en el caso de ser prohibidas por los navegadores se podrían instalar igualmente de forma extraoficial.

adblocking4

Si nos centramos en la primera, que de algún modo es la que da título a este artículo, estamos ante la extensión para Google Chrome y Safari más descargada, además de tener su propio navegador móvil para iOS y Android, con más de 20 millones de usuarios. Lo que hace es bloquear todo lo que se encuentra en sus filtros, de forma que permite activar los anuncios en las páginas o sitios web que interesen. Este programa se financia a través de donaciones, de modo que en su web facilitan a los usuarios el hecho de poder abonar el dinero que quieran a través de un pago con tarjeta de crédito o a través de Paypal. Además, indican que el 10% de la donación iría destinado a una obra de caridad.

¿Dónde habría que centrar el análisis de los bloqueadores de publicidad? Stefan Bardega, Chief Digital Officer de ZenithOptimedia, lo tiene claro: “sobre todo los de dispositivos móviles ya que la inmensa mayoría de estos bloqueadores funcionan exclusivamente en los navegadores y no para la publicidad in-Apps”.

En este sentido, según datos de Flurry, el 84% del tiempo consumido en móviles es a través de las Apps. Por ello Bardega establece que “así que a medio/largo plazo prevemos dos beneficios inmediatos (siempre hablando de dispositivos móviles): se acelerará la desaparición de la publicidad en banners y se fomentará el desarrollo de publicidad nativa in-App, que por definición se integra en el interface del usuario y genera mejores experiencias y por tanto mejores resultados a las marcas”. Aunque quizás ni siquiera esta sea una solución definitiva: las operadoras de telefonía móvil también podrán bloquear toda la publicidad por defecto, antes de que llegue a cargarse en los teléfonos de sus abonados.

Si volvemos al tema de la actualidad, el problema que surge a raíz del uso de estas extensiones es que, aunque una página web sea respetuosa con los formatos y la cantidad de publicidad, se verá perjudicada por el bloqueo, puesto que toda la publicidad es bloqueada, en muchos casos, por defecto.

Por ello, cada vez hay más páginas web que detectan que sus anuncios son bloqueados y han planteado una solución sin cortapisas: bloquear al usuario. Es decir, cada vez más sitios web no dejan a los usuarios acceder a sus contenidos a menos que procedan a quitar el bloqueador de publicidad. Es el caso de PuroMarketing.com, que incluyó esta medida y para acceder a sus contenidos aparece el siguiente aviso:

PuroMarketing

Y nos preguntamos ahora si esta la mejor solución. En una entrevista para CNet sobre el tema del ad-blocking la IAB establecía que “aquellos que tengan instaladas este tipo de extensiones bloqueadoras de publicidad no deberían poder acceder a los contenidos de determinadas webs“. Por un lado, muchas páginas web sobreviven gracias a la publicidad, por lo que es lógico que traten de evitar este tipo de bloqueadores que les perjudica notablemente.

En cualquier caso, la noticia de la inclusión en iOS 9 de la extensión bloqueadora de publicidad puede llevar a acelerar ese cambio en la publicidad online, ya que puede ser el fin de la misma tal y como la conocemos. Veremos cómo afecta todo esto a los medios y su evolución en el futuro.

Imagen | Comstock
En BlogginZenith | Apple y su bloqueo de la publicidad: ¿se augura un nuevo ciclo?

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Siempre existirá polémica con todo lo que rodea a la publicidad

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>