¿Qué es y cómo funcionan los wearables? DicZionario

google

Gracias a los smartphones, gracias a la oportunidad de llevar un ordenador en el bolsillo, han ido surgiendo una serie de dispositivos que si bien ya existía su versión “analógica”, han evolucionado para dar lugar a los dispositivos incorporados que conocemos a día de hoy: los wearables.

Poco a poco comienzan a establecerse en nuestro día a día, por lo que se augura un gran crecimiento en su uso para los próximos años. Esto hace que se genere un debate en torno a estos dispositivos sobre cómo será la publicidad que se creará para ellos. Hablamos del concepto de wearable, en una nueva entrega del DicZionario.

Definición del concepto de wearables

El ‘wearable computing’, o los wearables en general, está hasta en la sopa. Este término inglés que se refiere a la tecnología que llevamos encima, como si de ropa se tratase, está cada vez dando más que hablar y muchos lo ven como el futuro de los gadgets con los que convivimos en la actualidad. Desde pulseras biométricas a gafas inteligentes, todos forman parte del ‘wearable computing’.

Como apunta María Rodríguez, Research Manager de Zenith, Wearables son los dispositivos electrónicos que se incorporan en alguna parte de nuestro cuerpo interactuando continuamente con el usuario y con otros dispositivos con la finalidad de realizar alguna función específica. La palabra wearable tiene una raíz inglesa cuya traducción significa “llevable” o “vestible” y en el argot tecnológico hace referencia a “ordenadores” corporales o llevables por el usuario.

Tengamos presente que las ventas de “Smart Glasses”, “Smartwatches” y “Fitness Trackers”, alcanzaron los 8.3 millones de unidades vendidas hace ya dos años, superando al año anterior en más de 5 millones de unidades.

De hecho, los datos de Cisco Systems de febrero de este año estiman un gran crecimiento en las conexiones de dispositivos wearables, concretamente, revelan que crecerán de 22 millones en 2013, a 177 millones en 2018 (más de un 704,5%). Aquí tienen un papel cada vez más importante los relojes inteligentes, para los que, según publican en “Advertising Age”, los profesionales de la industria publicitaria creen que se utilizarán, en los próximos años, como plataformas de publicidad. Además, según datos de Nielsen, cerca de un 15% de los usuarios ya llevan en su muñeca algún tipo de dispositivo wearable.

Algunos ejemplos

¿Por qué está suponiendo todo un avance para las marcas? Christian DeFeo de Newark element14 afirmaba recientemente que este tipo de tecnologías suponen una “gran oportunidad para los profesionales del marketing para llegar a los consumidores con publicidad mucho más relevante”.

SI hay un wearable que todos tengamos en la cabeza ese es “Google Glass”. Para los que aún no conozcan todavía este producto hemos de decir que se trata de una especie de gafas que cualquier persona puede utilizar. La particularidad de estas gafas es que, en vez de lentes, cuenta con una pantalla en su lado derecho sobre la que se muestra información o datos relacionado con nuestro entorno en un momento dado y también notificaciones como pueden ser llamadas entrantes, mensajes o nuevos emails.

No solo se ha quedado ahí Google. En febrero de este año presentó las Google Shoes, unas zapatillas inteligentes capaces de conversar con el usuario. Las zapatillas son capaces de registrar los datos generados por cada movimiento realizado por el usuario y guardarlos en una aplicación web en el smartphone del propietario y se traducen en tiempo real en un comentario divertido y motivador. Estos comentarios pueden ser subidos a los medios sociales a través de la conexión inalámbrica incorporada en las zapatillas.

Otro punto importante en esto del wearable computing está con los relojes inteligentes. Y precisamente en estos días ha salido el primer Android Wear con GPS: el SmartWatch 3 por algo más de 200 euros. Sony SmartWatch 3 destaca sobre los otros relojes Android Wear en llevar GPS integrado, algo perfecto para las personas que quieren grabar sus rutas sin depender del móvil, aunque no podrán monitorizar su frecuencia cardíaca al carecer este reloj de dicho sensor.

sony-smartwatch-3

Por su parte, en septiembre de este año, Apple presentó su AppleWatch. Según lo define la propia compañía, este dispositivo abre una nueva era en la relación de las personas con la tecnología. Dicen que es el producto más personal de todos los que han creado, porque es el primero que han diseñado para que lo llevemos puesto, y es que según sus fabricantes, un dispositivo que se lleva puesto es muy diferente a uno diseñado para estar sobre una mesa o dentro de un bolsillo, es una extensión de nuestra personalidad.

En la era dorada de los wearables no podía faltar el granito de arena de Nike a este mercado. Ya lo hizo en 2012 con la Fuelband original, y desde este verano tenemos disponible la nueva revisión de este dispositivo: Nike+ FuelBand SE. La pulsera cuantificadora de Nike nos permite guardar un registro de toda la actividad que realizamos a lo largo del día, así como acceder a la misma para comprobar datos. Nike+ FuelBand SE se conecta automáticamente vía bluetooth a nuestro teléfono sólo con tener descargada la app en nuestro teléfono.

Como vemos además de estos, hay otros tantos ejemplos de pulseras y relojes inteligentes que, además de monitorizar la práctica de ejercicio, pueden ser utilizados para calibrar la salud en general, por lo que una compañía de seguros, por ejemplo, tendría la posibilidad de anunciarse y ofrecer incentivos a través del dispositivo, para bajar el pulso durante un periodo de tiempo determinado. La aplicación proporcionaría una lectura muy precisa, por lo que también en el caso de que el pulso comenzase a actuar de forma incorrecta, un anuncio en el smartwatch podría sugerir un tentempié saludable.

¿Qué paso podría dar el mundo de la publicidad? Se abre un campo amplísimo. Tomemos un ejemplo como referencia: la firma de moda Kenneth Cole ya se ha lanzado una campaña en la que las Google Glass tienen un papel fundamental. Se trata de promocionar una nueva colonia a través de una aplicación para las gafas de Google.

Esta aplicación lo que hacía era retar a los usuarios a realizar cada día, durante 3 semanas, distintas buenas acciones que deberían demostrar subiendo fotografías a un sitio creado exclusivamente para la campaña, de forma que uno de los participantes sería el ganador. Esto es un buen ejemplo de cómo se podrían utilizar los dispositivos wearables para acciones de marketing.

Esto ya sería hablar de Programmatic Advertising, una evolución más en el camino de la publicidad digital. Este software emplea algoritmos que permiten la automatización de la compra y venta de espacios publicitarios en medios digitales, buscando de forma automática espacios publicitarios en función del objetivo de la campaña y el presupuesto disponible. Algo que veremos desarrollado muy pronto.

En cualquier caso, todos estos ejemplos nos hablan, en definitiva, de la posibilidad de acercarse a los consumidores en función de variables como su posición geográfica, momento del día en el que nos encontramos e incluso –como en el caso de Google Glass– dependiendo de a donde estemos mirando. ¿Será el pay-per-glance una posibilidad de futuro como sugieren en Clickz? Solo el tiempo nos dirá.

Imagen | Loïc Le Meur on Google Glass
En BlogginZenith | La publicidad “que se lleva”: ¿cómo será la alianza con la tecnología wearable?

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Pingback: Marisoles y joselitos, vídeo bajo demanda, juicios… los domingos son para leer tecnología | TecnoticiasDigitales

  2. Pingback: Marisoles y joselitos, vídeo bajo demanda, juicios… los domingos son para leer tecnología | Enrayados

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>