¿Qué es y cómo funcionan los “Sellsumers”? DicZionario

Sellsumers

Ya hemos visto a lo largo de muchos post de BlogginZenith que Internet ha revolucionado las formas tradicionales de hacer las cosas. Si a esta revolución online le sumamos la existencia de una crisis económica, surge una nueva tendencia que empieza a despuntar: los sellsumers, aquellos que hacen mucho más que ahorrar en tiempos difíciles y que tienen una curiosa forma de apretarse el cinturón.

Esa fórmula incluye crear su propio negocio aprovechando una circunstancia personal o profesional, o para satisfacer una necesidad cotidiana. Si hace un par de semanas hablamos en nuestro DicZionario sobre el marketing experiencial, y la pasada sobre el Advergaming, esta semana queremos centrarnos en este concepto, el de los sellsumers, y cómo es su impacto en la actualidad.

Definición del concepto

Puede parecer un término actual pero hace ya un lustro los Sellsumers salieron a la luz pública por un informe de Trendwatching. En palabras de Carlos Bravo, experto en Marketing online, “este término creado es una manera inteligente para describir una tendencia importante en tiempos de crisis: buscarse la vida como sea y sacar dinero de donde no hay”.

En Trendwatching lo definen así: “Ya sea vendiendo sus conocimientos a las corporaciones, ofreciendo su creatividad a otros consumidores o alquilando las cosas que no usan, los consumidores también serán cada vez más sellsumers“. Esto viene dado por “la gran democratización de la oferta y la demanda que ha traído consigo la revolución de internet y posteriormente impulsado por una recesión global que ha dejado a los consumidores sin dinero”, este fenómeno “es una manifestación más de la megatendencia que supone la participación de los consumidores”.

La clave está en la participación de dichos consumidores, sobre todo con la explosión del social media, que ha posibilitado que esta tendencia se encuentre completamente generalizada. También existen soluciones tan sencillas como trabajar desde casa o apostar por espacios de coworking que generan feedback y colaboración, aunque este último ya es otro tema.

En definitiva el sellsumer está en nuestro interior. Según Carlos Bravo “todos nosotros disponemos de activos físicos o intelectuales que podemos utilizar para conseguir que terceros nos paguen por ellos”. Eso sí, lo difícil es dar con la tecla: “la pregunta del millón es la de cómo generar ingresos sin tener que montar un negocio”.

Algunos casos de éxito

Hace un par de meses saltaba la siguiente noticia: la Federación de Nacional Empresarial de Transporte en Autobús solicitaba que Blablacar cesara su actividad en España y cerrara sus puertas. Para los que no estén al tanto, Blablacar es una plataforma que pone en contacto a conductores que tienen plazas libres con pasajeros interesados en realizar el mismo viaje. Los primeros establecen un precio —en teoría para cubrir gastos— y los pasajeros pagan en metálico una vez que se suben al coche. Blablacar no aplica ninguna comisión y no procesa los pagos. Entronca directamente con el llamado “poder del intercambio” que hemos tratado en otra ocasión.

Blablacar forma parte de un grupo de empresas que podrían encuadrarse en lo que se suelen denominar como consumo colaborativo. Una actividad que se caracteriza por poner en contacto a usuarios para consumir bienes y servicios y que se encuadra dentro del propio Sellsumers, en el que todos ganan: el conductor ahorra en gastos y los viajeros también. Aún así, una plataforma, la de Blablacar, que sigue creciendo y que, sin duda, está modificando los parámetros actuales del sector del transporte.

También con el coche está relacionada la plataforma Parkingspots.com, que  conecta los que tienen plazas de aparcamiento para alquilar con quienes las necesitan. Aunque hay plataformas parecidas en las que se ponen de acuerdo a dos usuarios, uno con propiedad y otro que la necesita, tales como Single Spot Camping, Air BnB o Spareground.

Otra es Red Swan, que ofrece dinero a cambio de joyas no deseadas. Una vez que un usuario ha vendido joyas al sitio, puede convertirse en un “líder”, animando a amigos a participar en el servicio y ganar comisiones por sus ventas. Otros proyectos curiosos como  Ex-Boyfriend Jewelry y My Gold Party tienen conceptos similares.

Si nos vamos a medios encontramos iniciativas como la sueca MetroBloggen, que oferta un servicio de blogs con el sistema pay-per-view. Cualquier persona puede crear un blog en Metrobloggen y tan pronto como éste alcance 5.000 páginas vistas al mes, Metro envía al autor una MasterCard con 150 coronas suecas (unos 16 euros).

Estas son algunas de las fórmulas que están triunfando pero cada día surgen nuevas iniciativas en torno a esta nueva tendencia. Como señala Trendwatshing.com, se puede decir que la tendencia Sellsumer anuncia un cambio aún mayor si cabe en el mercado de consumo: “conforme las personas se conviertan ellas mismas en (mini)empresas (o, como mínimo, traten con otros colegas sellsumers con mayor frecuencia), esperarán que las empresas y marcas ‘tradicionales’ se comporten también de forma diferente, que las interacciones sean más auténticas, generosas, ‘humanas’ y en un nivel de igualdad”. Pero, ¿estamos preparados para este salto?

En BlogginZenith | El ‘marketplace’: la nueva forma de comprar y vender

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>