¿Qué es y cómo funciona el “Peak TV”? DicZionario

Las series de televisión son una de las grandes tendencias de nuestro tiempo. La calidad de las ficciones sólo es comparable al enorme seguimiento por parte de fans de todo el mundo. Al igual que se siguen con fervor a un club de fútbol o a un grupo de música, los seriéfilos están pendientes de las novedades de su serie favorita con especial entusiasmo.

Ello hace que la industria televisiva produzca más y más ficciones. Hasta el punto de que nos resulta imposible seguirlas todas, por mucho queramos. Hoy, en nuestro DicZionario, hablamos de un concepto muy actual: el Peak TV.

Definición de Peak TV

Los expertos explican que vivimos en una Edad de Oro de las series de televisión. La afición por consumir estos productos ha crecido, por lo que también lo ha hecho la inversión de productoras y cadenas en nuevas ficciones.

Esta situación ha dado paso al concepto Peak TV. Es decir, el pico televisivo. Este término significa que las cadenas apuestan por más y más series, que producen más que nunca. Pero que muchas grandes series pueden pasar desapercibidas para un público que tiene demasiados estímulos a los que responder.

En otras palabras, estamos hablando de una burbuja seriéfila en toda regla. Una situación de optimismo respecto a la producción de series que no deja de aumentar. Pero también, una sensación de agobio para los espectadores, que podría llevar a la eclosión en unos años. Así lo explica John Landgraf, presidente de uno de los canales de cable más influyentes de la televisión norteamericana: FX. Todo un gurú de la televisión que acuñó un término del que cada vez se oye hablar más.

Sólo hay que echar un vistazo a los gráficos que la propia FX presenta para entender cómo influye el Peak TV en la industria. El incremento en la producción de series ha sido más que considerable en los últimos años. En 2016, sólo en habla inglesa, se produjeron un 7% más de series que el año anterior y se grabaron 455 series. Seguramente, la cifra sea más apabullante si la comparamos con los datos de 2006, el crecimiento respecto a ese año es de un 137%.

En 2017, por supuesto, se esperan superar estas cifras y llegar hasta las 500 producciones. Es por ello que las predicciones de muchos no auguran un buen porvenir para esta situación. El propio Landraf ha hecho sus vaticinios sobre el futuro de las series: “Mi predicción de que alcanzaremos un tope en el negocio de la ficción en los próximos dos años y medio, y luego veremos un declive para 2019, como muy tarde”.

Como decimos es una predicción de futuro. Pero con lo que sí contamos en la actualidad es con las cifras reales que nos muestran esa cantidad ingente de producciones, con ese Peak TV, que quiere llamar nuestra atención día a día. ¿Cómo se ha producido esta situación?

En primer lugar, por la calidad de las series que se producen. Se ha pasado de buscar un público más amplio y comercial a trabajar con auténticos nichos de mercado. Se les llama series nicho, de hecho. Las ficciones se especializan y buscan su propio público. Las hay para los que simplemente quieren pasar un rato entretenido. Pero también para los que buscan una conexión con tramas y temas que trasciendan su propia experiencia vital.

Incluso mucha gente del cine (el arte audiovisual por excelencia) ha pasado al mundo de la pequeña pantalla. Durante muchos años, la televisión fue tratada como un formato menor, en el que se trabajaba con menos meticulosidad. Los nuevos tiempos han girado las tornas y ahora los productos televisivos tienen mayor relevancia que muchas cintas cinematográficas.

Por supuesto, no podemos dejar de hablar de la influencia de Internet para el Peak TV. Las series son un fenómeno que consumimos de forma global. Y, en ocasiones, la mejor publicidad es la que se hace en redes por parte de los fans-espectadores. Cuando se ha estrenado un capítulo, detractores y partidarios salen para compartir sus opiniones. Es uno de los temas favoritos de la red y que llega a todos los frentes de esta comunidad mundial de la que formamos parte.

Algunos ejemplos

En 2004, la historia de la televisión cambiaba por siempre jamás. Fue el año del nacimiento de ‘Lost’, una serie que revolucionaría la forma en que entendíamos el concepto “seguir una serie”. Con uno de los pilotos más caros de la historia, su último capitulo fue visto, de forma simultánea en 59 países. Un final que sólo era el inicio de algo nuevo. Del deseo de todas las cadenas por tener su propia ‘Lost’, de un impulso a los primeros pasos de Peak TV. ‘Revolution’, ‘Los 100’ o ‘Flahsforward’ fueron algunas de las designadas como “sucesoras”.

Aunque, sin duda, la serie, con mayúsculas, que levanta pasiones en los últimos años es ‘Juego de Tronos’. Primero hablemos de su canal original, HBO, uno de los “culpables” del Peak TV, una cadena que suele apostar por series diferentes y arriesgadas. El éxito de esta producción la coloca ahora mismo en el número uno en cuanto a influencia. Se estima que sólo en la venta de derechos de emisión a otras cadenas, se generan 2,6 millones de dólares por capitulo. ¿Las claves? Una gran saga épica con tintes históricos y fantásticos. Unos ingredientes que muchas cadenas han querido imitar, buscando su propia ‘Juego de Tronos’. ‘The Bastard Executioner’, ‘The Last Kingdom’, ‘Marco Polo’, ‘The Shannara Chronicles’ o ‘Emerald City’ son algunos ejemplos.

Para entender la era del Peak TV en la que vivimos inmersos, no se puede dejar de hablar de otro importantísimo jugador. Estamos hablando del video on demand, que tiene en la figura de Netflix a uno de sus representantes estrella. Netflix ha revolucionado la manera de ver televisión. No sólo por la forma en que se consume, a demanda del consumidor. Sino porque ha sabido hacerse fuerte en la producción propia. Netflix quiere ser una empresa autosuficiente, en la que los usuarios encuentren cubiertas todas sus necesidades.

Se nos fijamos en las cifras de esta potente marca, comprendemos de forma muy sencilla cómo el Peak TV lo está revolucionando todo. En 2013 se estrenaba su primera serie original: ‘House of Cards’. En 2015, producía 16 títulos propios. Las cifras se duplicaban en 2016, hasta llegar a las 31

De hecho, para muchos expertos, es el cambio en los modelos televisivos más clásicos que representa el VoD el que está haciendo engordar el concepto de Peak TV. HBO España aterrizó el año pasado para tratar de competir con Netflix, al igual que Amazon Prime Video. Amazon representa un paso más allá en esta idea pues incluso tiene las puertas abiertas a los espectadores para que ofrezcan ideas sobre nuevas series que producir.

Nuestro país también se ve influido por una tendencia que es global. Este mismo otoño, Movistar+ tratará de revolucionar el panorama de la tele nacional con la emisión de sus primeras series propias. Sin tener que atender a conceptos que obligan a un tipo muy específico de formato como es el prime time y su duración, hay muchas expectativas puestas en ficciones que también buscan su nicho de mercado, con propuestas diferentes a lo que nos ofrece la tele generalista, con nombres como ‘La peste’ o ‘Vergüenza’.

El Peak TV es un concepto que ha llegado a todas partes. Incluso a las series para niños. Cadenas como Cartoon Networks se han convertido en un espejo en el que mirarse para muchos, con producciones de animación que también contemplan los gustos de los adultos y que crean universos mucho más complejos y densos que los que habían protagonizado los clásicos dibujos animados. ‘Hora de aventuras’ o ‘Steven Universe’ son sólo algunos ejemplos de la gran cantidad de nombres que podemos citar.

Vivimos en la era del Peak TV, la doble cara de la moneda. Tantas series tan especiales, comprometidas, únicas y talentosas… que no podemos asumirlas todas. Muchas se quedan en el camino de una complicada industria cuyos próximos pasos aún están por escribirse.

Imagen | Pixabay, FX

En BlogginZenith | Analizando los canales de pago, ¿cuáles son los más vistos y por qué?

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>