¿Qué es y cómo funciona Autocontrol? DicZionario

autocontrol

“La Publicidad nos importa a muchos. Por eso, en Autocontrol anunciantes, agencias y medios trabajamos por una buena publicidad: una publicidad veraz, legal, honesta y leal”. ¿Te suenan estas palabras? Si trabajas en este sector, seguro que ya lo has identificado.

Su nombre es Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial, pero se conoce más como Autocontrol, y no es más que un sistema de regulación de la propia industria publicitaria, que vela por que existan unas garantías de confianza y credibilidad en la publicidad que, en 2015, cumplió 20 años de existencia. Pero ¿cuándo se fundó? ¿Qué finalidad tiene? ¿Qué ejemplos encontramos de su eficacia como entidad? De todo ello hablamos en una nueva entrega del DicZionario.

Definición de Autocontrol

“La publicidad es una ventana a la que todos tenemos acceso. Por eso desde Autocontrol trabajamos por una buena publicidad (…). Con este objetivo, los principales anunciantes, agencias y medios de comunicación, crearon en 1995 esta asociación sin ánimo de lucro, que se encarga de gestionar el sistema de autorregulación publicitario español”. Con estas palabras se presenta esta organización en su website.

Si bien este fue el inicio, no sería hasta 1997 cuando se consolidó, a través de la Sociedad de Autocontrol de la Publicidad, una empresa resultante que surgía con el objetivo de establecer una buena actuación publicitaria y fomentar la aceptación y credibilidad en el consumidor, que por ese entonces se veía desvinculado de la publicidad. La preocupación de los anunciantes por la calidad de sus anuncios, y un cierto rechazo de la publicidad comercial por parte del público, propiciaron la creación de este organismo publicitario.

Este sistema, hasta la aparición de la Ley General de Publicidad, trabajó con normas éticas, cubriendo lagunas jurídicas que representaba la falta de aplicación del Estatuto de la Publicidad. Actualmente, la asociación supera los cien miembros, entre los que figuran anunciantes, agencias de publicidad, medios de comunicación y otras empresas y en 2015 cumplió su vigésimo aniversario.

Ahora bien, ¿autorregular es sinónimo de censura? Autocontrol confirma que es un sistema voluntario por el que anunciantes, agencias de publicidad y medios de comunicación establecen unas normas de conducta y se comprometen a seguirlas en beneficio de los derechos del consumidor, y de la lealtad en la competencia. Tengamos presente que la autorregulación publicitaria no pretende ser un sustituto del control legal, sino servir de útil complemento a éste, mediante la corregulación.

Pero ¿cómo se benefician los consumidores de la autorregulación? Según Autocontrol esta labor que hacen es la garantía de una publicidad responsable, a través del sistema gratuito de reclamaciones, que resuelve un jurado formado por expertos independientes de forma ágil y eficaz. La industria también se beneficia al disminuir los actos de competencia desleal.

Pero las reclamaciones no son el único ámbito de actuación de la compañía: también elaboran códigos deontológicos y los aplica a través del Jurado de la Publicidad. De la misma manera disponen de un servicio de consulta previa o Copy Advice, que asesora sobre la corrección ética y legal de las campañas antes de su emisión. ¿Vemos algunos ejemplos para ver su labor?

Algunos ejemplos

Así, en este vídeo que les sonará a muchos, Autocontrol hace un buen resumen de cuál es su labor para con la publicidad. Sin embargo, no todo queda en buenas intenciones, y de hecho, para asegurar la transparencia de los procedimientos desarrollados, las resoluciones y mediaciones, además de ser notificadas a las partes en conflicto, se publican en su web, así como en otros medios de la Asociación.

Uno de los últimos casos lo tenemos con Cillit Bang. La campaña es, según Autocontrol, incompatible con la norma 10 del Código de Conducta Publicitaria porque refleja “comportamientos estereotipados con una clara asignación de rol por razón de género”.

“Con la nueva espuma más espesa, pasas el trapito y mira qué limpieza y qué brillo. Y así dura días y días. Con Cillit, puedo pasar más tiempo con los niños”. Después de ensalzar las virtudes del producto, una voz en off masculina se dirige exclusivamente a un target femenino (“pruébalo y cuéntalo tú misma”). Al final del spot se muestra un mosaico de fotografías de las supuestas usuarias que han tratado el artículo de limpieza: todas mujeres. El jurado da así la razón a Consumidores en Red, responsable de las reclamaciones, considerando esta campaña como discriminatoria.

Por su parte, Fernando Caride, experto en publicidad, habla de un caso que le llamó la atención: “una campaña de Bezoya que Autocontrol hizo retirar por publicidad engañosa. Comparaba la mineralización débil de otras aguas con la mineralización muy débil de la suya. Aparentemente podría parecer que el problema radicaba en esta comparativa, pero no, el engaño venía de que tal y como estaba planteada la comparativa el anuncio daba a entender que la baja mineralización es buena para la salud, cosa que no se puede demostrar”.

bezoya

Como apuntan desde PR Noticias “la publicidad engañosa puede hacer mucho daño en la sociedad. Aunque seamos conscientes del ingrediente persuasivo de la misma y mantengamos una actitud perspicaz, existe un grupo de población muy vulnerable o, simplemente, que no es capaz de distinguir aquello que es fiel a la realidad o responde a la evidencia científica de aquello que no es más que una estrategia publicitaria”. Grupo Leche Pascual tuvo que retirar los anuncios, pero ¿qué daño ha hecho esta publicidad en la sociedad? ¿Se tiene un conocimiento acertado de los distintos tipos de agua? Para ello hicieron estas entrevistas.

Por otro lado, también cabe destacar que la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, denunció en diciembre de 2014 ante la Secretaria de Autocontrol de la Publicidad que los catálogos de juguetes para la campaña 2014-2015 hacían distinciones de género en sus páginas, diferenciando entre juguetes destinados para niños y para niñas, lo que puede hacer pensar a los niños que esos juguetes son exclusivos y excluyentes para un género, algo que marca las decisiones de los niños a la hora de elegir sus juegos. Su denuncia expresa que se están vulnerando los artículos 33 y 34 del Código de Autorregulación de Publicidad Infantil de junio de 2010, que dicen textualmente lo siguiente:

“33. La publicidad infantil de juguetes no presentará en ningún caso escenas sexuales inapropiadas, ni un lenguaje obsceno, ni escenas que hagan referencia a conductas adictivas, ni que fomenten la discriminación por cualquier motivo: etnia, discapacidad, género…

34. Como regla general, los mensajes publicitarios de juguetes evitarán mostrar sesgos de género en la presentación que hacen de niños y niñas.”

En este sentido, recientemente la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) y Autocontrol han firmado, con la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), un nuevo convenio que actualiza y refuerza el pionero y vigente Código de Autorregulación de la Publicidad Infantil de Juguetes (CAPIJ), cuya nueva versión entró en vigor el pasado 1 de enero. Los compromisos más importantes de este acuerdo se centran en la presentación e información del producto, así como la seguridad. Asimismo, el CAPIJ ha podido establecer que la publicidad emitida no deberá confundir a los menores en cuanto al tamaño real del juguete y a la innovación relevante en el producto.

También recientemente se ha solicitado la modificación o en su caso retirada de los anuncios de cinco marcas de coches (Volvo, Volkswagen, Ford, Peugeot y Opel) con sistema de asistencia al aparcamiento, al entender que en todos los casos se está ofreciendo una publicidad engañosa. Argumentan que los anuncios se basan en destacar la «asistencia al aparcamiento que disponen dichos automóviles, dando a entender al consumidor, a través de las imágenes, guión y texto, que con este sistema se sustituye totalmente al conductor en las maniobras necesarias para realizar el aparcamiento.

Sin embargo, el procedimiento de aparcamiento en los vehículos que disponen de este sistema permite una simple ayuda, pero nunca una automatización completa del procedimiento. Ni mucho menos que el conductor pueda desentenderse de todas las maniobras.

Pero no siempre se “carga” contra las marcas. De hecho, Autocontrol ha desestimado la reclamación presentada por la Asociación de Internautas, así como por la Unión de Consumidores de Cataluña y la Unión de Consumidores de la Comunidad Valenciana en la que se acusa a Telefónica de publicidad engañosa en ‘Movistar Fusión’ al decir que el precio del mismo era “para siempre”. En cuanto a las consecuencias que podrían derivarse de la publicidad ya difundida, Autocontrol indica que se trata de una cuestión contractual y que es ajena a sus competencias.

Hay muchos otros ejemplos y está claro que en estos 20 años de vida Autocontrol ha venido a reafirmar que su labor es un paso más a favor de una publicidad de mayor calidad y más honesta, que apuesta por la creatividad sin salir de los límites establecidos.

Imagen | YouTube; PR Noticias
En BlogginZenith | Así es el nuevo código de la publicidad de juguetes: ¿respetado por todos?

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Pienso que es muy necesario un sistema de regulación para la publicidad hoy en día, para que no haya engaños o competencia desleal.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>