¿Qué es y cómo funciona “adblocking operador”? DicZionario

adblocking (3)

Internet no se construye del aire, hay una inversión empresarial detrás de los contenidos y las webs. Y, para que éstas puedan seguir operativas, necesitan de la publicidad, de unas marcas que paguen por aparecer en esos sites y se acerquen al consumidor.

Pero, hete aquí que un día aparecieron los adblockers, aplicaciones que permiten a los usuarios evitar esa publicidad. Como consecuencia de ello, el siguiente paso es el adblocking operador, un concepto que vamos a estudiar en nuestra cita de hoy con el DicZionario. ¿Cómo puede afectar todo esto al mundo de la publicidad y, finalmente, al del desarrollo de Internet?

Definición de adblocking operador

Las compañías quieren ofrecer las mejores prestaciones para sus clientes, ser innovadores pero también eficaces y prácticos, sabiendo adelantarse a las demandas de los consumidores, en una permanente lucha por proporcionar el servicio más completo. Así pues, algunas marcas se han dado cuenta de que uno de los aspectos que menos gusta a los internautas cuando navegan por la red es la aparición de publicidad, ya sea a través de fotos, vídeos… Y, han pensado, ¿por qué no ofrecer a esos clientes una herramienta que bloquee la publicidad sin que el usuario tenga que hacer nada más? Así, nace el adblocking operador, que se refiere a aquellos operadores que, entre las características de mejora con las que quieren convencer a futuros clientes, integra en el sistema una herramienta que impide que al usuario le llegue publicidad.

El adblocking es causa de controversia, a la que todavía no se ha dado una solución que convenza a ambas partes. Esas partes son los anunciantes y los consumidores. Para los anunciantes, que invierten en los sites, resulta fundamental tener esa visibilidad que le ofrece la publicidad. Para los consumidores, pero, la aparición de mensajes publicitarios mientras navegan es uno de los mayores inconvenientes que encuentra en sus visitas a la red.

Un reciente estudio de IAB España señala que uno de cada cuatro españoles usa alguna herramienta de adblocking. Los datos, que ya parecen altos, seguirán creciendo, sobre todo cuando hablamos del smartphone, respecto al que el 62% de los usuarios asegura que es el dispositivo en el que más le incomoda la publicidad.

Según otro estudio presentado por PageFair, acerca del crecimiento mundial del adblocking, el incremento de su uso fue del 41% entre 2014 y 2015, y, en junio de 2015 había ya casi 200 millones de usuarios que contaban con herramientas que bloquearan la publicidad a la hora de navegar.
adblocking (2)
Con estas cifras, no es extraño entender que una empresa que integre soluciones de bloqueo pueda despertar el interés de los consumidores, y que los adblocking operador sean una realidad de la que no vamos a dejar de escuchar novedades. Mientras que las empresas que ya están poniendo en marcha estas herramientas aseguran que se trata de buscar un mejor rendimiento en la navegación del cliente, puesto que la publicidad consume muchos de los datos móviles que los usuarios tienen contratados; otros se lanzan con diferentes razones, motivadas por la competencia entre empresas tecnológicas.
Tengamos en cuenta que los adblocking operador son compañías de telefonía móvil que integran este servicio en el software de sus nuevos teléfonos. Así pues, algunos ven una lucha directa contra las grandes empresas de Internet como Google o Facebook, a los que se quiere torpedear en una de sus grandes fuentes de ingresos: la publicidad. Sería la contrapartida por las pérdidas ocasionadas por apps como WhatsApp o Skype, que ofrecen un servicio prácticamente gratuito a los usuarios y que estarían perjudicando a las cuentas de los operadores de móviles.
No estamos hablando de una relación cliente-empresa, en la que el cliente, de forma personal e individual, decide instalar una herramienta de bloqueo en su dispositivo. Ahora va más allá, pues la “batalla” se produce entre empresas, que pueden perjudicar las unas los intereses de las otras. Y sobre todo, concierne al negocio publicitario y a sus decisiones a la hora de invertir, decisiones que podrían afectar a la manera en que se entiende Internet hoy en día.

 Algunos ejemplos

Si estamos hablando del adblocking es porque recientemente hemos tenido una importante noticia sobre este tema. Se trata de un paso protagonizado por la empresa de telefonía móvil Three, que opera en países europeos como Reino Unido o Italia. La iniciativa de Three pasa por ofrecer a sus clientes, por un periodo de prueba de 24 horas, un servicio de bloqueo de toda la publicidad que llegue a sus smartphones. Trabaja asociada con Shine Technologies, una empresa de bloqueo de publicidad. Según Tom Malleschitz, chief marketinbg officer de Three UK, las razones de su decisión están circunscritas a dar un mejor servicio a sus clientes, para que sus datos móviles no se consuman en procesos publicitarios. Malleschitz afirma que el tráfico de publicidad supone entre el 20 y el 50% del consumo total que se realiza. Como decimos, este bloqueo se establece con un periodo de prueba con el que, sin duda, la operadora recopilará datos que le servirán para desarrollar una próxima estrategia.


Pero éste no ha sido el primer paso de adblocking por parte de operadores y tecnológicas. De hecho, ya os hablamos de las acciones de Apple en este sentido. Además, en septiembre del año pasado, la compañía jamaicana Digicel era la primera en ofrecer un adblocker en su red que funcionaba por defecto. En este caso, también se asoció con la compañía israelí Shine Technologies. La iniciativa partió en Jamaica pero la idea era extenderla por todo el mercado por el que opera Digicel: Caribe y Pacífico Sur. Los usuarios recibieron una notificación sobre la activación del bloqueo y, aunque podían desactivarlo, desde la compañía aseguran que sólo tres personas lo hicieron.

Los casos de adblocking operador van a reproducirse en los próximos tiempos. EE, el gigante inglés de las telecomunicaciones ya anunció en noviembre que quería desarrollar un sistema no para bloquear toda la publicidad, pero sí disminuir la cantidad de mensajes que llegaban a sus casi 30 millones de usuarios. Recientemente, y tras el anuncio de Three, la empresa ha vuelto a insinuar que quiere comenzar a aplicar soluciones en este sentido.

adblocking 4

La lucha contra la publicidad trae, por extensión, una lucha por parte de aquellos que sí defienden su presencia en Internet. Así, también tenemos iniciativas que van en contra de los objetivos del adblocking. Por ejemplo, de parte de los medios de comunicación digitales. Para ellos, los ingresos que reciben por publicidad son fundamentales, sobre todo, teniendo en cuenta que muchos ofrecen  acceso gratuito a sus contenidos. Así, algunas empresas como Gruner+Jahr, New York Times o la revista GQ han puesto en marcha una iniciativa que quiere acabar con el bloqueo. Si los lectores quieren tener acceso total a los artículos o publicaciones, deben desactivar sus bloqueadores de publicidad, o aceptar un micropago semanal que finalmente sirva para sufragar los gastos de producción propios del medio que están visitando. Como vemos, la prensa digital evoluciona para adaptarse a los nuevos tiempos, algo que también pudimos ver cuando hablamos de Flipboard.

El adblocking operador es una estrategia más para llegar al cliente a través de lo que las compañías advierten como sus necesidades fundamentales: en este caso, el evitar la publicidad en Internet y obtener una navegación libre de spots. Pero eso sí, la publicidad cumple una función en la red, su financiación costea la existencia y el desarrollo de millones de webs en todo el mundo y ésa es una realidad que hemos de tener muy en cuenta.

Para terminar, nos quedaremos con las palabras de Elsa Garcia, Research Analyst de Zenith que nos deja una interesante reflexión: “El bloqueo publicitario de operador supone un paso más en la lucha contra Google y Apple, hoy día grandes dominadores de la industria publicitaria móvil. Tras esta breve reflexión me surgen varios interrogantes: En primer lugar, ¿hasta qué punto las operadoras podrían estar vulnerando el principio de “neutralidad en la red”? Y por último, si la publicidad es el “peaje” que tenemos que pagar por acceder a contenidos online gratuitos, ¿podríamos estar ante el comienzo de una nueva forma de actuación en internet?

Imagen | PageFair, Pixabay, nytimes
En BlogginZenith | ¿Es el smartphone el nuevo rey de los contenidos audiovisuales?

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. parece que puede haber guerra entre los intereses de las empresas

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>