¿Qué cambios en YouTube debemos tener en cuenta en el nuevo curso?

youtube-letra

YouTube, el portal donde todo es posible. Lo mismo aparece el vídeo de gatitos más tierno, como una broma pesada entre dos amigos, una entrevista política, un tutorial sobre cómo hacer abdominales… Desde su nacimiento, este site ha sido sinónimo de heterogeneidad de contenidos. Ha sido casi una biblioteca audiovisual de nuestra realidad social.

Pero el éxito de YouTube, la influencia alcanzada de manera brutal en los usuarios de la red, está marcando nuevos cambios. La marca necesita reconvertirse para que sus partners, las compañías que confían en ella y en su volumen de visionados, no se lleven sorpresas desagradables. Y tenemos más cambios, todos enfocados a una evolución que la red necesita para seguir en la picota. Es la vida de las grandes compañías en Internet: la necesaria y constante renovación para seguir cogiendo los trenes de éxito.

A YouTube le preocupa el contenido

A principios de septiembre, saltaba la noticia. Desde YouTube publicaban un artículo que iba a revolucionar a toda la comunidad de Internet. Se trataba de unos cambios que la red quería establecer en el contenido de los vídeos que se colgasen o, más bien, unas indicaciones sobre qué se puede decir y mostrar en ellos y qué no. Así, se establecía una nueva política de comunicación con muchas repercusiones.

youtube-videos

YouTube presentaba un listado de aquellas características que consideraba inadecuadas para los anunciantes o, lo que es lo mismo, anunciaba qué tipo de contenido no se podría incluir en los vídeos que quisieran ser monetizados:

Escenas de carácter sugerente, incluidos desnudos parciales y humor verde.
Violencia, incluidas imágenes de lesiones graves y acontecimientos relacionados con el extremismo violento.
Lenguaje inapropiado, incluido el acoso, las obscenidades y el lenguaje vulgar
Incitación a la venta, el consumo o el abuso de drogas y sustancias reguladas.
Acontecimientos y asuntos controvertidos y delicados, como conflictos bélicos o políticos, desastres naturales y tragedias (aunque no aparezcan imágenes explícitas).

Tras esta sucesión de recomendaciones, la empresa destacaba lo fundamental: que si el contenido de algún vídeo se podía definir dentro de los anteriores puntos, eso venía a significar que no podría participar en el Programa de Obtención de Ingresos. Es decir, no podría ser monetizado.

Como todos sabéis, YouTube ha “descubierto” en los últimos años un nuevo personaje que ha conquistado totalmente las redes (y a la generación millennial). Ellos son los youtubers, jóvenes que se graban a sí mismos haciendo sus actividades diarias, explicando sus opiniones acerca de la realidad que les rodea y… sin duda, canalizando su mensaje sin ningún tipo de filtros, desde la más absoluta normalidad e incluso, algunas veces, mostrándose irreverentes como una condición de su naturaleza rebelde. Así, a partir de ahora, han de tener cuidado con los archivos que suben, para que no atenten directamente contra aquello que YouTube pide acerca del “lenguaje inapropiado” o las “obscenidades”.

Por lo que, como no podía ser de esta forma, los youtubers se más famosos de la red ya se han mostrado en contra de estas nuevas medidas a las que, de forma llana, definen como censura. Llama la atención en este punto que, precisamente, ha sido el lenguaje irónico y hasta subversivo lo que ha convertido a estos chicos en estrellas de la red y han aupado a YouTube hasta convertirse en una de las webs más consumidas del mundo, por esa amalgama de contenidos en la que cualquiera hacía y decía lo que quisiera. Ahora, como vemos, las reglas del juego van a cambiar.

Adecuado para los anunciantes

De hecho, muchos de estos youtubers ya han anunciado que si sus contenidos son censurados, se marcharán a otro sitio, a otra plataforma que les deje dar rienda suelta a su libertad creativa. Teniendo en cuenta que estos protagonistas de la red generan no sólo ingresos sino también una enorme influencia, ¿por qué YouTube estaría realizando estas acciones con las que puede ponérselos en contra?

Sencillamente, para satisfacer a los anunciantes. En la red, ninguna web puede crecer sin tener una contrapartida económica. Como todo negocio, son necesarios unos ingresos que justifiquen la enorme inversión empresarial que sus dueños realizan en ella. YouTube se ha convertido en alguien serio. Hace mucho que dejó de ser una colección de vídeos locos e imposibles y la búsqueda de nuevos canales de financiación es y será una constante. Así, ofrecer a sus anunciantes un espacio blanco y sin polémicas en el que puedan aparecer sus productos sin que sean asociados a contenido inadecuado, dar esa confianza y seguridad a las marcas es, hoy por hoy, una exigencia a tener muy en cuenta.

Así, si un youtuber quiere ahora poder monetizar sus vídeos deberá cuidar el contenido. De lo contrario, los anunciantes serán retirados de su canal, en busca de un lugar más “adecuado” en el que vivir. Los vídeos pierden sus anuncios y los creadores, sus ingresos, en algo que tiene implicaciones que los youtubers ven totalmente injustas. Por ejemplo, la manera en que se establece qué vídeo es adecuado y cuál no. El control se hace a través de un algoritmo que busca palabras clave y que, al encontrarlas, avisa al autor del vídeo de que el mismo no será monetizado. Los autores piensan que sería más justo que el contenido fuera analizado en profundidad antes de ser tachado de inapropiado. Pero la gran cantidad de vídeos que se suben a diario, ha hecho que YouTube se haya decidido por usar este mecanismo que, a partir de ahora, velará por la idoneidad del mensaje que se asociará a una marca.

Leonor Ruiz, Content Strategist de Zenith, nos habla de las implicaciones de la nueva política de YouTube: “Con las redes sociales, el consumidor pasó de ser expectador a ser creador del contenido que consume y que comparte lo que quiere. Las reglas del juego han cambiado para todos: soportes, marcas y consumidores. Las marcas por una parte tendrían que plantearse que rol quieren o deberían tener en la creación de contenido, hasta dónde va a llegar su nivel de compromiso con la plataforma y el contenido, a qué van o no a arriesgarse al hacer colaboraciones con influencers. Los soportes tendrán que lidiar con ahora dos partes potentes, porque ahora las marcas no lo son todo, también lo son los consumidores y va a ser un trabajo difícil el ser o mantenerte como una plataforma en donde la libertad de expresión es parte de tu esencia o tirar más hacia el lado de las marcas. Los consumidores, sobre todo los Millenials, buscan plataformas en donde puedan dar rienda suelta a su expresión, a su autenticidad y a su eterno afán de ser diferentes; si la plataforma en la que lo hacen tienda a ser como las demás, ellos migraran de plataforma como muchas veces lo han hecho. Hay que elegir bien los pasos que damos para que nos lleven a ser y estar en donde queremos.”

Una red más social

youtube-rojo

Pero esta no es la única novedad referida a YouTube que, de hecho, enfrenta el nuevo curso con una buena colección de medidas puestas en marcha para mejorar su naturaleza, su forma de comunicarse con los usuarios y su, en fin, su política empresarial.

Otra de las novedades de la que oiremos hablar mucho es la evolución del site hacia una red mucho más social. Es decir, YouTube es un gran punto de encuentro de creadores y fans pero, para comentar esos vídeos o generar impactos, muchas veces se recurre a otro foro de comunicación como pueda ser Facebook. Ahora, YouTube quiere que sus usuarios no tengan que salir de su site para intercambiar opiniones o comentarios.

Así, se estaría trabajando en YouTube Community, que integraría estas funcionalidades que estamos comentado. La idea es articular estas nuevas herramientas sin que YouTube pierda su propia identidad, es decir, que sean un componente más, que sume pero que no modifique la experiencia del usuario. Cada canal podrá crear una comunidad con sus seguidores, un hilo directo entre emisor y receptor que se concretará en textos escritos, fotos, GIFs, retransmisiones en directo… De alguna manera se establece un perfil y un muro como el que podemos ver en redes como Facebook, con una linealidad en la exposición de los hechos que haga más fácil la comunicación entre ambas partes pero también, entre los seguidores del canal.

YouTube Player, trabajando con los editores

youtube-prensa

Otro de los campos en los que Google (a través de YouTube) quiere trabajar es su integración con los medios de comunicación, con esa prensa escrita que, durante tantos años, dominó el mercado informativo y al que la llegada de Internet ha obligado a una reconversión.

Ya se está desarrollando YouTube Player, una nueva forma de crear contenido basado en el vídeo y con el que da todo el poder a los medios de comunicación online que se convierten en sus partners para establecer un incremento en el alcance de las diferentes noticias en la red. Además, se establece una nueva forma de elegir los formatos publicitarios que acompañan al vídeo, algo en lo que los medios también toman las decisiones más relevantes y que supone una política de colaboración en la que ambos, tanto YouTube, como esa prensa que vive en Internet, tendrían mucho que ganar.

A través de YouTube Player, la compañía le estaría dando a los medios una herramienta para realizar y colgar sus contenidos sin que tuvieran que invertir en un sistema de vídeo propio que podría elevar los costes de este tipo de operaciones. Así, esta iniciativa se enmarcaría dentro del plan Digital News Initatiative (DNI) y con la que ya estarían trabajando alguno de los medios españoles más influyentes, como Unidad Editorial (propietaria del diario El Mundo) y el Grupo Prisa, al que pertenece el periódico El País.

YouTube es la gran red en la que se encuentran vídeos de todo tipo y condición. Pero quiere ser mucho más que eso, quiere evolucionar hasta convertirse en uno de los sites más influyentes del mundo y eso quiere decir ponerse en el punto de mira de marcas y compañías. Los pasos que se están dando y que hoy os comentamos, son sólo un nuevo escalón en su carrera hacia la cima. Estaremos aquí para seguir hablando de ello.

Imagen | Pixabay

En BlogginZenith | YouTube lanza sus primeros productos de contenido propio. Así son y así esperan conquistarnos

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Será muy interesante seguir las consecuencias de la nueva política de comunicación

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>