Cómo puedes convertirte en el blockbuster del verano

blockbuster-minion

Verano, esa grandiosa palabra a la que asociamos con todas las actividades del tiempo de ocio habidas y por haber: la piscina, la playa, la montaña, las ciudades exóticas, las madrugadas festivas y, por supuesto, el blockbuster que programan en nuestro cine favorito.

Lo sabemos demasiado bien. Los meses estivales son los elegidos para dar estreno a algunos de los grandes títulos que las majors de Hollywood han estado reservando con mimo, esperando a que llegara el momento adecuado para arrasar entre los espectadores. Pero, ¿acaso es tan sencillo hacer una película taquillera? Ni mucho menos, pero sí hay una serie de características que podemos rastrear entre los grandes blockbusters del verano.

La oportunidad del blockbuster

Primero, de todo. ¿Qué se considera blockbuster? Se trata de películas concebidas para un público muy mayoritario y que puedan triunfar en las salas de medio mundo, por lo que deben adaptarse a un gusto globalizado. Su propósito es atraer la atención del mayor número posible de espectadores. Algunos, por esto mismo, les achacan ciertos inconvenientes como el hecho de apostar por personajes estereotipados (el héroe que siempre vence) y por una dualidad muy marcada entre el bien y el mal.

El deseo de todo blockbuster es conseguir grandes cifras en taquilla, por lo que el retorno de la inversión hecha por los productores esté garantizada. Para ello, cuentan con otra gran ventaja: el merchandising que se genera a su alrededor: camisetas, bandas sonoras, muñecos, disfraces… serán demandados por un público que adora a los personajes. Eso sí, en muchas ocasiones, producir una gran película supone, por supuesto, una inversión millonaria, que sobrepasa el presupuesto de otras cintas. Se necesitan grandes estrellas del celuloide, fabulosos efectos especiales y una campaña publicitaria que empieza incluso años antes de su estreno efectivo, por lo que el blockbuster es una inversión, pero también un riesgo.

Para muchos, el inicio del concepto se produjo a mediados de los 70 cuando títulos como ‘Tiburón’ o ‘Star Wars‘ arrasaban en taquilla. Los genios de Steven Spielberg y George Lucas estuvieron detrás de unas primeras producciones que no sólo proporcionaban acción y aventuras, sino que demostraban su amor por el cine con secuencias de gran calidad que han pasado a la memoria colectiva de toda una generación.

En 2014, uno de los blockbusters de verano más destacados fue ‘Transformers: Age of Extiction’ que se convirtió en la primera película del año que consiguió recaudar más de mil millones de dólares en el mercado internacional, entre otras cosas, por su enorme tirón en el mercado chino. Otro título a destacar fue ‘El amanecer del planeta de los simios’ que, en su estreno en nuestro país, consiguió casi tres millones y medio de euros de recaudación, siendo la razón principal de que ese fin de semana se doblaran las cifras conseguidas por las salas españolas. Pero puede que la película que diera la sorpresa fuera ‘Guardianes de la galaxia‘, que con una magnífica combinación de humor, acción y efectos especiales, se coronó como la segunda película más taquillera del año.

Así pues, ¿qué tenemos que hacer para conseguir que nuestra película se convierta en lo más visto no sólo del verano, sino también del año? A continuación, algunas de las claves:

Apuesta por la acción

Sin duda, una de las características primordiales de una película comercial (como también se llama al blockbuster en nuestro país) es una buena dosis de acción. La palabra acción se puede entender de muchas formas, pero una manera rápida de explicar su éxito radica en el público mayoritariamente masculino que se siente atraído por aventuras cargadas de dinamismo en las que la actividad nunca se detiene y que brindan momentos y secuencias espectaculares de las que se graban en la retina. Acción también suele estar relacionada con la violencia, las persecuciones, las carreras de coches a gran velocidad, los tiroteos… Como estos aspectos están conectados con un héroe sin fisuras, un protagonista intachable que actúa en pos del bien, las connotaciones suelen ser positivas.

Este verano, por supuesto, las películas de acción van a tener un gran protagonismo. Uno de los primeros títulos que nos llegaron fue ‘San Andreas’, que, el pasado 22 de junio, superó los 400 millones de dólares en recaudación. Una catástrofe natural como es un terremoto provocado por la falla de San Andrés y uno de los actores más cotizados de la taquilla como The Rock, son algunos de sus ases. Un poco más tendremos que esperar para ver ‘Misión Imposible: Nación Secreta‘, que no llegará a nuestro país hasta el 7 de agosto y que supone la esperada quinta parte de la saga. Pues ésa es otra de las aspiraciones que un blockbuster debe tener: convertirse en una franquicia de películas que perdure en el tiempo y cuya sola mención levante oleadas de expectación.

Conviértete en un superhéroe

Una de las tendencias audiovisuales en alza en los últimos años son los superhéroes, en una edad dorada que se vive cíclicamente pero que, en la actualidad, protagonizan especialmente los personajes de Marvel. Estas películas están vinculadas al concepto anterior en la medida en que la acción predomina en sus secuencias. Pero van más allá, el componente fantástico del hombre con superpoderes ha dejado atrás al público infantil para convertirse en un fenómeno para todos los públicos en los que el complejo universo que se desarrolla alrededor del protagonista y la aparición de nuevos actantes con características más y más curiosas son algunas de sus bazas. Por supuesto, no podemos olvidar que salvan al mundo del mal absoluto, algo bastante atractivo.

Ant-Man‘ llegará a España el 14 de agosto y ya es una de las películas más comentadas. Paul Rudd, uno de los guapos oficiales de Hollywood, protagoniza un blockbuster en el que vemos al Hombre Hormiga, un tipo capaz de disminuir su tamaño y aumentar su fuerza. Como buena película palomitera, necesita a más grandes nombres en el reparto: Michael Douglas y Evangeline Lilly (‘Lost’), son algunos de ellos. El otro estreno de superhéroes será ‘Los 4 fantásticos’, que tratará de embaucar al público después de que la película de 2005 no entusiasmara a muchos. La confianza en este filme es tal que ya se está trabajando en una secuela que se estrenará en 2017.

El reboot que nunca falla

Otra de las modas del mundo del cine son los reboots, las revisitaciones de grandes éxitos traídos a la magia que la digitalización del siglo XXI permite. Para los productores resulta tremendamente estimulante poder contar con aquel argumento que ya cosechó una gran taquilla y que, actualizado, aplicándole la narrativa moderna y los efectos increíbles que se pueden lograr, parece garantizar de nuevo una buena colección de espectadores.

Algunos, aún así, afirman que la tendencia del reboot, tanto en cine como en televisión, se debe a una crisis de ideas en un mercado que no puede tomarse un respiro. ‘Terminator Genesis’ levanta la polémica entre los fans. El producto, que se estrenó el 10 de julio en nuestro país, se vendió como una secuela, pero gran parte del público asegura que nos cuenta la misma historia que ya conocimos. ‘Jurassic World‘, que nos ha traído al carismático Chris Pratt (un heróe de acción con vis cómica), vive una situación parecida, algo que, seguramente, poco importa a sus creadores, atendiendo a las cifras recaudadas, que en sólo trece días han llegado a los mil millones de dólares. El reboot nos devuelve la nostalgia de las experiencias vividas con las películas que nos han marcado como espectadores, de ahí su gran ventaja. Una de las citas imprescindibles de los amantes del terror será el estreno de ‘Poltergeist’, que, eso sí, tendrá que competir con la añoranza que este gran clásico despierta.

La animación no es sólo para niños

Desde que Pixar nos invadió con esas películas de factura intachable, nos hemos vuelto fieles consumidores de todos sus productos. Y es que no sólo presentan un trazo perfecto, es que sus argumentos son originales, muy creativos y están llenos de un humor del que hace estallar a carcajadas. Hace tiempo que los dibujos animados expandieron su público y son una oferta atractiva para los adultos. Pero, aún así, es innegable que fechas como el verano o la Navidad siguen siendo las más cotizadas para estas cintas. También las televisiones ocupan su programación con esta oferta, demostrando que la época estival y los blockbusters llenos de color y magia forman un cóctel perfecto.

Ya se habla de ‘Inside Out’ como de una de las mejores películas de 2015. Su estreno recaudó 90 millones de dólares y se la considera como una de las grandes triunfadoras de este verano. Precisamente, una de sus grandes rivales es otra cinta de animación, que pone el foco en los encantadores ‘Minions’, esos secundarios que crecieron a la sombra de Gru, para hacerse mucho más altos y más poderosos, y para protagonizar su propia película, casi por petición popular. Su estreno en nuestro país fue aclamado por más de cinco millones y medio de espectadores.

Acción, superhéroes, grandes clásicos que vuelven del pasado o la animación más divertida. Conseguir un exitoso blockbuster no sólo es cuestión de manejar presupuestos astronómicos, sino también de congeniar con un público que quiere evadirse, más que nunca, cuando llegan las altas temperaturas del verano.

Imagen | YouTube
En BlogginZenith | Los cines de verano llegan para quedarse

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Afortunadamente, películas como ‘Inside Out’ demuestran que el blockbuster no ha de estar reñido con la calidad

  2. Me quedo con que conseguir un exitoso blockbuster no sólo es cuestión de manejar presupuestos astronómicos, sino también de congeniar con un público que quiere evadirse, más que nunca, cuando llegan las altas temperaturas del verano.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>