Publicidad que enamora: ¿cómo “se vende” en San Valentín?

sanvalentin

Amor, amor y más amor. Eso es lo que hoy se celebra: San Valentín, también conocido como el día de los enamorados. Para algunos es un día para conmemorar el amor con tu pareja. Para otros, los más escépticos, este día es uno más de la sociedad de consumo, un invento de marketing y una estrategia de ventas para que, todo aquel que dice estar enamorado, acabe por comprar.

Los anunciantes no son ajenos a ello, y encontramos una gran cantidad de ofertas, spots especiales, eventos y acciones publicitarias para conmemorar el día. La tónica general es hacerlo de una forma tradicional, con Cupido como testigo, pero existen otras estrategias que no conviene pasar por alto. ¿Las repasamos?

¿De dónde viene todo esto?

El día de san Valentín es una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX. Debemos remontarnos a 1840 cuando Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de San Valentín, conocidas como “valentines”, con corazones o con la presencia de Cupido, en la América Anglosajona. Es de las primeras referencias de “consumo” que tenemos actualmente.

Sin embargo, existen diversas teorías que otorgan a esta fecha el origen del Día de los Enamorados. En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación. Pero otros consideran que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.

¿Y qué tiene que ver Valentín en todo esto? Pues es sencillo: San Valentín era un sacerdote que, hacia el siglo III, ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. De ahí se ha popularizado que San Valentín sea el patrón de los enamorados.

¿Y qué se regala en estos días?

Según datos proporcionados por el portal de ventas Vente-Privee, entre los productos que más se regalaron el pasado año por San Valentín en España destacan las flores y las joyas. Desde el portal apuntan también que en los últimos años, y gracias al crecimiento del eCommerce y la privacidad que proporciona para los compradores, más hombres se decantan por regalar juguetes eróticos y lencería a sus parejas.

Las estadísticas son muy similares en otros países occidentales, como afirma una encuesta publicada por Statisticbrain sobre el mercado norteamericano. Y es que allí se gastan un total de $13 mil millones de dólares en adquirir caramelos, flores o cartas. Por tanto, la tendencia es que la gente está dispuesta a consumir, pero ¿cómo se disputan las marcas la atención del consumidor? Veamos algunas acciones al respecto.

Las marcas se lanzan a San Valentín

A través de una curiosa acción de street marketing es como los chicos de Wilkinson han promocionado sus cuchillas de cara en estas fechas. Frente a la moda de dejarse barba, la marca propone hacer un acto de amor verdadero afeitándonos para nuestra pareja en el día de los enamorados.

La acción se basa en una valla publicitaria que muestra la cara de un hombre barbudo, pero en realidad cada pelo de la barba es una rosa que los viandantes pueden extraer para regalar a su pareja. Una acción que han documentado en vídeo y podéis ver a continuación.

Si el problema, según dicen algunos, es que la mayoría de campañas de San Valentín no son originales y acaban resultando incluso empalagosas, no solo Wilkinson ha demostrado ser original. Una marca de lubricantes consigue “tocar la fibra sensible” y mostrar qué es el amor, sin importar el sexo o la distancia.

En el lado opuesto también hay propuestas “anti-San Valentín”, como la de Quilombo, en Madrid, que organiza una divertida fiesta para solteros con sus cubos de cerveza y tostas. A favor o en contra de Cupido…¿tú de qué bando eres?

Imagen | imagebank.biz
En BlogginZenith |

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Pingback: Campañas publicitarias: día de la madre, san Valentín, Navidad… | PubliGénero

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>