¿Por qué un programa desaparece de la parrilla de televisión?

programa-cancelado

Los programas y series de televisión nacen con el mejor de los propósitos. Una cadena y una productora se convierten en matrimonio, en una sociedad que quiere que su familia prospere, tenga mucho éxito y una enorme longevidad. Para ello, cuidan con esmero y dedicación a sus hijos, a esos programas que alumbran con los mejores deseos.

Para que esos retoños crezcan de manera fuerte y saludable, les dan los mejores presentadores, el desarrollo más entretenido, los giros más sorprendentes… y los lanzan a la parrilla, a que maduren y demuestren su calidad. Una vez que se encuentran en esta lucha, no todos consiguen mantenerse firmes en antena y hacerse un hueco que les asegure su permanencia. ¿Por qué un canal cancela un programa o una serie de televisión?

La baja audiencia de un programa

Evidentemente, el principal motivo por el que un programa o una serie son retirados se debe a la audiencia, soberana y reina absoluta a la hora de decidir el futuro de cualquier contenido. Un programa de televisión se hace, ni más ni menos, ni hay que darle más vueltas, para que lo vea la gente. Si no se cumple esta premisa, la existencia de este espacio no tiene sentido.

El riesgo de tener una audiencia baja es como un dominó en el que la primera ficha hace caer al resto. Una cadena tiene unos niveles medios de share, una cifra que siempre debe intentar hacer crecer. Si un programa no contribuye a esto sino que, por el contrario, hace que la media de la cadena descienda, tiene un problema serio que, posiblemente, desembocará en la retirada de esa serie o programa.

La cadena se mantiene gracias a la publicidad que contratan las marcas y éstas no se van a mostrar partidarias a aparecer en un hueco en el que no hay muchos espectadores a los que les pueda llegar el mensaje. Las marcas beneficiarán a los programas que más audiencia consigan, algo totalmente lógico y es por ello por lo que un programa necesita sí o sí tener audiencia.

Todos conocemos muchos ejemplos en los que un espacio de calidad es retirado de la parrilla. Podemos atribuir una función social y cultural  a la televisión, pero ésta nunca estará por debajo de su verdadero interés: hay empresas detrás, que necesitan rentabilizar su inversión. Así ha sucedido con estupendas series como ‘El pantano‘, ‘El grupo’ o ‘Vientos de agua‘, propuestas muy interesantes, que gustaban a la crítica, pero que no tuvieron el seguimiento necesario como para mantenerse en antena.

Es por ello que, muchas veces, resultan tan injustas las críticas que reciben nuestras cadenas acerca de los espacios que emiten. Se les acusa de no arriesgar ni atreverse con formatos poco vistos, pero lo que sucede es que tienen miedo a no recuperar su inversión. En este artículo, vimos cómo las cadenas tratan de abrir su abanico de ofertas, algo que todos agradecemos y que indica que el público está evolucionando y sus demandas también.

Un mal planteamiento

Hemos hablado de cómo una cadena cuida al detalle cada uno de los aspectos de ese nuevo programa que va a salir a la luz. Aún así, a pesar de todos esos esfuerzos por darle “lo mejor” a esa nueva propuesta, en muchas ocasiones nos encontramos con fallos de planteamiento que lastran al programa desde primera hora.

Algo así sucedió con el programa ‘Guasap!‘, un espacio que el cómico Dani Martínez estaba preparando para Cuatro. De hecho, el programa no llegó siquiera a ver la luz. Desde el mismo momento en que la preproducción se puso en marcha, se levantó una gran expectación, algo que puede ser muy positivo pero que, como vemos, repercutió de manera negativa. Después de muchas pruebas, la cadena no llegó a darle el visto bueno al programa, lo cual genera en el público una sensación de inseguridad y falta de concreción que no es positiva ni para el canal ni para la productora.

Este mismo punto se podría aplicar a muchas sitcoms (series de humor) que no funcionan en nuestra parrilla. ‘Fenómenos‘, ‘Gominolas‘, ‘Cheers’, ‘Los Quién’… nacieron como comedias que querían ser un referente pero que no lograron mantenerse. Aquí entra otro viejo problema del que podríamos hablar largo y tendido, y es la duración de nuestras series. Una sitcom norteamericana (el modelo que se trata de imitar) tiene 25 minutos por capítulo. Un capítulo de cualquiera de nuestras series (no importa el género, sólo que ha de cubrir el prime time), puede durar 70 minutos.

Programas repetidos

Otro de los problemas a la hora de plantear un nuevo programa es la repetición de fórmulas que los espectadores ya han visto, que puede que tuvieran su momento de éxito, pero que necesitan evolucionar hacia propuestas más novedosas y frescas para atraer a una audiencia que, con el paso del tiempo, se vuelve más especialista y exigente.

Ésta es una de las críticas más repetidas respecto a nuestras series, pues muchas veces vemos esquemas de sobra conocidos en los que los conflictos familiares y las historias de amor adolescente se llevan todo el protagonismo. ‘Luna, el misterio de Calenda’ o ‘El Barco‘, dos series con una premisa de ciencia ficción potente y atractiva, que no pudieron completar su desarrollo, vivieron esta circunstancia.

El mismo caso se puede ver cuando una cadena necesita cubrir el hueco de un programa de éxito. Suelen volver la vista a una fórmula que recuerde a ese espacio y eso tiene una carga que puede jugar en contra del interés del canal. La Sexta consiguió un gran programa con ‘Sé lo que hicisteis…‘, casi tan grande fue su éxito como el trabajo que le está costando encontrar un sustituto que tenga su espíritu pero, a la vez, sea novedoso. ‘Zapeando’ es el último (y hasta ahora exitoso) intento de una parrilla que probó también con ‘Así nos va‘ o ‘Alguien tenía que decirlo’.

Poderosa contraprogramación

En los últimos años existe un fenómeno en nuestra televisión que arrasa con programas y series y afecta a todas las cadenas, siendo una de las prácticas televisivas más criticadas por parte de los espectadores. Se trata de la contraprogramación, en la que una cadena pone a competir a un programa con mucho poder de convocatoria contra el espacio de otra cadena, con el fin de dinamitarlo, restarle audiencia y conseguir que salga de la parrilla.

Esta práctica es muy dañina para los programas y series que están empezando y necesitan asentarse. Los casos de contraprogramación existen a diario y el secretismo que las cadenas usan a la hora de lanzar sus estrenos está detrás de ello. Ahora mismo, en casi cualquier noche, podemos encontrar movimientos de programas y series que tratan de neutralizar al contrario y que hacen caer buenas series y programas.

Uno de los casos más recientes es el de la serie de Antena 3 ‘Vive cantando‘, que no pudo con su rival de los martes en Telecinco ‘Hermanos’. La jugada de Antena 3 fue contraatacar con uno de sus grandes estrenos del año pasado, ‘Velvet’, programando su segunda temporada contra la ficción de Telecinco. Como decimos, esta práctica está totalmente generalizada y provoca grandes luchas en el prime time. Muchas veces, la perjudicada es una propuesta de gran calidad que, simplemente, no ha tenido una oportunidad de brillar.

Las polémicas

La televisión es un gran universo en el que podemos encontrar de todo, también programas que fueron retirados por ser polémicos. Éste es el caso de ‘Entre todos‘, un espacio de TVE que se mantuvo un año en antena y que, desde el inicio, sufrió acusaciones de morbo y falso paternalismo. Las noticias en torno a quejas y protestas fueron una constante hasta que en julio de este año, se bajó la persiana definitivamente.

Las cadenas han de tener mucho cuidado con los contenidos que ofrecen, entre otras cosas porque, como hemos explicado, éstos pueden repercutir en sus espacios publicitarios. Todos recordamos el programa de Telecinco ‘La Noria‘, presentado por Jordi González, que no consiguió remontar tras la polémica nacida a raíz de la entrevista a la madre del Cuco (relacionado con el caso Marta del Castillo). La campaña que nació en Internet y la consecuente fuga de anunciantes, supuso una sentencia de muerte para el programa.

Imagen | Routenews
En BlogginZenith | Los formatos de televisión más originales que están por llegar

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Es una pena que no se puedan hacer series con capítulos más cortos. Sin duda, serían más divertidas

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>