¿Podrá el fútbol por internet competir con el bar de siempre?

futbol

Con el auge de las plataformas de televisión de pago, especialmente en tiempos de Canal Satélite Digital y Vía Digital, el fútbol y pago por visión (PPV) se convirtieron en íntimos aliados. El deporte rey español venía de permanecer en relativa oscuridad durante décadas, con los aficionados teniendo acceso únicamente a dos o tres partidos por jornada. Con el PPV tenían acceso a todos los que se jugasen.

Sin embargo, en los últimos años el panorama ha cambiado sustancialmente. Como veremos a continuación el PPV ha sufrido una caída importante y es otra plataforma la que llama la atención de los usuarios: el streaming online. En esta entrada analizaremos cuál es la situación del sector del streaming legal de contenidos y cómo se han posicionado los diferentes actores del mercado.

La caída del PPV

ppv_españa

El descenso en el uso del pago por visión por parte de los abonados de plataformas como Digital+ o Imagenio ha sido muy importante en los últimos años. La gráfica superior fue incluida en un informe publicado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) para el último trimestre de 2012 y representa la contratación de servicios de PPV en España.

Anuque en el caso de las películas podemos ver cómo a finales de 2012 todavía casi 1,5 millones de contenidos de pago fueron contratados por los españoles, en el caso del fútbol la caída es mucho más pronunciada. En el 2008 más de 3,3 millones de hogares españoles utilizaban el PPV y a finales de 2012 solo 3.020.

La justificación de estos cambios en el comportamiento de los usuarios podemos encontrarla en una serie de motivos: el elevado precio de los partidos de fútbol que se ofrecían en las plataformas de PPV, la modificación de Canal+ o Imagenio de su oferta futbolera centrándose en canales temáticos, la entrada de GolT en escena y el auge en el streaming gratuito de fútbol.

Los grandes, GolT y el streaming

Todos estos cambios apuntan a modificaciones importantes en los patrones de consumo de los usuarios. A diferencia de lo que ocurría hace años, los aficionados no quieren tener que pegarse a su televisor para ver el fútbol pagando precios desorbitados. Buscan la comodidad, el poder disfrutar de estos contenidos en masa y en cualquier momento o lugar.

El factor precio ayudaría a explicar la oferta que en estos momentos ofrecen tanto Canal+ como GolT. Por un precio que ronda los 15 euros al mes los usuarios pueden acceder a casi todos los partidos de liga, los de la Champions League y a contenidos extra. Además, a través de Yomvi y de los servicios online de GolT, los usuarios pueden ver sus partidos desde sus tableta, ordenadores o móviles.

Esta oferta de servicios de streaming legales se ven complementados por otros que tienen una naturaleza más oscura pero que surgen por la disparidad entre oferta y demanda. Hablamos de páginas web como RojaDirecta y muchas otras más en las que los usuarios pueden encontrar todos los partidos de todos los deportes del mundo de forma gratuita; aunque, eso sí, no siempre con la mejor calidad de vídeo y audio. Servicios como RojaDirecta aparecieron mucho antes de que los grandes del sector audiovisual decidiesen prestarle atención al streaming online, por lo que podrían considerarse como un precursor de este movimiento hacia las pequeñas pantallas.

La situación en Estados Unidos y el impacto publicitaria

Como suele ocurrir en otros ámbitos relacionados con la tecnología, en Estados Unidos están más avanzados que en Europa en lo que se refiere al streaming online de contenidos deportivos. Las principales ligas del país (NFL, NBA, MLB y NHL) comercializan dichos servicios, que pueden ser contratados por los usuarios –tanto de EEUU como extranjeros– de forma independiente. Otros canales, como ESPN, también tienen una amplia oferta online.

emarketer

Esta oferta se ha traducido en un aumento significativo de las visitas de los usuarios a los diferentes portales deportivos. Como podemos ver en la gráfica superior en junio de 2013 los usuarios se pasaron más de 13.800 minutos en las diferentes páginas web (combinando ordenadores, smartphones y tableta).

Estos cambios de tendencia tienen también claras consecuencias sobre el sector publicitario. Por un lado, muchas marcas que tradicionalmente han apostado por los contenidos deportivos en televisión están trasladando sus anuncios al ámbito digital. Por otro, es importante tener en cuenta que los ingresos publicitarios en medios como el smartphone o los tableta son una fracción de lo que cada año se mueve en el sector de la televisión, por lo que no muchas marcas y empresas se deciden a dar el salto al streaming de contenidos deportivos.

Decían recientemente en eMarketer que esta carrera es más un maratón que un sprint, por lo que los resultados no se conocerán hasta dentro de unos años. Lo que parece probable es que la importancia del streaming vaya en aumento en todos los países y en todos los ámbitos. ¿Se adaptará el mundo publicitario a sus características? ¿Serán capaces de combinar el medio televisivo con el digital?

En Bloggin Zenith | Especial Televisión Conectada
Imagen | Wikimedia

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. 15 euros para ver el futbol, más la tarifa basica del +, acabas pagando unos 40euros.

    Te sale a 10 euros el partido de tu equipo. Por ese precio lo veo en el bar aunque en realidad estoy dejando de ver el futbol. Es absurdo que gasten 100 millones en un jugador… que vuelvan los precios normales y el futbol en abierto.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>