‘Pocoyó’, así es la historia del gigante español que ahora llega a China

pocoyo_1696

Un padre sintoniza el televisor para conectar con el programa favorito de su hijo: ‘Pocoyó’. Sabe que, durante la emisión del capítulo, ese niño quedará pegado a la pequeña pantalla, siguiendo las aventuras de sus personajes favoritos y, lo más importante, recibirá una buena dosis de valores educativos.

Para el mercado español, ‘Pocoyó’ es más que una serie de dibujos animados. Es la prueba de que, con trabajo, esfuerzo y una idea bien desarrollada, una compañía de nuestro país puede batallar de tú a tú con productos internacionales, ofreciendo calidad de contenidos y un gran nivel de producción. Ahora ‘Pocoyó’ se lanza a la conquista de un difícil terreno: el gigante chino. Ésta es la historia de una de las mejores series de animación para niños.

‘Pocoyó’ llega a China

No es el título de un nuevo capítulo de la exitosa serie, sino una realidad que va a suponer un gran impulso económico para la empresa. ‘Pocoyó’ comenzaba 2016 con muy buenas noticias, pues protagoniza la primera experiencia Indoor Park en China con la construcción de un parque temático que recoge toda la esencia de la serie de dibujos en una superficie de 1.176 metros cuadrados y doce áreas diferentes que recrean el universo del personaje y ofrecen a niños de entre 1 y 6 años diferentes atracciones, juegos y hasta un restaurante.

La inauguración se ha producido en el centro comercial Palace 66 en Shenyang y se espera que sea el primero de otros ocho parques que se distribuirán por diferentes ciudades del país y que supondrán una inversión que supera los 12 millones de dólares en una estrategia comercial que se alargará en los próximos cinco años. Para llevar a cabo este desembarco, la empresa de ‘Pocoyó’ se a ha asociado con el operador chino Shengyang Bao You, una de las compañías líderes en el país en la construcción y desarrollo de centros comerciales.

A esta noticia acompaña otra no menos importante y, sin duda, muy necesaria para dar a conocer un producto como ‘Pocoyó’, pues Zinkia también ha llegado a un acuerdo con la Televisión Central China (CCTV) para la emisión de la serie, lo que se traducirá en una enorme promoción y una canalización del interés de los espectadores de la ficción en una visita al parque en el que “viven” los personajes que adoran los niños. ‘Pocoyó’, que ya ha llegado a 150 países, se enfrenta al importante reto de penetrar en un mercado como el chino, con 250 millones de espectadores potenciales gracias a la cobertura que alcanza el canal, de casi el 90% de la población total del país.

Y, para completar el desarrollo y la expansión hacia Asia, cuenta también con la producción de una línea de juguetes a cargo de la empresa Goldok Toy, así como su penetración en el ecommerce del país, gracias al convenio firmado con Cool Buy, la empresa que creará las Flag Shops de ‘Pocoyó’ en los sites JD.com y Tmall, que suponen el 80% del comercio online del país. Sin duda, grandes noticias para una marca que apuesta por luchar por ganar notoriedad en un mercado tan interesante como el chino.

El éxito del personaje

pocoyó

La historia de ‘Pocoyó’ se remonta a 2005, cuando la empresa Zinkia  apostó por el desarrollo del personaje creado por David Cantolla, Colman López, Luis Gallego y Guillermo García. El éxito del producto fue incuestionable y, además de la serie en sí misma, pronto de desarrollaron ficciones de animación derivadas, una película y un potente merchandising que incluye desde juguetes o ropa hasta videojuegos.

Pero, ¿por qué ha triunfado ‘Pocoyó’? Para muchos, la fama del producto radica en el público al que se dirige, que abarca la edad preescolar en una apuesta no muy común entre los productos de animación nacionales. ‘Pocoyó’ está pensado para los más pequeños, pero lo hace buscando el equilibrio, pues no son pocos los adultos que confiesan abiertamente su pasión por el personaje. La clave está en unos guiones de calidad en los que los mensajes educativos son claros y sencillos pero están expresados de una forma entretenida y llena de ritmo (con piezas que no exceden los siete minutos), con una cuidada y vistosa manera de mostrar el contenido.

Por supuesto, el diseño de los personajes es fundamental. Tenemos un espacio blanco, diáfano, que transmite la sensación de claridad, pureza y de que todo es posible en este universo. El diseño 3D otorga unas líneas suaves, redondeadas, que rezuman dulzura y hacen que su recepción por parte del público sea positiva. A Pocoyó, el niño protagonista, acompañan un grupo de animales que son sus mejores amigos, aportando diversidad. Además, hay una estrategia comunicativa muy interesante en la que los personajes no hablan, sino que es una voz en off la que nos narra las diferentes vicisitudes, una parte adulta que es, al mismo tiempo, una rápida y efectiva manera de canalizar los mensajes.

Altos y bajos

pocoyo1

Pero la historia de Zinkia y ‘Pocoyó’ no ha sido un camino de rosas precisamente. Hace dos años, sus problemas económicos le llevaron a acogerse a un concurso voluntario de acreedores que tuvo como consecuencia la suspensión de su cotización en bolsa, en la que estaba desde el año 2009. Esta situación se solventó en septiembre del año pasado, cuando comenzó a abonar los pagos que debía a sus acreedores. Después, se produjo su regreso a bolsa en noviembre y, hace tan sólo unos días, anunciaba que había salido de los números rojos, con un balance positivo en 2015 que le haría cerrar el año con ganancias de 3,16 millones de euros.

Y es que, a pesar de los problemas, ‘Pocoyó’ siempre ha seguido contando con el apoyo más importante: el del público. Así se entiende que la RTVE eligiera al personaje para ser una de sus figuras principales en el pasado Halloween, cuando protagonizó la fiesta de las calabazas y los fantasmas estrenando una nueva melodía para invitar a los más pequeños a seguir la programación especial del ente público. De igual forma, el pasado 31 de diciembre, ‘Pocoyó ‘ vivió un hito histórico al celebrar las primeras Campanadas de la historia en las que un personaje de animación retransmitía el evento en directo, y que se pudieron vivir en el canal Clan de la mano de todos los personajes de la serie y con el especial ‘La gran fiesta de Pocoyó‘.

Imagen | RTVE, YouTube
En BlogginZenith | Así es Barbie, la muñeca que se sigue reinventando

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Es verdad que el personaje también nos gusta a los adultos 🙂

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>