Aterriza Patreon, ¿puede convertirse en una amenaza para YouTube?

youtube-wall

Una inesperada huida de anunciantes de YouTube por mostrarse contenidos «inapropiados» ha hecho saltar todas las alarmas entre los propios youtubers, que son los dan vida a este servicio. Una verdadera guerra abierta con amenazas por parte de los creadores, que puede llevar al principio del fin del reinado de la plataforma de vídeos online más importante del momento.

En este sentido, nuevos servicios como Patreon nacen para financiar a los creadores de contenidos y hacerlos, a su vez, un poco más libres de las “cadenas” que le atan a YouTube. Las respuestas de un bando y otro no se han hecho esperar y servicios como Patreon entran en acción para tratar de equilibrar la balanza. ¿Lo conseguirá?

Patreon llega porque YouTube se va (o se van de YouTube)

patreon

Para entender el potencial de Patreon, hay que comenzar conociendo la problemática que arrastra YouTube. Solo viendo la raíz del problema, es posible adivinar por qué hay verdaderas amenazas a la plataforma de vídeo online por excelencia.

Reina porque más de mil millones de usuarios forman parte de la legión de users que tiene YouTube, es decir, casi un tercio de todo Internet. Cuenta además con más de mil millones de horas reproducidas al día ─es el número de horas de visualización de vídeos, que suponen miles de millones de visualizaciones.

Solo por las cifras ya es posible adivinar la posición de poder de la plataforma. Sin embargo, a mediados del pasado mes de marzo la compañía se enfrentaba a una grave crisis de imagen. Decenas de grandes empresas habían decidido retirar su publicidad de la plataforma al descubrir que muchos de sus vídeos se reproducían sobre contenidos racistas, homófobos o yihadistas.

Este paso atrás de las marcas puso en evidencia que el poder no estaba tanto en manos de YouTube como se pensaba. Como apunta el experto en tecnología Mohorte «aquel fue el enésimo capítulo de la industria publicitaria tradicional para doblegar el creciente imperio de Google. Las marcas optaron por desligarse de YouTube como un ejercicio de poder, una forma de demostrar que todos aquellos seguidores no contaban nada si los jugosos anuncios no se desplegaban sobre sus contenidos. Para Google, sin embargo, representaba otro problema: asumir un rol de curator que ni él ni Facebook han asumido jamás».

YouTube toma (malas) cartas en el asunto

La solución que puso en marcha YouTube para evitar esta huida de anunciantes, según denunciaron algunos youtubers, fue la de «trucar el algoritmo para que los anuncios se desplegaran sólo sobre contenido extremadamente seguro. De este modo, a YouTube le interesa crear zonas seguras para los anunciantes, que ahora podrían recuperar la fe perdida en la plataforma si les aseguraba de antemano que sus anuncios entraban en canales más «friendly».

Al mismo tiempo, YouTube introdujo otro cambio más. Hasta ahora para acceder a su programa de partner bastaba con crecer a números decentes y tener un canal interesante. Sin embargo dieron un giro: sólo aquellos canales con más de 10.000 suscriptores podrían aspirar a ganar dinero, vía anuncios, a través de YouTube. Este límite se plantea desde YouTube como una forma de combatir el abuso, y desde los creadores como un modo de proteger aún más a los anunciantes.

Y en esta situación, los más perjudicados son los youtubers y su comunidad. Con temáticas abiertamente adolescente y algo salvaje ─con un target de 15 años mayoritariamente─ hace que muchos canales hayan sido “etiquetados” como poco recomendables para los anunciantes. Así, los ingresos por parte de los creadores de contenidos ha descendido de manera radical.

De hecho advirtió el New York Times, en marzo, ya avisaba del éxodo de los anunciantes, que ya estaba cercenando los ingresos de los grandes canales. Allí se pusieron varios ejemplos, como el de un creador que pasó de ganar 6.000 dólares al mes a solo 1.600 con la misma audiencia, o el de otro que pasó de 2.500 a 700.

Casi de un mes para otro, muchos youtubers comprobaron cómo con la misma audiencia o incluso más, sus ingresos se redujeron a la tercera parte o incluso menos. En España ya ha habido algunos que han dicho adiós ─de manera temporal. Es el caso de Jordi Wild, el youtuber del canal El Rincón de Giorgio, uno de los 10 youtubers con más suscriptores en español. Él mismo cuenta en uno de sus vídeos que en el último año su facturación ha caído un 80%. Por cada 100 euros ganados antes, ahora solo ingresa 20.

También Wismichu publicó un vídeo titulado “El fin de YouTube” hablando de la caída de los ingresos y que resume muy bien la situación ─con su particular tono.

Pero no solo a nivel económico. Hay youtubers, como Tuma, con sus casi 600.000 suscriptores, que estalló hace pocos meses. A su juicio, la calidad de YouTube ha caído en picado. Insiste en que se ha perdido el nivel de calidad que había antaño, algo que acaba afectando al total de la comunidad.

Hay alternativas: Patreon

Buscando la libertad de expresión, los creadores de contenidos insisten en que de seguir con esta “normativa”, solo se podrían publicar contenidos “blancos” para que sea rentable. Pero ¿qué dice YouTube? Básicamente, nada.

Es uno de los grandes problemas de la plataforma: su opacidad, como denuncian los youtubers. El experto en tecnología Javier Lacort considera que «la toma de decisiones en contra de su mejor comunidad de creadores o la incapacidad para convencer a sus anunciantes de que no hay por qué huir de la libertad de expresión están acabando con el YouTube que conocíamos. No lo extrañaremos demasiado: su espíritu se mudará a otras plataformas».

patreon

Ahí nace el empuje que últimamente está recibiendo Patreon, una opción ideal que apuesta por otras vías de monetización que se puedan publicitar dentro del propio YouTube. Se trata de un servicio que permite financiación colectiva. Una especie de sistema de micromecenazgo para apoyar económicamente a creadores de todo tipo.

Nace en 2013 y está pensado para artistas y creadores. Les permite ganarse la vida con su trabajo gracias al apoyo de sus seguidores. El creador solo debe darse de alta con una cuenta y establece una serie de datos, como si el pago será mensual o por creación, si hay un importe mínimo y si quiere limitar a un número concreto de usuarios que financian su trabajo. Por su parte el seguidor crea su propia cuenta y establece a qué creadores se quiere ayudar. Aquí es importante que no sólo digamos con cuánto dinero, también si queremos un límite.

patreon

Este servicio está cada vez más extendido entre youtubers de renombre. Son ellos los que piden a su comunidad una donación recurrente o al menos puntual para que el canal siga siendo sostenible. PewDiePie, el youtuber con más suscriptores del mundo, es uno de los que utilizan Patreon. En su caso particular aprovecha su enorme fama y también vende merchandising con su imagen.

Sin embargo, desde YouTube se ha vuelto a dar un paso más y no quiere que se enlace a Patreon dentro de los vídeos, pero tampoco a otros sitios susceptibles de generar una transacción económica. Por tanto, no desean dirigir al público a tiendas o plataformas de crowdfunding. Así lo ha confirmado al portal Polygon un portavoz de YouTube, quien indica que no se retirarán los enlaces ya existentes pero se van a hacer cambios para evitar contenidos abusivos.

En cualquier caso, el hecho de que surjan estas plataformas o de que los creadores se marchen de YouTube (a Instagram, Snapchat o Twitch, entre otros), no es un problema más para YouTube. Es uno de sus grandes problemas. Así pasó con Alma Obregón, del canal Objetivo Cupcake, que dio el salto a Canal Cocina y comenzó a escribir libros sobre repostería.

La clave posiblemente para solventar el problema está en profesionalizar los contenidos del canal, pero sin olvidar la gestión comercial. De este modo, incluir anuncios dentro del vídeo protagonizados por el propio youtuber ─o hacer de todo un vídeo un anuncio─, o incluso añadir que el vídeo ha sido patrocinado por una marca determinada pueden ser soluciones que ayudarían a equilibrar esta balanza.

En BlogginZenith | Estas son todas las razones por las que el gaming triunfa en Youtube

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>