Para qué sirven los perfiles verificados: WhatsApp no es el único

Las redes sociales son fascinantes. Nos permiten hablar con personas que están al otro lado del mundo y que ni siquiera conocemos. Un momento, ¿eso es algo positivo? Conocer a nuevos amigos puede ser maravilloso. Pero no saber la identidad de quién te está contactando resulta incluso escalofriante.

Mucho más para las marcas, claro está. Si por algo abogan ellas es por una comunicación eficaz y transparente con los usuarios. Un objetivo que puede da al traste con la interacción de una cuenta falsa. Por eso, se comenzaron a incluir los perfiles verificados. Una salvaguarda para muchas empresas.

WhatsApp apuesta por los perfiles verificados

WhatsApp no es cualquier aplicación. Hace un año, conseguía llegar a los 1.000 millones de usuarios. Algo que nos habla de cómo su uso se extiende por la mayoría de esa población que ya tiene al smartphone como compañero fiel. Y a la mensajería instantánea como herramienta clave para comunicarse.

Son buenas noticias para la empresa. Pero también un reto. La del compromiso de eficiencia y transparencia que debe reafirmar con todos esos clientes. Por eso, WhatsApp ha decidido dar un paso nuevo. La noticia que nos llega ahora es que las empresas tendrán perfiles verificados en WhatsApp. Es una manera de garantizar la verdadera identidad de esas cuentas.

Los perfiles verificados sólo funcionarán para empresas y negocios. Por lo que otro tipo de usuarios, como una persona de la calle, no podrá acceder a ellos. La verificación llega con esa herramienta tan conocida y global como es un check dentro de un círculo verde. Como decimos, se trata de una símbolo universal que le hace reconocible de un simple vistazo.

Perfiles verificados, ¿es necesario?

WhatsApp no es la primera app que apuesta por los perfiles verificados. De hecho, se trata de una herramienta que cada vez encontramos más en las redes sociales. Pero, ¿de verdad son necesarios?

Todo parece indicar que sí. Las cuentas falsas, los perfiles fake, son un nuevo peligro para las marcas que éstas no pueden pasar por alto. Usuarios que abren cuentas haciéndose pasar por otro. Suplantación de la identidad. No es una práctica menor, precisamente. Según datos de Proofpoint, el 19% de las cuentas en redes sociales asociadas a marcas, serían falsas. Y, lo que es más graves, un 30% de esas cuentas estarían creadas por un solo propósito: vender productos falsificados.

Los problemas para las marcas son varios. No sólo no controlan la información que, a costa de su nombre, se está generando. Ni las relaciones personales que se establecen con clientes. Sino que ve cómo se pierden posibles ventas, en favor de esos perfiles falsos.

También para los usuarios es muy problemática la existencia de estas cuentas. A lo largo del año pasado, una red como LinkedIn puso en marcha medidas de seguridad con Symantec para atajar esta situación. La red descubrió numerosos perfiles que pertenecían a supuestos reclutadores de trabajo. Estos reclutadores ofertan un puesto laboral en la red, con unas condiciones óptimas que hacen que los usuarios se interesen por ella. Sólo es el principio del fraude. Pues estos perfiles son, en realidad, una mentira. Simplemente quieren contactar con los usuarios para obtener sus datos e información. Una práctica que, por ejemplo, los perfiles verificados pueden atajar.

Así pues, detrás de la decisión de muchas redes sociales de ofrecer una verificación en el perfil, se esconde una preocupación real por ofrecer seguridad y confianza a sus clientes. Ahora que estas redes se han convertido en un instrumento imprescindible para el marketing y la publicidad, las marcas deben poder confiar al 100% en el servicio que se les presta. Pues es la misma garantía que ellos ofrecen a sus contactos, clientes y socios.

Para una compañía como WhatsApp, satisfacer las necesidades de su partners es fundamental. Como también lo es para las plataformas que venden espacios publicitarios a las diferentes empresas y necesitan este modelo de financiación, puesto que no cobran a los usuarios por utilizar sus servicios. Si quieren ser una plataforma que dé imagen de seguridad, que las marcas elijan por las garantías de que son un buen marco para promocionarse y relacionarse con el público, medidas como los perfiles verificados son casi imprescindibles. Las marcas reciben esa confianza por parte de la red social. Ésta se preocupa por su negocio, resguarda sus intereses y es, en definitiva, un socio que ofrece garantías como escaparate. Su credibilidad como marca no se puede ver dañada.

WhatsApp, peligro de phishing

El hecho de que WhatsApp tenga tantos usuarios que la utilizan tiene un reverso oscuro, como decimos. Para todos aquellos que intentan “engañar” a otros, se convierte en un bocado muy apetecible para buscar a nuevas víctimas.

En septiembre del año pasado, la Policía Nacional informaba sobre el uso de cuentas falsas que utilizaban el nombre de una empresa como Mercadona para captar los datos de personas incautas a través de WhatsApp. Los usuarios confían en quien dice estar detrás de la oferta. Así, creían que la llegada de vales descuento o de ofertas de trabajo eran reales.

Pero no hace falta irnos tan lejos para encontrar ejemplos de prácticas fraudulentas que los perfiles verificados pueden erradicar. Las compañías Netflix y Día son los estandartes de un nuevo “timo” que, de nuevo, se acerca a usuarios de la calle ofreciéndoles ventajas, descuentos o promociones. Conseguir datos, instalar malware, llevar a cabo una práctica ilegal es la única realidad detrás de estas acciones.

La carrera de las apps

Detrás de la decisión de WhatsApp se encuentra también la necesidad de seguir desarrollando nuevas herramientas para sus clientes. El uso de la app es generalizado. Pero no podemos olvidar a todos esos competidores que le pisan los talones. Son también servicios de mensajería instantánea. Ofrecen muchas prestaciones similares, por lo que un detalle puede marcar la diferencia. (y, en este caso, más que un detalle, pues la suplantación de identidad es un delito).

Las cifras nos dicen que, en marzo del año pasado, WeChat alcanzaba los 700 millones de usuarios. Algo tiene que ver la tremenda implantación en su país natal: China. El estado chino es, de hecho, uno de los jugadores clave en muchos aspectos tecnológicos como el desarrollo de la VoD, los eSports o el avance del ecommerce.

Line tampoco se queda atrás en la carrera de las apps de mensajería, con 700 millones de usuarios. Desde el inicio, ha apostado de manera muy clara por las cuentas oficiales. Se trata de perfiles verificados de marcas y empresas que los usuarios pueden seguir. Y, claro está, no podemos olvidar a Allo, la app con la que Google quiere hacer la competencia a WhatsApp y que cuenta con un arma tan seductora como es la inteligencia artificial.

Y no sólo este tipo de apps, la mayoría de las redes sociales más usadas se sirven de perfiles verificados. Twitter implantó la verificación de usuarios en 2009. Si antes era la compañía la que otorgaba esa verificación, desde julio del año pasado, cualquier usuario puede solicitarla. Eso sí, sólo se concede a cuentas de “interés público”.

Por su parte, Facebook, la propietaria de WhatsApp, introdujo el servicio de los perfiles verificados en 2013. Una medida que le valió aplausos por cómo reducía las complicaciones a la hora de efectuar búsquedas de cuentas oficiales de las que obtener información real. En Instagram funcionan desde 2015. Su particularidad es que las insignias verificadas no se pueden solicitar, sino que la propia red las otorga.

La planificación de medios, el marketing, la publicidad de nuevos productos, las relaciones con el cliente… pasan por las herramientas digitales. Sí o sí. Y, de entre ellas, las redes sociales son claves para establecer esa cercanía y proximidad. Pero otras cualidades son necesarias, como la confianza y la seguridad. Es por ello que un instrumento como los perfiles verificados es cada vez más demandado por los usuarios y, por tanto, por las marcas.

Imagen | Pixabay

En BlogginZenith | ¿Qué es y cómo funciona el WhatsApp Marketing? DicZionario

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Es muy importante tener la certeza de que estamos hablando con el interlocutor correcto

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>