Nuevas tendencias 2015 para especialistas en marketing: la ubicuidad del ‘yo’ (I)

IoT

Un año más las empresas de tecnología acudieron el pasado mes de enero a Las Vegas para mostrar sus últimas innovaciones en el Consumer Electronics Show (CES). En esta serie que hoy iniciamos, hemos dividido la gama de novedades y desarrollos tecnológicos que se han podido ver en el CES 2015 en cinco tendencias que son claves, con una finalidad: analizar las implicaciones que tiene cada una de ellas para las marcas.

Dispositivos portátiles, hogares conectados y coches conectados fueron todos temas clave en el CES 2015. Cada uno genera una cantidad creciente de datos y tipologías de datos personales sin importar donde estés o lo que estés haciendo durante el día. Es lo que se denomina la ubicuidad del “yo”. Ya nos sonará algo por los wearables, pero esto da un paso más.

El “yo” está en todas partes (la ubicuidad del ‘yo’)

Te llevas el SmartMat para hacer ejercicio por la mañana. Se trata de la primera esterilla de yoga inteligente con una app incorporada que ejerce de monitor durante tus ejercicios individuales y corrige tus posturas. Mientras te preparas para ir al trabajo te diriges al cuarto de baño donde recoges tu OKU ‘Personal Skin Coach’, un pequeño cubo que actúa como tu dermatólogo personal.

Del mismo modo, al caminar hacia el trabajo, tu Fitbit rastrea no sólo las calorías que estás quemando, sino también tu frecuencia cardíaca. Mientras estás en tu lugar de trabajo, la tecnología Lowe te avisa de cualquier cambio en tu hogar (cerraduras, sistema de riego, detectores de goteras).

Por último, de camino a casa, tu viaje en coche se hace más seguro a través del seguimiento de los ojos y la orientación de la cabeza para asegurarte de que recibes un aviso si tus ojos se apartan de la carretera o si te quedas dormido.

Estamos continuamente cuantificados, nos conocemos ahora mejor que nunca. De hecho, Paul Walborsky, CEO de la publicación californiana especializada en tecnología y start upGigaOm, ya en 2014 no tenía dudas: “estamos en los inicios de una revolución: la del quantified self”, un concepto tan reciente que ni siquiera tiene todavía una traducción establecida en castellano y que nosotros hemos determinado como la ubicuidad del “yo”. Literalmente, es la nueva era del yo cuantificado, es decir, del individuo que es consciente de su propio cuerpo y se mide constantemente para saber cómo está.

En este sentido, Walborsky ve en el quantified self “un océano azul de oportunidades”, ya que estamos ante toda una nueva industria que “no tiene todavía reglas, ni planes y ni siquiera tiene competencia”, apunta, convencido de que algunas grandes compañías están estudiando cómo afrontar esta tendencia del nuevo mundo y ciudadano hiperconectado pero que “todavía ninguna controla el mercado”.

Todo ello abre la posibilidad a todo tipo de start up de entrar en un negocio “donde se puede hacer mucho dinero ya que ni siquiera compites por sustituir nada: es un campo totalmente nuevo”. Por tanto, ¿cómo lo pueden aprovechar las marcas?

¿Qué representa para las marcas?

El ubiquitous quantified self, o la ubicuidad del ‘yo’ crea nuevas oportunidades y desafíos en torno a los datos personales. Es, según María Rodríguez, Research Manager de Zenith, “una oportunidad para las marcas que pueden identificar mediciones tan valiosas de sus consumidores e identificar si tienen algún tipo de margen para ayudarles a lograr sus objetivos, incentivarles y orientarles con consejos”.

Por ejemplo, en relación al Targeting genera una plétora de nuevos puntos de contacto con los consumidores que pueden ser de gran valor para las marcas. El valor, sin embargo, vendrá dado por la relevancia y pertinencia del mensaje para el usuario.

En relación a servicios, los datos personales vinculados a objetos físicos crean una abundancia de nuevas oportunidades que están directa e indirectamente relacionadas con el producto en sí. De hecho cabe tener presente cómo las primas de seguros pueden cambiar a medida que se recogen los datos de uso de cada dispositivo en un hogar.

En lo que respecta a la privacidad, para los fabricantes de productos, anunciantes y editores, el ascenso de la ubicuidad del ‘yo’ creará una mayor concienciación del uso y el valor de los datos personales. Las marcas deberán establecer rigurosas pautas para el uso de los datos de terceros y entender el valor de intercambio cuando se trate de sus propios datos.

Por tanto, no hay claramente desventajas ante esta nueva tendencia pero sí grandes retos que superar. La clave de todo está en la conectividad y el seguimiento de datos personales, y tener claro qué es lo que se debe y no hacer en beneficio, como no, del propio consumidor. Y es que nos hallamos en un mundo donde generamos datos personales en prácticamente cada punto de interacción con productos y donde los datos se convierten, a su vez, en parte de la propia experiencia y el valor que le atribuimos. ¿Estamos preparados para dar el salto?

Imagen | emden09
En BlogginZenith | La tecnología de los wearables: ¿son una extensión de nuestra personalidad?

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Los tiempos cambian, y ya no podemos/debemos dejar de estar conectados.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>