¿Y si nos quedamos en la ciudad? Cómo trata de promocionarse el turismo urbano

turismo-urbano

En nuestro repaso por la manera en que las instituciones de cada región promocionan su oferta turística, hemos hablado ya de nuestras omnipresentes playas, pero también de cómo las zonas de interior hacen valer sus recursos. Hoy, nos toca acercarnos a un tercer concepto que cada vez tiene más peso: el turismo urbano.

Las ciudades, a través de Internet y las redes sociales, tratan de venderse al mundo como auténticas marcas anunciantes. Tratan de competir con las ofertas de playa o montaña con unas armas muy específicas que sólo ellos, grandes núcleos de población y vida, pueden ofrecer. ¿Hacéis un repaso con nosotros por ver cuáles son las herramientas que emplean y cómo consiguen el ansiado posicionamiento?

 

Madrid, turismo urbano por excelencia

Madrid es una gran marca que atrae a un número fabuloso de turistas. Su manera de llegar al posible cliente se basa en una oferta heterogénea que sea atractiva para todos los públicos. Su imagen de producto se potencia con una oferta cultural difícilmente superable por otra ciudad, que se hace fuerte en la presencia incomparable de obras pictóricas o arquitectónicas. Pero no descuida otros muchos puntos cruciales, como la gastronomía y el ocio.

El turismo urbano de la capital es uno de los estandartes de nuestro país, no en vano, el pasado mes de junio recibió casi 400.000 turistas, lo que supone, ni más ni menos, que el 5,8% del total de visitantes que llegaron a España. La oferta de una ciudad tan histórica, cultural y vanguardista como ésta es mucha y muy variada y su página web trata de recogerla toda, promocionando cada uno de sus planes. Pero, tal vez, algo que nos resulta muy llamativo de este site es el puesto destacado que tienen los Productos Oficiales, es decir, las herramientas a través de las cuales el turista puede acceder a todos los puntos de interés de una manera cómoda y fácil. Estos son: las visitas guiadas, el bus turístico y la tarjeta turística.

Internet está bien servido de propuestas promocionales de la ciudad. Por ejemplo, tenemos la revista online esMADRIDmagazine, que ofrece información sobre las actividades en julio y agosto. Y no podemos dejar de mencionar un blog que pertenece también a la oferta institucional. Se llama Bloggin’Madrid y trata de presentar, de una manera mucho más cercana y personal, informaciones sobre distintos puntos de interés de la ciudad: restaurantes, conciertos, tiendas… Por supuesto, las redes sociales tienen máxima importancia. Madrid aprovecha la aplicación de Promociones de Facebook para realizar sorteos y concursos, como el de una entrada para el espectáculo del Circo del Sol. Twitter es también una amalgama de todas las posibilidades, con un perfil muy activo que también nos recomienda otras apps relacionadas como la WebApp de Comercios Centenarios de Madrid.

Barcelona, vanguardista y deseada

Las grandes ciudades de nuestro país saben que tienen una identidad frente al mundo que las hace únicas y es eso, precisamente, una de las armas que usan para venderse como reclamo turístico. La personalidad adquirida por todo el conjunto social que vive en ellas resulta uno de sus máximos atractivos. En el caso de Barcelona, su manera de destacar frente a las demás, se basa en una oferta que trata de mostrarse completa: de la cultura al ocio; de la gastronomía a la playa.

Quizá una de nuestras ciudades más cosmopolitas y reconocidas en el mundo sea Barcelona, que ha sabido cultivar un espíritu artístico y rompedor que combina con lo tradicional e histórico. Su oferta promocional es sorprendente, como revela el dato que indica que una parte importante de su turismo urbano la señala como la ciudad favorita española en la que realizar compras de ropa. Su web transmite un espíritu fresco y al día de lo que se mueve por Internet, con una manera de redactar que recuerda a las tendencias más en alza. Un ejemplo de ello es el apartado 100 razones para visitar Barcelona, en la línea de los artículos que se desarrollan en forma de lista y que tanto éxito tienen. Otro apartado muy interesante de su web es el que nos habla de todas las apps que el turista puede emplear en su smartphone a la hora de visitar la ciudad, que engloban transportes, cultura y actividades.

Algo muy destacado de los perfiles en redes sociales de la ciudad de Barcelona es que tanto el de Facebook como el de Instagram están en inglés. Sin duda, esto sí es un claro ejemplo del deseo de alcanzar un turismo cada vez más internacional. En cambio, también resulta llamativo que el perfil de Twitter esté redactado en castellano. Estas cuentas combinan toda la oferta que la ciudad puede ofrecer: desde visitas a edificios emblemáticos a la gastronomía que ofrece cada local. También se hacen eco de lo que se publica en otros medios, como este artículo que recoge a los 10 Instagrammers de Barcelona más populares.

Valencia, una ciudad para descubrir

El turismo urbano fundamenta su valor de marca en varios factores: la heterogeneidad de las actividades; la burbujeante actividad social; pero, a su vez, la garantía de espacios y actividades de relax; la suculenta variedad de encantos artísticos e históricos y la concepción del ocio en la ciudad como un animal en movimiento.

En los últimos años, Valencia está tratando de mostrarse como una interesante oferta de turismo urbano en el que la edificación del complejo de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias tiene una presencia fundamental. Según cifras, se trata de una de las ciudades más visitadas de nuestro país, con casi un millón de visitantes en los primeros seis meses del año. La web oficial de turismo de la ciudad da un peso muy importante a las facilidades que el viajero debe encontrar en su paseo por la ciudad, como supone el hecho de adquirir la Tourist Card, una tarjeta que combina los descuentos en el transporte público y en los accesos a museos y edificios históricos. Otro aspecto llamativo es el que sitúa a esta ciudad como un exponente vivo de la cultura de la bicicleta. La página fomenta el uso de la misma desde los puntos establecidos ofertando interesantes promociones.

Además, Turismo Valencia cuenta también con un blog, un formato que, como hemos explicado, se sirve de un lenguaje más cercano y friendly para hablar de los intereses turísticos que tiene la ciudad. En él, encontramos temas de interés para cualquier turista, desde una clasificación de hoteles, hasta la receta de la emblemática paella. Por supuesto, la web de turismo también cuenta con perfil en redes sociales, una herramienta que no sólo sirve para promocionar la ciudad, sino para hablar de los eventos de toda la provincia, como el Festival de Teatro ‘Sagunt a Escena’. Por último, no podemos dejar de hablar de dos de los platos fuertes de la oferta turística veraniega en los últimos años: La noches de l’Oceanogràfic y La feria de julio.

Sevilla, luz y color

Un aspecto que las ciudades no olvidan en su forma de promocionarse ante el mundo es el hecho de ofrecer un servicio para toda la familia, en el que lo diverso de su muestrario de actividades sea clave para quien necesita viajar con niños y encontrar actividades que puedan acomodar a todos los gustos y edades. El turismo urbano tiene una ventaja sobre el resto de ofertas turísticas pues el “equipamiento” necesario para ello  es el que ya posee de forma natural, por su desarrollo como espacio social y de crecimiento en zonas en las que conviven millones de personas.

La capital andaluza tiene fama internacional, entre otras cosas, por mostrarse al mundo como la capital del flamenco, una de las actividades culturales que más se asocian a la cultura española en general. En el primer trimestre del año, el número de visitantes que llegó a la ciudad se incrementó en un 16% respecto al mismo periodo de 2014. La promoción turística de la ciudad andaluza en Internet sigue el patrón que ya hemos visto en los otros perfiles de turismo urbano y basa su oferta en la cultura (a través de una agenda que no da ni un día de descanso), a la variedad de tiendas y comercios y al espíritu flamenco que no puede faltar. Dos de los eventos más destacados de la web son las Noches en los Jardines del Real Alcázar (más de moda que nunca tras su aparición en la pequeña pantalla gracias a ‘Juego de Tronos‘) y la Velá de Santa Ana, una fiesta que se celebra en el carismático barrio de Triana.

Un aspecto muy importante de la promoción en Internet es la representada por la web WeLovePeople, accesible desde la página web oficial y que se desarrolla en inglés, como reclamo para el visitante internacional. Con vídeos y fotos, aporta un Press Book que explica las cualidades de la nueva marca, el mencionado lema We Love People. Además, desde la página de Facebook está disponible una app (otra de esas herramientas imprescindibles en las que turismo y tecnología se dan la mano) llamada Sevilla, disponible para los sistemas operativos de Android e IOs, que aporta informaciones variadas como puntos de interés, eventos o audioguías.

El turismo urbano es una alternativa de ocio cada vez más rentable, que todas las ciudades están desarrollando de una manera muy clara. Y no sólo para el turista que viene de fuera, también quien ha de quedarse en verano en su ciudad, puede encontrar una completa, heterogénea y diversa oferta para que sus días parezcan mucho más cortos.

Imagen | Barcelona Turisme
En BlogginZenith | Turismo de interior, ¿por qué tiene cada vez más peso en branding?

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>