Nokia, la historia de un gigante

nokia2

Todo parecía indicar que Nokia sería el ejemplo a seguir en materia de telefonía móvil. Sin embargo, el gigante de telecomunicaciones finlandés ha protagonizado una caída estrepitosa. Tanto fue así que en noviembre del pasado año, los accionistas decidieron vender la división de teléfonos a Microsoft, por 5.440 millones de euros, renunciando a un sector en el que fue durante mucho tiempo líder mundial.

En 2008, Nokia ostentaba el 41% del mercado de teléfonos móviles en el mundo, y actualmente tiene el 3%. Hoy, casi 150 años después de su fundación, estamos ante una empresa cuyo futuro está en el aire. Dicen que hay cosas que no van a cambiar, al menos parece que a corto plazo no será así. Pero, ¿cómo se llega a la situación actual? Hacemos una revisión histórica de la trayectoria de esta empresa multinacional.

Los comienzos fueron “de papel”

El ingeniero de minas Fredrik Idestam establece en 1865 una fábrica de pulpa de madera en el sur de Finlandia. El segundo de los molinos que se utilizó en el proceso se construyó en las orillas del río Nokianvirta, que fue el que inspiró a Idestam a bautizar a su empresa como Nokia Ab en 1871. Las comunicaciones móviles no existían entonces, pero resulta especialmente singular, casi irónico, que el producto inicial de la empresa fuera el papel, que por entonces era uno de los pilares de las comunicaciones en todo el mundo. Y no solo el papel estuvo en sus inicios. También se dedicaron a fabricar botas de goma.

Fue en 1898 cuando Eduard Polón funda Finnish Rubber Works, que sería uno de los principales clientes de Nokia en el suministro de energía. La empresa no tardaría en ser uno de los principales accionistas de Nokia, para convertirse finalmente en la división de Nokia dedicada al negocio del caucho. Sin embargo, no todo queda ahí. En 1912, Arvid Wickström crea Finnish Cable Works, que sería el pilar de las divisiones de cable y electrónica de Nokia.

Dos años antes se había comenzado a proporcionar energía a los hogares finladeses, pero ese negocio despegaría de forma total con la creación de dicha empresa que, a pesar de tener algunos altibajos, lograría consolidarse. A ello contribuyó de forma directa el fin la II Guerra Mundial y la obligatoria cobertura económica de daños y perjuicios por parte de los vencidos. Ya en 1967 las tres ramas de la empresa (papel, caucho y cables) se unificaron en el llamado Nokia Corporation, y por entonces la implicación de Nokia en el segmento de la electrónica era notable.

Su etapa dorada llega con los teléfonos móviles

Veinte años después de la unificación de la empresa, ésta comienza a fabricar uno de los primeros teléfonos móviles. Concretamente el Mobira Cityman 900, que “solo” pesaba 800 gramos. Cuatro años más tarde, en 1991, se produciría otro momento cumbre para la empresa: la primera llamada comercial a través del estándar GSM, del que Nokia fue una de las principales responsables. Y nace así el Nokia 1011. La nomenclatura elegida tenía una sencilla explicación: se debía a la fecha de su lanzamiento, el 10 de noviembre (de 1992).

Aquel modelo no incluía aún el famoso tono de llamada Nokia, que debutaría en 1994 con la serie 2100. Una curiosidad: el célebre Nokia tune está basado en el Gran Vals, una pieza musical clásica compuesta por el guitarrista clásico español Francisco Tárrega en el siglo XIX. Algo más tarde, en 1997, llegaría el Nokia 6110, y con él, otro de los elementos diferenciadores de los míticos primeros terminales de Nokia: el legendario Snake, que sin duda se convirtió en anticipo de los juegos en dispositivos móviles. Y de ahí el ascenso con sus modelos fue imparable.

La caída de un gigante

Aunque en 2008 Nokia era la fabricante más grande de teléfonos móviles en el mundo, su gloria no tardaría en apagarse. Por aquel entonces contaba con el 41% de la participación de mercado, según datos de la consultora IDC. Sin embargo, los sistemas operativos Android de Google y el iOS de Apple alcanzaron un enorme éxito, logrando concentrar cerca del 90% del negocio mundial de smartphones. A partir de entonces la participación que Nokia tenía con el sistema operativo Symbian comenzó una espiral descendente.

En el último lustro, su participación global de mercado cayó a 3%, de acuerdo con las cifras de IDC, al tiempo que acumuló una deuda de casi 700 millones de dólares hasta 2012, que solventó al vender el inmueble de sus oficinas centrales en Espoo, Finlandia. Todo ello en conjunto hizo que la firma perdiera valor y comenzara a buscar alternativas para revivir su negocio y en 2011 se convirtió en el socio oficial para portar el sistema operativo de Microsoft, Windows Phone, y fue ahí donde ocurrió la antesala del proceso de adquisición, acontecido hace unos meses.

Bien es cierto que una empresa que lo ha tenido todo (y ahora vive sus horas más bajas), hace que lamente esta vuelta de tuerca que la historia ha decidido que se produzca. Aún así, la compañía finlandesa lo tiene claro y esta adquisición por parte de Microsoft no será más que un apoyo para el resurgir que tienen planteado. Tanto es así que su adquisición le ayudará a sanear sus finanzas y recuperarse de las pérdidas acumuladas. Pero ¿volverá a ser la líder?

Imagen | sandimba
En BlogginZenith | Microsoft, de 0 a 100 en menos de 40 años

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Pingback: Sony: ¿el resurgir de un gigante?Bloggin Zenith

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>