Netflix y el futuro de las series más allá de la televisión

Internet y las nuevas tecnologías han provocado un cambio sustancial en la forma en la que consumimos contenidos audiovisuales. Películas, música, series. Todos los sectores relacionados con este tipo de formatos han sufrido cambios importantes en los últimos cinco años en lo que respecta a su forma de consumo.

Esta revolución se ha acelerado en el último año y ya no afecta únicamente al consumo de películas o series, si no también a su creación. Empresas americanas como Netflix o HBO han comenzado a crear sus propias producciones, saltándose los canales tradicionales de distribución para apostar decididamente por los suyos propios.

‘House of Cards’ y Kevin Spacey abren el telón

El primer lanzamiento que se ha producido en este sentido ha sido el de ‘House of Cards’, la nueva serie de 10 capítulos producida por Netflix y que cuenta con actores de la talla de Kevin Spacey en su reparto.

La empresa, fundada y diriga por Reed Hastings, considera que para asegurarse un puesto clave y relevante en el futuro de los contenidos audiovisuales debe aprovecharse de su infraestructura ya existente, para hacer llegar series y películas a sus clientes sin la hasta ahora necesaria intervención de estudios cinematográficos y distribuidoras.

La apuesta de Hastings y el resto del equipo de Netflix es arriesgada. La primera temporada de ‘House of Cards’ le costó a la empresa californiana $100 millones de dólares, unos $10 millones por capítulo. Intentar recuperar esta inversión en el corto plazo resulta prácticamente imposible (los suscriptores a Netflix en Estados Unidos pagan menos de $10 dólares al mes), pero puede resultar esencial para asegurarse un puesto importante en el futuro audiovisual.

A diferencia de los formatos tradicionales, donde los usuarios deben esperar a que cada capítulo sea emitido en televisión normalmente en intervalos semanales, los diez primeros capítulos de ‘House of Cards’ se pusieron a disposición de los usuarios desde el primer día. Cada uno es libre entonces de decidir cómo administrar la serie o cómo consumirla. Un cambio sustancial con respecto a cómo la industria ha funcionado en los últimos 10 ó 15 años.

‘House of Cards’ no es la única apuesta en este sentido de Netflix. Hace unos meses también anunciaron una nueva temporada de la mítica y conocida serie ‘Arrested Development’, que fue cortada por los canales de televisión tradicionales en Estados Unidos por falta de audiencia. La nueva temporada será emitida en exclusiva en Netflix a partir del próximo otoño.

Y es que este tipo de canales de distribución ofrecen también una flexibilidad nunca vista hasta ahora. Las series no serán cortadas porque las audiencias televisivas sean bajas, ya que los usuarios disponen de varias formas diferentes para consumirlas. Cuándo y cómo quieran.

¿Un gran gasto o una gran inversión?

Detractores del actual modelo propuesto por Netflix afirman que supone un peligro para la rentabilidad de la empresa, que cuenta en estos momentos con más de 27 millones de suscriptores de pago en Estados Unidos. Aunque EEUU es el principal mercado para la compañía, ésta ya ha comenzado su expansión internacional y está presente en varios países de Latioamérica así como también Reino Unido y Canadá.

Estas actividades generaron unos ingresos de $945 millones de dólares en el último trimestre, lo que supone un 8% más que en el mismo período del año anterior. Y es que a pesar de que Netflix ha estado bailando sobre la cuerda de la rentabilidad en los últimos trimestres, los inversores ven a Netflix y empresas similares como una apuesta a largo plazo, una inversión de futuro.

Una pregunta que muchos se plantean es cómo puede afectar esto a las operadoreas de cable que dominan el negocio de la televisión en Estados Unidos. En la actualidad estas compañías tienen una audiencia conjunta de más de 50 millones de clientes, pero muchas caracen de una estrategia específica para las nuevas tecnologías e Internet. Netflix, que supone ya un tercio del tráfico de Internet en horas puntas en Estados Unidos, está en una posición privilegiada para aprovecharse de dicha transición.

Competencia en un nuevo mercado: Microsoft, Amazon y HBO

Netflix no es la única empresa a nivel global que se ha dado cuenta de estos cambios en el comportamiento de los usuarios y que quiere aprovechar esta oportunidad desde el principio. Empresas como Amazon, Microsoft o HBO también están poniendo en marcha sus propias iniciativas, con contenidos exclusivos para los internautas y usuarios de sus plataformas.

Con la excepción de HBO, empresas como Amazon o Microsoft tienen una ventaja considerable con respecto a Netflix. Mientras que el negocio del streaming de contenidos de pago es la única vía de ingresos para Netflix, en el caso de las dos empresas del estado de Washington ocurre todo lo contrario. El streaming de contenidos es un servicio accesorio que complementa los negocios principales de ambas empresas y que sirve como gancho para atraer a un mayor número de usuarios a sus plataformas.

Por ello, es probable que Netflix haya tenido que planificar la inversión de $100 millones de dólares de ‘House of Cards’ y otras series con mucho más detalle que Amazon o Microsoft. Al fin y al cabo, ambas son compañías que facturan miles de millones de dólares al año en sus respectivos negocios de comercio electrónico y venta de software.

Más allá de los términos financieros que están detrás de cada iniciativa, lo cierto es que estamos asistiendo a una nueva forma de consumir y, sobre todo, de crear y producir contenidos. Y los principales beneficiados son los consumidores. ¿Creéis que esta forma de consumir series y contenidos audivosuales se convertirá en la norma en los próximos años?

En BlogginZenith | Binge-viewing, la nueva pauta de consumo de contenidos VoD y Cord-Cutting, ¿también se da en España?

Imagen | Netflix

 

En campaña con Zenith

2 comentarios

  1. Me pregunto si los rumores de que Spotify puede estar preparando su entrada en el mercado del vídeo también pueden agitar esta nueva industria de contenidos propios.

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>