Monetización y redes sociales: ¿se acabarán dando la mano?

Instagram tiene ya 150 millones de usuarios activos cada mes y en 2014 comenzará su monetización, es decir, a partir del próximo año aparecerán los primeros anuncios en la red social de fotografías. Estas son los dos principales datos que aporta un artículo del Wall Street Journal sobre la empresa y sobre la figura de Emily White, la directora de negocio de Instagram.

Pero no es el único caso, ya que tener millones de “clientes” que se pasan horas mensuales dentro de una red social determinada y no ganar el dinero suficiente (el que los inversores creen que debería tener) crea una obsesión por monetizar las visitas cuanto antes y como sea. Es el caso de monetizar las redes sociales. Ahora bien, ¿cómo se está haciendo desde hace unos años? ¿Qué modelos se están imponiendo?

¿Nada es gratis?

Con el paso de los años y gracias a la evolución tecnológica, Internet se ha convertido en una especie de burbuja donde las personas comparten experiencias, fotografías o información de utilidad mientras que empresas con un rendimiento económico, llamemos “en cuarentena”, tratan de subsistir gracias a esa utilidad. Es el caso de Facebook o Twitter, por ejemplo.

En este sentido, la cultura y la creatividad en la sociedad del conocimiento están modificando la organización de la actividad económica y social en los países más desarrollados. Ahora se imponen incluso modelos de negocios, como los del Social Media, donde el propio modelo está en tener cuanto más audiencia mejor, sin tener claro cómo vamos a monetizar esa presencia más allá de la propia publicidad.

Precisamente, así lo apunta Jesús García, socio fundador de Grupo Factoría Interactiva, quien considera que “la explosión de las redes sociales ha provocado que hayan evolucionado sobre la marcha, sin una hoja de ruta y sobre todo, sin un claro modelo de negocio”.

¿Ha empezado Facebook a ganar dinero?

950 millones de consumidores que no consumen nada, que no pagan por nada en un sitio donde todo es presuntamente gratis. Esa puede ser la “fotografía” de Facebook. De algún sitio tiene que salir el negocio, es decir, hay que monetizar esos datos. De la publicidad se dice, pero no es la publicidad. Son los datos de las personas, sus comportamientos, sus movimientos, sus amistades y sus gustos. El aprovechamiento o la venta a terceros del data mining, la minería de datos.

Gracias a esta minería de la que hablamos, el 90% de la publicidad en Facebook conecta adecuadamente con el público objetivo de la marca, según estudios de la misma red social cuando la media de acierto en la publicidad online en general es de apenas el 35%. Del mismo modo, la publicidad insertada en la red social genera un reconocimiento de marca un 31% mayor que la publicidad online en general.

Y si algo ha hecho muy bien la red de Mark Zuckerberg es la gestión de la segmentación de las audiencias, capaces de ofrecer a los anunciantes un acercamiento a los usuarios que realmente puedan estar interesados en sus productos. Sin embargo, las empresas no terminan de invertir en ella. Y lo que es más importante: el modelo de Facebook necesita sí o sí de la confianza del usuario para tener sus datos, que en sí mismo puede acabar con la confianza de los usuarios. ¿Un modelo que nace y acaba en sí mismo?

Como novedad, cabe señalar que Facebook ha comenzado a probar una nueva funcionalidad que permitirá que cada vez que haya un nuevo vídeo en la plataforma, este comience a reproducirse automáticamente. Sin embargo, la funcionalidad puede tener otra lectura, dentro del proceso de monetización del que hablamos: ¿Cuándo mostrará Facebook vídeos publicitarios que se reproduzcan solos?

Twitter comienza a volar

“Twitter quiere vender su nueva publicidad a segmentos concretos y, para eso, tiene que valorarlos no sólo en función de su número de seguidores, sino en función de su influencia y relevancia («retuits», favoritos). Es un paso más en la monetización de Twitter“, afirma Joaquín Moral, director de Grey Spain. Precisamente ahí es cuando cabe afirmar que el modelo de negocio de Twitter comienza a despegar, a través de un modelo de publicidad muy parecido al de Facebook.

“Lo que están haciendo es intentar crear un modelo de publicidad dentro de la plataforma que los anunciantes utilicen y puedan monetizar la gran cantidad de usuarios que tienen cuenta. Los ‘tuits’ patrocionados no lo han conseguido, los ‘trending topics’ patrocinados -que ha alcanzado los 200.000 dólares al día- para empresas han estado funcionando más o menos”, subraya Moral.

Ahora se pretende establecer un servicio que permita insertar publicidad personalizada y en un formato atractivo, a la vez que se pueda adquirir el producto que se anuncie a través de un nuevo botón denominado «Get it now» (Obtener ahora) sin que sea necesario salir de la propia plataforma. Ahora bien, ¿no lo considerará la gente “ruido” en una plataforma que, por lo general, ha sido “limpia” publicitariamente hablando?

La monetización de Instagram acabó por enfadar

Si volvemos la vista atrás, a finales de diciembre, Instagram perdió casi un 25% de sus usuarios diarios una semana después de aplicar y luego retractarse de cambios en las condiciones de servicio que indignaron a sus usuarios, que temían que el servicio de intercambio de fotos usara las imágenes sin compensación.

“Instagram, básicamente, pone tu vida a la venta”, se quejó el experto en redes sociales Chris Taylor, en la web tecnológica Mashable. La propia red social, según se apuntaba, pretendía vender las fotos de los usuarios sin su consentimiento y sin darles ninguna compensación a los usuarios a cambio. Instagram rápidamente se echó atrás y dijo que todo era un malentendido y que la forma de publicidad sería similar a los posts patrocinados de Facebook.

Un aspecto crítico que sigue vigente: la ausencia de un modelo de negocio claro. La aplicación no ha generado ni un céntimo desde que fue lanzada en octubre de 2010 y no parece que vaya a hacerlo hasta bien entrado el 2014. Ahora, todo apunta, la idea es la de introducir anuncios en las pestañas de ‘explorar’ y en las búsquedas, aunque parece que todavía no se han decidido por un formato publicitario concreto. En pocos meses saldremos de dudas y entonces podremos valorar si Instagram es simplemente una app más o si puede convertirse en un negocio rentable a medio plazo.

Otras redes sociales, como Pinterest, Foursquare o Yelp se encuentran en dinámicas similares a las descritas por las otras redes sociales: tratar de monetizar un volumen de visitas lo suficientemente alto como para ganar el dinero suficiente. En cualquier caso, la clave del modelo de negocio de todos ellos se sustenta en la publicidad. Aunque no es la única clave. Tal y como señala Scott McNeally, fundador de Sun Microsystems, “la privacidad se ha acabado. It’s over“. Pero, ¿el negocio está, también, en saber vender esa misma privacidad a las marcas?

Imagen | Digitaltrends.com
En BlogginZenith | Redes sociales y privacidad: ¿somos conscientes de las condiciones de uso?

En campaña con Zenith

11 comentarios

  1. Empresas como Twitter o Facebook, las cuales tienen la ratio euro/uso (de la web) tan tan bajo, deben tener la parte de costes de explotación extremadamente bien controlados y optimizados. Deberán saber perfectamente qué recursos tecnológicos son los más adecuados para poder ofrecer el mejor servicio, especialmente teniendo en cuenta que probablemente el incremento de usuarios sea mayor que los avances tecnológicos que permitan reducir costes.

  2. Muy buen artículo. Empiezo a ver algo de luz en este tema que tenía tan intrigado…¿De qué come esta gente?

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>