Miguel Salvat, director de Canal+: “Se equivocaron estrepitosamente cuando nos advirtieron de que la gente jamás pagaría por ver televisión”

salvat

En las últimas semanas hemos analizado en detalle el sector de la televisión conectada, en cuya serie hemos venido contando cómo los televisores de toda la vida están cambiando para ofrecer otro tipo de experiencias a los usuarios y a las empresas partícipes. T-Commerce y publicidad segmentada son dos de las principales opciones. También hemos hablado del papel que juegan los smartphones y tablets en todo este sector.

Para cerrar la serie, hemos hecho dos entrevistas. En primer lugar, hemos contado con la presencia de Miguel Salvat, director de Canal+. Con él repasamos la historia de la cadena que dirige y cómo ésta cambió el panorama televisivo de la época al introducir el factor “de pago” por primera vez en nuestro país.

Canal+, la televisión de pago sigue en alza

Para hablar de los primeros cambios en la televisión debemos mencionar, como no, a Canal+. Con él, que inició sus emisiones en los 90, asistíamos en España por vez primera a un servicio de televisión de pago. Miguel Salvat, director de la cadena, lo tiene claro: “el nacimiento de Canal+ supuso en ese momento un paso más en la “normalización” de nuestro país, creando un sistema de explotación adicional que ya funcionaba con éxito en otros mercados y del que se beneficiaron clientes, distribuidores, productores y la industria en general”.

Desde entonces hasta ahora el panorama y muchísimas otras cosas, prácticamente todas, han cambiado de forma radical. De hecho Salvat insiste en que “los gurús de entonces se equivocaron estrepitosamente cuando nos advirtieron de que la gente jamás pagaría por ver televisión.  Los gurús de ahora probablemente también se equivocarán, a pesar de contar con muchísima más información. Exactamente la misma información con la que cuentan aquellos que no son gurús”.

Y aquí es precisamente donde está la clave de todo esto según Salvat, pues estamos hablando de dos tipos de cambios globales que están íntimamente ligados y que precipitan en cascada todos los demás. Uno, el de los avances tecnológicos. El otro, la relación entre los usuarios y las marcas que consumen.

Por ello, el director de Canal+ insiste en que “el acceso inmediato y simultáneo en todo el mundo a una cantidad ingente de información y ofertas de todo tipo, y la percepción del usuario de ser dueño de las marcas que usa cuando y como quiere, lo han cambiado todo”. Es más, las empresas se mueven más despacio que sus usuarios, y tienen que hacer ajustes sobre la marcha para no quedarse en fuera de juego.

Sigue teniendo éxito, a pesar de los años, el fútbol y muchos otros deportes, y las historias bien contadas, de ficción o no, y continúa sin haber reglas que garanticen el éxito de estas historias, películas o series. Por ello, Salvat considera que “los creadores, programadores o inversores siguen sin tener ni la más remota idea de qué va a ser un éxito o un fracaso”. Y a ello debemos sumarle que la oferta se ha multiplicado hasta el infinito gracias a la web.

Por este motivo, ahora más que nunca, considera Salvat, “necesitamos criterio con el que seleccionar aquello que nos va a hacer vivir a cada uno de nosotros las mejores experiencias. Y de eso se están encargando los propios usuarios. La gente se fía más del criterio y recomendaciones de sus amigos que de los de las marcas comerciales. Las marcas deberían tener esto muy en cuenta”.

Canal+ y la generación de contenidos propios

Al igual que otros players del mercado, en 2011 Canal+ apostó firmemente por la generación de contenidos propios. La decisión de apostar por una estrategia de creación de productos originales, en este caso de series de ficción, fue arriesgada según Salvat, “en cuanto a lo elevado de los costes de producción, y muy coherente con cómo concebimos nuestro servicio, pero desde luego no es exclusiva de Canal+”.

De hecho, la comparten todas las grandes marcas de televisión de pago en el mundo, sean operadores tradicionales o nuevos, que basan su producto y su imagen en criterios de calidad y diferencia de manera simultánea.

Es más, funciona cuando el producto y su comunicación son adecuados: “las primeras experiencias en este sentido, tanto con “¿Qué fue de Jorge Sanz?” como con “Crematorio”, fueron muy positivas para Canal+, ya que cumplieron los objetivos que nos habíamos marcado”.

Tanto es así que la respuesta del público, de los medios y de la propia industria fue muy buena: “creo que casi todos entendieron y apreciaron el esfuerzo de Canal+ para crear elementos de identidad exclusivos, de calidad y diferentes de lo que hasta entonces se había producido en nuestro país”. Un fenómeno, en todo caso, digno de mención como precursor de lo que hoy entendemos como Televisión Conectada. ¿Cuál es el siguiente paso? Lo analizaremos en la próxima entrevista con Pablo Romero, director de contenidos de YOMVI.

En BlogginZenith | Serie Televisión Conectada

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Pingback: Estudio Zenith: "El panorama televisivo a fondo. Oro (La 1), Plata (A3) y Bronce (T5)" - Bloggin Zenith

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>