MarketPlace, el Wallapop de Facebook, deja claro que la segunda mano triunfa

facebook-laptop

Seguramente todos tenemos en casa libros que ya no usamos, deportivas que ya no nos ponemos, bicicletas que no montamos o muebles que nos estorban o no nos gustan. Seguramente has pensado en regalarlos o intercambiarlos con alguien que los necesita, e incluso venderlos en el amplio mercado de la segunda mano que tan de moda está.

Hay múltiples plataformas que ofrecen la posibilidad de vender estos productos, como eBay, Wallapop o Vibbo. Facebook no quiere quedarse al margen del “te vendo lo que ya no quiero” y cuenta con MarketPlace, un servicio de compraventa de artículos de segunda mano que se ha estrenado recientemente en 17 países de la Unión Europea. Pero ¿qué sentido tiene esta estrategia en la actualidad? ¿No llega tarde? 

MarketPlace es el nuevo Wallapop de Facebook (por si no lo sabías)

Si accedemos a nuestra app de Facebook, podemos ver a uno de sus lados un texto relativamente nuevo. Se trata de MarketPlace, una sección dedicada a la venta de segunda mano. Es posible filtrar los productos tanto por localización, como por categoría o por precio. Bien es cierto que lo más habitual es la compraventa de bienes dentro de una localidad. Pero Facebook ha pensado que también es positivo conectar con cualquier otro vendedor de fuera. Con una salvedad: comprador y vendedor deben estar en el mismo país.

Es cierto que los de Facebook no han inventado la rueda con este MarketPlace, pues no hay diferencias con otras apps y tampoco es de los más sofisticados ─basta con acceder y bucear un poco en él. Sin embargo, la compañía aglutina a 22 millones de usuarios activos solo en España, por lo que la competencia mira de reojo las próximas actualizaciones porque pueden hacer mucho daño.

Además de en nuestro país, Facebook ha lanzado esta aplicación en otras naciones de Europa. Concretamente en Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Suecia, Suiza y Holanda, y está disponible desde noviembre del año pasado en Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda.

¿Cómo funciona?

mejor ROI facebook

Se puede acceder al MarketPlace desde la web y desde la app móvil. En él, los usuarios podrán subir todo aquello que quieran vender, mientras que los compradores podrán encontrar lo que buscan en alguna de las nueve categorías con las que cuenta.

Una vez que se localiza aquello que se quiere comprar ─o se cuelga lo que queremos vender─, la transacción se hace a través de mensajes directos entre las partes ─como en Wallapop. Ahí acaba todo, pues el sistema no permite métodos de pago ni enviar los productos. En estos meses que lleva en funcionamiento, MarketPlace no ha cobrado comisión alguna ni a compradores ni a vendedores.

“Queremos hacer más fácil comprar y vender productos, pero también queremos que la comunidad sea la protagonista”, afirma Deborah Liu, vicepresidenta de MarketPlace en Facebook. Pero ¿entonces cuál es el beneficio de Facebook en todo esto? Hasta el momento, su único objetivo es facilitar el intercambio de bienes usados y aumentar el tiempo que pasan sus usuarios en la red social, una de las métricas más valiosas en su negocio de la publicidad. No hay datos todavía, pues Facebook no ha anunciado aún cuántos usuarios entran en esta app al mes.

Los únicos datos con los que contamos es que en EEUU se pusieron a la venta más de 18 millones de productos. Además, más de 550 millones de usuarios entran cada mes. La conclusión es clara: además de publicidad, existe un gran abanico de posibilidades para aumentar sus vías de ingresos. Es posible que los vendedores tengan que pagar una cantidad para que sus productos sean listados. Todo se verá con el tiempo.

Facebook sabe que el comercio colaborativo es tendencia

El comercio colaborativo está cada vez más extendido. De hecho, en España, dos tercios de los internautas de nuestro país lo han utilizado alguna vez. Es un mercado en auge que Facebook ha percibido como una excelente oportunidad para aprovechar su inmensa red de usuarios activos ─más de 2.000 millones.

Son estos consumidores quienes marcan la pauta. Así lo asevera Enrique Sarasola, uno de los fundadores de BeMate, una firma que alquila viviendas turísticas: “En las economías colaborativas las reglas las marcan los consumidores. Tiene que haber una regulación superior por parte de los gobiernos, pero hoy en día es el cliente el que tiene el poder gracias a su potencial de transmitir su experiencia a través del boca a boca y de las redes sociales. En esta nueva forma de consumo son los mismos clientes los que regulan el mercado y tienen el poder”.

Los usuarios son los protagonistas en todo caso y la incursión de estas propuestas hace tambalear el status quo de sectores tradicionales muy regulados. Como decimos, cada país, e incluso cada región, tienen sus propias normas y legislaciones que pueden chocar estos negocios. Ahí una de sus debilidades. Pero hay una fortaleza importante: nos podemos enfocar hacia un nicho concreto.

“El mercado está preparado para negocios de este tipo. Gracias a la crisis se ha producido un cambio cultural y han nacido ideas que nos instan a comportarnos de manera más responsable con lo que consumimos“, explica Daniel Bezares, uno de los fundadores de Percentil, una tienda online de ropa infantil de segunda mano.

¿Atrapados en un modelo de negocio?

Facebook

Facebook es consciente que tiene una excelente implantación en el mercado que hace que los usuarios queden prácticamente “atrapados” por su modelo de negocio ─como también está tratando de hacer Google. El nuevo movimiento con el MarketPlace responde únicamente a otra aportación más al modelo de negocio original, que se aposenta en un lugar de privilegio desde el que ejerce su poder y dominio. Lo hace a través de su modelo publicitario, eficaz básicamente por todos los datos con los que cuenta de sus usuarios, que se cuentan por miles de millones en todo el mundo.

La evolución de MarketPlace aún tardará en llegar, pero sin duda Facebook sigue dando pasos de gigante para acaparar el máximo trozo del pastel. Y lo seguirá haciendo, bien “copiando” las estrategias de otros, o bien haciendo compras millonarias (como hizo con WhatsApp). ¿Acabaremos atrapados en sus redes, en su modelo de negocio?

En BlogginZenith | Uber, BlaBlaCar, AirBNB entre otros: ¿la economía colaborativa es competencia desleal?

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>