Super Bowl: los anuncios que más gustan no son los más recordados

La Super Bowl es, cada año, la emisión más vista en la televisión americana. De hecho, en la edición que se celebró el pasado fin de semana consiguieron reunir a algo más de 111 millones de espectadores. Con cifras tan escandalosas como éstas, los anunciantes que quieren promocionar sus productos en las pausas publicitarias tienen que desembolsar cantidades exageradas de dinero. Por ejemplo, el coste de un anuncio de 30 segundos asciende hasta 3.1 millones de dólares (frente a los 96.800 dólares que piden durante un día normal).

Conseguir que la gente se quede pegada a la pantalla en los intermedios no es fácil, por lo que las compañías además suelen invertir mucho dinero en hacer los anuncios más espectaculares, con estrellas de alto nivel y con desarrollos llamativos. Aunque a veces, al final, los preferidos por la audiencia son los más sencillos, como el niño disfrazado de Darth Vader que protagonizó el spot de Volkswagen del año pasado.

En ese aspecto, y si se compara con anteriores ediciones, la cosecha de anuncios de este año ha sido bastante floja y tan sólo se han salvado del olvido unos pocos. Quizás tenga algo que ver el hecho de que gran parte de las marcas hayan decidido ofrecer por adelantado los anuncios en sus páginas web con el fin de generar buzz antes de la final, restándoles también impacto y visibilidad.

Por desgracia, Nielsen (la empresa encargada de medir las audiencias en Estados Unidos) no nos proporciona una lista de los anuncios más vistos, pero sí realiza encuestas posteriores al partido para valorar la efectividad de los anuncios. Los divide en dos clasificaciones: los spots que más recuerda la gente y los que más gustan a los espectadores, que no son necesariamente los mismos.

Entre los anuncios más recordados destacan los de marcas de comida y de bebida, que frecuentemente recurren a chistes fáciles y a apariciones de famosos de segunda fila, ideales para un público que sólo quiere que se termine la pausa publicitaria y continuar viendo el partido. En cambio, en la clasificación de los más apreciados entran en escena, entre otros, anuncios de coches que o bien tiran de efectos especiales o de mensajes de esperanza para un país en crisis.

De esta forma, sabemos por ejemplo que el anuncio que más recuerdan los espectadores es el de Doritos, protagonizado por un bebé que intenta alcanzar una bolsa de estos aperitivos. Según las cifras proporcionadas, este spot se recuerda un 77% más que un anuncio medio emitido durante el evento. Curiosamente, este anuncio también encabeza el ranking de los más apreciados por la audiencia.

Pero ésta es una de las pocas coincidencias entre ambas tablas. Un anuncio puede ser recordado por su espectacularidad, por quién lo protagoniza o incluso porque es realmente malo u ofensivo, pero esto no significa que tenga que gustar necesariamente al espectador. En el cuarto puesto de la primera tabla aparece, por ejemplo, el anuncio de Skechers, un popular modelo de zapatillas, que sin embargo no está entre los anuncios preferidos de la audiencia. En total, ha conseguido algo menos de 400.000 visualizaciones en YouTube.

En cambio, el anuncio de Chrysler protagonizado por Clint Eastwood y emitido en el descanso del partido aparece entre los spots que más gustaron pero no entre los que más recuerdan los espectadores. Fue uno de los que más dio que hablar y de los más comentados durante y después del partido, llegando a ser trending topic en Twitter. Desde su emisión, ha sido visionado más de 10 millones de veces en YouTube.

Otro spot de coches, con un estilo muy distinto al anterior, también consiguió colarse entre los más populares. Se trata del futuro post-apocalíptico de Chevrolet, con casi 7 millones de visualizaciones en el portal de vídeos de Google. Espectacularidad con un toque de esperanza, algo que siempre suele convencer a los espectadores.

Analizando el resto de anuncios presentes en la lista de los más recordados pero ausentes de la lista de los más populares, la mayoría de ellos han sido vistos en Youtube, en proporción, un número menor de veces que los más populares: Budweiser con menos de 200.000 reproducciones, Go Daddy con en torno a 180.000, e incluso Pepsi, que a pesar de ser uno de los más esperados y de contar con la presencia de Elton John, no consiguió superar las 5 millones de reproducciones.

En campaña con Zenith
   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>