Los dibujos de los niños guían la estrategia comercial de Playmobil desde hace años

Durante casi 40 años de existencia de Playmobil, su éxito ha sido constante a pesar de basarse en un modelo muy tradicional. La receta del éxito permanece intacta: “los niños nos envían dibujos con los juguetes que echan en falta en nuestro catálogo”. Su secreto, según su consejera delegada, es la creatividad. Una creatividad desarrollada a través de la escucha activa de sus clientes que les permite seguir ofreciendo productos en un tiempo donde el juguete tecnlógico es lo que prima.

La inversión publicitaria actual no es excesiva y la empresa ha superado la estacionalidad que sufre el sector del juguete en nuestro país. ¿Cómo se ha forjado una marca tan importante? ¿Cómo ha sabido mantenerse a lo largo de los años? ¿Cuáles son las claves de su éxito?

Los orígenes de Playmobil

Para conocer los orígenes de Playmobil debemos remontarnos a 1876, cuando Andreas Brandstäter fundó la empresa en Fürth (Baviera) para producir artículos ornamentales y seguros. Pero no sería hasta 1954, cuando cambió su producción hacia el plástico, desarrollando, entre otras cosas algunos juguetes de este material como coches o el famoso hula hoop. La idea de Playmobil surgió de una dificultad. En los años 70, el shock petrolero repercutió en los costos de la industria del plástico y encargaron a uno de sus empleados, carpintero de formación, pensar en un diseño menos costoso para sus productos. Nace así de la mano de Hans Beck los famosos Playmobil.

Pero hasta 1974 no se presentan por primera vez. Lo hizo en el salón de Núremberg con gran éxito. El diseño de los muñecos de Playmobil se hizo observando los dibujos que hacían los niños: cabeza y ojos grandes, sonrisa y sin apenas detalles, como nariz u orejas. En definitiva una figura humana muy simple. Y ahí reside la clave de su éxito, según publica Q-Plan Design: gracias a una filosofía honesta para con sus clientes, a los que han tratado con franqueza y a los que han tenido muy en cuenta a la hora de fabricar un producto a su medida.

Una de las claves: escuchar al cliente

Los niños fueron quienes lo probaron y sirven de feedback a los creativos de la empresa alemana, dirigida con respetuosa pero firme convicción por uno de esos pocos multimillonarios que no se han querido dejar afectar por los designios del mercado, que ha apostado por su gente y por su público sin bagatelas y que ha hecho oídos sordos a los ecos de la descentralización con dignidad, entereza y ética. Quizás los “clicks” gocen de esa aceptación intergeneracional porque, lejos del marco de la mercadotecnia, no han querido influenciar a sus clientes, sino que han depositado la gran mayoría de sus esfuerzos en amoldarse a ellos.

El sector del juguete tiene, desde hace tiempo, un problema que debe afrontar: la estacionalización, ya que es en Navidad cuando se venden más juguetes. Sin embargo Playmobil lleva ventaja, pues tienen productos de todos los precios para que la ocasión de compra pueda ser cualquier momento del año. De este modo crean oportunidades de venta en España, donde la tendencia de compra es diferente al resto de Europa. Y es que en otros países de Europa se venden juguetes durante el año. En cifras, la producción llevada a cabo en España hoy aporta unas ventas de 45 millones de euros. En palabras de Andrea Schauer, consejera delegada de Geobra Brandslittle: la producción actual “nos permite mantener los niveles de producción tras la campaña navideña, que concentra casi la mitad de las ventas de Playmobil”.

¿Cuál es la estrategia de comunicación?

Según afirma Carlos Cases, director de Marketing de Playmobil Ibérica, la política comunicativa se basa, sobre todo, en atender siempre y lo mejor posible a los medios de comunicación. Además envían notas de prensa cada año con las mismas temáticas: resultados económicos o lanzamiento de nuevas líneas de producto. Igualmente, cada año, hacen un evento PR en el que a mediados de noviembre se juntan con otros fabricantes para mostrar sus novedades a la prensa, gracias a la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes.

Respecto a los canales de comunicación que emplean en Playmobil es de bajo presupuesto, muy clásica y sencilla: envían una newsletter con una periodicidad escasa, ya que la información que produce la empresa es constante y va muy vinculada a la estacionalidad del sector. Asimismo cuentan con página web internacional y nacional y con tienda online para venta a particulares. Respecto a las redes sociales la empresa se mostró reticente al principio, pero actualmente tienen páginas corporativas en Facebook por países e idiomas. Consiguen, pues, captar la atención de millones de niños plantando cara a los juguetes electrónicos y videoconsolas. 

Imagen | Esserecomunisti.it
En Bloggin Zenith |  Estudio “El valor de la marca, ¿a qué no renunciarías nunca en tus compras?“

 

En campaña con Zenith

Un comentario

  1. Es sorprendente cómo una estrategia tan sencilla sigue teniendo un éxito tan rotundo. Desde luego, Playmobil está demostrando que lo importante no es tanto innovar sino ser fiel a un estilo propio y único. Y sobre todo ¡¡escuchando al cliente!!

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>