Los 7 programas de verano históricos desde los 90 que nunca olvidaremos (II)

verano

 

Como hemos ido viendo a lo largo de este especial que en BlogginZenith estamos dedicando a la televisión en verano, los contenidos televisivos cambian completamente en esta época del año, adaptándose a un consumo más relajado por parte de los televidentes y, sobre todo, ofreciendo contenidos adecuados a todos los públicos.

A continuación, nos ponemos un tanto nostálgicos para recordar algunos de los mejores programas de televisión que, irremediablemente, identificamos con los meses en los que playa y calor cobran tanto protagonismo. A lo largo de los años, a medida que nuestra experiencia audiovisual crecía y nos íbamos convirtiendo en una audiencia más selectiva y especializada, las cadenas han debido esmerarse para contentar a un público que, a pesar de su relajo estival, reclama que la televisión sea tanto o más entretenida que durante el resto del año.

La televisión de los años 90 vivió en nuestro país un increíble salto hacia adelante que determinó para siempre su manera de actuar. En 1990, aterrizan en la pequeña pantalla dos canales privados: Telecinco y Antena 3. Nada volvería a ser igual. La competencia se tradujo en una multiplicación de la oferta televisiva, con otros factores adyacentes que darían para tratar en varios artículos más.

Y, por supuesto, ese interés por ganar audiencia a toda costa tuvo gran repercusión en la programación veraniega. Si bien esos meses se seguían reservando para series internacionales y espacios que no tenían hueco en el competitivo curso; pronto, las cadenas se dieron cuenta de que podían ganar muchos enteros si ofrecían programación específica de sol, con platós, presentadores y temáticas orientadas a sintonizar con espectadores de vacaciones, que vivían plenamente el verano.

‘Grand Prix del verano’


En 1995 debutó en TVE un programa que a día de hoy se puede calificar como mítico, pues ha traspasado las fronteras de su época y se ha convertido en uno de los más añorados y recordados. En su etapa en la tele pública, estuvo presentado por un profesional muy carismático, de amplia aceptación entre el espectador medio: Ramón García. En épocas posteriores, otras cadenas han tratado de recuperar su éxito, adaptando el formato.

Grand Prix‘ retomó la acertada fórmula que ya vimos en ‘Juegos sin fronteras’, es decir, pruebas físicas y de habilidad en las que siempre se encontraba un factor humorístico; y lo trasladó a una opción mucho menos ambiciosa: en cada programa se enfrentaba a los habitantes de dos poblaciones españolas, de tal forma que iban superando fases para optar al gran premio final. Uno de los ingredientes más exitosos fue saber jugar con la cultura popular más a pie de calle, en la que la participación de padrinos famosos o del mismo alcalde del municipio daban color al programa. Por supuesto, las pruebas más famosas eran las que tenían como protagonista a una vaquilla, y sus imprevisibles topetazos.

‘VIP Mar’


En su nacimiento, Telecinco apostó por un programa que le daría muy buenos réditos: ‘VIP‘. Era un espacio diario, que se emitía cada tarde. Se trataba de un concurso en el que dos participantes competían en un original tablero de tres en raya. Cada uno de los huecos de este tablero contaba con un personaje popular, al que se le hacía una pregunta sobre su vida o su trabajo.

Cuando llegó el verano de ese 1990 en el que Telecinco aún andaba, como quien dice, en pañales, se planteó hacer una versión veraniega del espacio. Se llamó ‘VIP Mar’ y se grabó en Marbella, en una época en la que la ciudad vivía una era pletórica y era un centro neurálgico del turismo de lujo de mayor pegada. Un cambio fundamental para la historia del programa vino de la mano del relevo de presentador que sufrió a raíz de hacer esta versión veraniega: Emilio Aragón entró para sustituir a José Luis Moreno, y se convirtió en una auténtica estrella de la televisión.

‘Arena Mix’


Los programas low cost, es decir, de bajo presupuesto, en los que no hay presentador, plató o invitados, llegaron a nuestra televisión por su evidente ventaja económica, pero también por lo fresco e innovador de la propuesta. Suelen ser espacios de reportajes en los que se viaja hasta el lugar en cuestión, lo que garantiza inmediatez y proximidad, y se entrevista a las personas de la calle que transitan por esos lugares, logrando que el ciudadano, con su espontaneidad, “conduzca” el programa.

En el sinfín de programas low cost que surcan la parrilla con mayor o menor acierto, era prácticamente inevitable que existiese un espacio que nos mostrase la vida durante el verano, y que recorriese playas, piscinas y lugares de ocio para presentar un curioso catálogo de personajes. Antena 3 apostó por este formato en 2009 y, en un año, lo relanzó con una versión internacional. Sus contenidos son carne de reposición en estas épocas del año.

Las noches de tal y tal


Todos sabemos que la televisión nos sorprende a veces con programas insólitos, cuya premisa puede llegar a rozar el surrealismo y, precisamente por ello, lograr unas buenas audiencias. Algo así se podría decir de ‘Las noches de tal y tal’, un programa de Telecinco de 1991 de altísimo impacto mediático, en el que el controvertido Jesús Gil ejercía de presentador, dando paso a actuaciones musicales, momentos de humor o entrevistas, mientras hablaba sobre lo humano y lo divino desde los lugares más insospechados, como bien podría ser una bañera en la que estaba rodeado de señoritas.

‘Paraíso’


A pesar de que no son muchas las series españolas que se estrenan en verano, el ejemplo de ‘Paraíso‘ nos reconcilia con ciertas épocas más dulces de la televisión, en las que se podía concebir un espacio blanco, totalmente dirigido para una época concreta del año. ‘Paraíso’ fue una serie de TVE que se emitió entre 2000 y 2003 y dejó muy buen recuerdo entre sus espectadores.

La serie, protagonizada por Luis Fernando Alvés y Patricia Vico, nos contaba las vivencias de un hotel de lujo en la República Dominicana, un negocio regentado casi íntegramente por españoles. El tono de la producción era de un melodrama salpicado de notas cómicas en el que los conflictos costumbristas hacían que la sangre nunca llegara al río. Lo más destacable de esta producción es que, como decimos, ha sido de las pocas ficciones de nuestro país totalmente concebida para una estación determinada, lo que supone todo un reto y una gran apuesta a nivel de producción.

‘Humor amarillo’


La llegada de las privadas nos trajo, como vemos, espacios inconcebibles para unos espectadores tan inexpertos como nosotros. De ahí puede entenderse la pasión que un espacio tan particular como ‘Humor amarillo‘ llegó a cosechar. El mismo año de su puesta de largo, es decir, 1990, Telecinco apostó para la sobremesa de sus fines de semana en los meses estivales (como vemos, triple reto) por un espacio japonés en el que los participantes trataban de supera una gymkana con todo tipo de pruebas.

Desde luego, las pruebas eran curiosísimas, y los disfraces de quienes circulaban por el show no tenían rival, pero, sin duda, uno de los aspectos que mayor éxito le dio a este espacio fue el doblaje que se hizo en nuestro país, en el que los comentaristas eran auténticos profesionales del humor que creaban tramas y personajes a su antojo. ‘Humor amarillo’ mantiene su mito intacto hasta hoy y todavía se pueden ver sus reposiciones en los canales del grupo Mediaset.

‘Pasapalabra’


Se trata de uno de los concursos más longevos de nuestra televisión, y pocos podrán imaginar que nació como un espacio de verano, siguiendo una táctica muy empleada por las cadenas: se aprovechan los meses estivales para probar con nuevos programas que sustituyen a un peso pesado. Así tienen la oportunidad de demostrar su valía y conseguir el favor de la audiencia. ‘Pasapalabra‘ se estrenó en Antena 3 en el año 2000, como versión del inglés ‘The Alphabet Game’. Hoy por hoy, sigue en antena (ahora en Telecinco) y en muy buena forma.

Imagen | Newair
En BlogginZenith | Los 7 programas de verano históricos de los años 70 y 80 que nunca olvidaremos (I)

 

 

En campaña con Zenith

Un comentario

   

Deja un comentario

Tu correo electrónico no se verá en el comentario publicado.

Política de comentarios

Escribe tu comentario para que la comunidad pueda aprovecharlo. Los comentarios que no sean adecuados o se salgan de la temática del blog serán descartados, así como los promocionales, susceptibles de afectar a derechos de terceros, con insultos o de vulnerar las leyes.

Cuando se detecta una infracción de estas normas se podrá editar el comentario o simplemente eliminarlo, pero si la infracción es continuada, se podrá llegar a un bloqueo de la cuenta.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>